La 'blogosfera ' también ha llegado a los centros de trabajo. Un buen uso de estas páginas participativas puede contribuir a la imagen de tu organización y depende de las empresas ofrecer la oportunidad a los trabajadores de utilizarlas de manera segura.

Internet puede actuar como una importante red social para la plantilla si se gestiona de forma adecuada. Aquí te explicamos cómo sacar el máximo provecho del fenómeno de los blogs.

Puede que los términos ‘medios de comunicación social’ y ‘Web 2.0’ no estén muy a menudo en el vocabulario de RH, pero algunas tendencias como los blogs y el establecimiento de redes sociales a través de Internet se están introduciendo progresivamente en el ámbito laboral. Los blogs, en particular, son un fenómeno creciente. Según el buscador de blogs Technorati, existen más de 57 millones de ellos por todo el mundo.

¿Qué es un blog?

Un blog (abreviatura de web log) es una página web generada por un usuario, donde las aportaciones de contenido se hacen con un estilo de diario y se muestran en orden cronológico inverso.

Los blogs a menudo proporcionan comentarios o noticias sobre un tema en concreto, entre otras funciones como la de diario personal en línea. Un blog típico combina texto, imágenes y enlaces a otros blogs, páginas web y otros medios de comunicación relacionados con el tema que trata. Uno de los aspectos más importantes de los blogs es que los lectores pueden interactuar aportando comentarios. La mayoría de los blogs se elaboran con texto, aunque algunos se centran en las fotografías (photoblog), vídeos (vlog), o audio (podcasting), y forman parte de una red de medios de comunicación social más amplia.

Hacer funcionar los blogs

La nueva generación de trabajadores conoce estos y otros medios de comunicación social y tiene la confianza para usarlos. Depende de las empresas asegurarse de ofrecerles la oportunidad de utilizarlos pero sin abusar de ellos.

Los blogs en el trabajo pueden ayudar a conseguir:

  • Elevada colaboración interna y con los clientes. Algunas organizaciones como el banco de inversiones Dresdner Kleinwort y el bufete de abogados Allen&Overy ya aprovechan los beneficios del blogging. El gigante del software Microsoft ha mejorado significativamente su reputación a través de sus blogs, junto con una mejora de la comunicación con sus clientes.
  • Aumento del rendimiento en el trabajo y evitar la sobrecarga de e-mails. Un beneficio clave de los blogs es que reduce espectacularmente el volumen de correos electrónicos. La casa editorial Ziff Davis afirma haber ahorrado más de un millón de dólares alentando a su plantilla a interactuar más a través de los blogs y no de los correos.
  • Elevada participación de los empleados. Una encuesta de la compañía de relaciones públicas Edelman descubrió que los trabajadores bloggers eran mucho más propensos a presentar su trabajo como algo positivo que como algo malo. Semejante paso de relaciones públicas podría crear una gran ventaja competitiva.
  • Mejora en la selección. La compañía de artículos de consumo Cadbury Schweppes lanzó una página de selección de licenciados con blogs y descargas de MP3 para ofrecer a los universitarios un mejor conocimiento de la compañía. El blog atrajo más de 60.000 visitas cuando se lanzó por primera vez en 2005 y contribuyó a poder recibir casi 4.000 solicitudes de empleo, un 50% más que en 2004.
  • Marketing económico. Los blogs pueden ayudarte a promocionar tu organización con un bajo coste. Por ejemplo, Google tiende a situar los blogs en los primeros puestos de sus resultados de búsqueda, anteponiéndolos a las páginas web estáticas. Así que tener un blog empresarial puede aumentar el reconocimiento de tu marca.

Los peligros de la web

A pesar de los beneficios de los blogs, muchas organizaciones temen que si conceden demasiada libertad a los empleados en su uso, podría generar un impacto negativo.

Algunos de los peligros observados de los blogs son:

  • Videos peligrosos. Los empleados podrían colgar vídeos sobre la empresa en páginas como YouTube. La cadena de supermercados Somerfield, por ejemplo, inició recientemente una investigación después de que aparecieran en Internet algunos videos en los que gente que iba vestida con el uniforme de la compañía hacía acrobacias peligrosas.
  • Trabajadores que participan en blogs (sobre el trabajo) durante su tiempo libre. Algunas empresas han despedido a empleados por el contenido de sus blogs, y las consecuencias de esos despidos han sido más dañinas para la reputación de la compañía que los propios blogs.
  • Trabajadores que dedican demasiado tiempo a los blogs en sus horas de trabajo.
  • Vulneración de los derechos de autor. La facilidad con la que los materiales pueden ser copiados y pegados significa que hay un importante potencial de incumplimiento de la ley del copyright.
  • Difamación. La naturaleza relativamente informal del medio implica que la gente pueda decir cosas de las que luego podrían arrepentirse. La exención de responsabilidad no puede proteger a una compañía de las observaciones desafortunadas de un miembro de la plantilla.

Consejos para una utilización segura de los blogs

Es vital que las empresas creen algún tipo de normativa. Las personas están dispuestas a participar en los blogs en su tiempo libre y, a menos que se controle, esto podría causar daños a tu marca. Una buena política de blogging debe ser lo suficientemente fuerte para proteger a tu organización pero, al mismo tiempo, no desanimar al uso del medio.

Las pautas propuestas a continuación te ayudarán a llevarlo a cabo:

  • Incluso si tu organización no dispone de blog ni tiene el propósito de crear uno, deberías crear una política de utilización de blogs. El riesgo más alto no proviene de los blogs creados en la compañía, sino de los que los trabajadores crean fuera de su horario de trabajo.
  • Crea una normativa pero sé cuidadoso e informa en todo momento. Un estudio reciente sobre blogs corporativos en Microsoft – donde uno de cada diez miembros de la plantilla utiliza blogs – indica que su normativa sobre lo que la plantilla podía o no podía escribir fue la clave para que muchos empleados empezaran a utilizarlos. Es mejor evitar crear una normativa muy detallada que disuada a los empleados de hacer blogging en beneficio de la empresa.
  • Piénsatelo bien antes de tomar cualquier acción legal. Uno de los riesgos de emprender acciones legales contra alguien que ha infringido una política empresarial sobre blogs es que, aunque la actuación esté justificada, el caso podría atraer tanta atención que acabaría dañando aún más a tu marca.

Acceso a la noticia: http://www.personneltoday.com/Articles/2007/04/03/39967/blogging-in-the-workplace-building-a-safe-culture.html

* Moss, Rob. “Blogging in the workplace: Building a safe culture”. Personneltoday.com, 03/04/2007. (Artículo consultado on line: 10/05/2007)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.