El ministro de Administraciones Públicas se ha mostrado dispuesto a que el Estatuto del Empleado Público prevea que los sindicatos opinen sobre la labor que desempeñan los funcionarios pero rechaza que formen parte de los órganos de selección de personal.

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, se mostró dispuesto a que el Estatuto del Empleado Público prevea que los sindicatos opinen sobre la labor que desempeñan los funcionarios, pero rechazó que formen parte de los órganos de selección, contratación y evaluación de personal.

Así lo aseveró Sevilla en un desayuno informativo en alusión a las negociaciones el Ministerio y los sindicatos mantienen sobre el Estatuto del Empleado Público, con el que, entre otras cosas, se pretende que la continuidad de los puestos de trabajo de los funcionarios dependa de lo que se haga en éstos.

A pesar de que el ministro se mostró 'receptivo ' a la negociación con los sindicatos, aseguró que el proceso 'será largo ' y que 'de momento ' no comparte las reclamaciones sindicales de formar parte de los órganos de selección de personal.

A este respecto, el titular de Administraciones Públicas adelantó los resultados de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada, entre enero y marzo de este año, a empleados públicos y que refleja que cerca del noventa por ciento de los funcionarios está de acuerdo en que las retribuciones vayan ligadas al rendimiento y a la calidad del trabajo efectuado.

'Este resultado demuestra que los trabajadores de la Administración Pública son los principales aliados del proceso de modernización que el Ministerio pretende ', aseveró Sevilla.

La encuesta también indica que casi un ochenta por ciento está de acuerdo en la puesta en marcha de un plan de jubilaciones anticipadas y más del cincuenta por ciento considera que la edad media ideal de jubilación estaría alrededor de los 61 años.

En cuanto a la repercusión de las distintas iniciativas desarrolladas por el Ministerio de Administraciones Públicas en los últimos dos años, el sondeo destaca el Plan Concilia, con un conocimiento entre los empleados públicos del 94 por ciento y un apoyo del 85 por ciento, y el Estatuto Básico del Empleado Público, que lo apoyan el 69 por ciento.

Asimismo, los encuestados valoran la simplificación de los procesos y procedimientos administrativos, con una aceptación del noventa por ciento de los funcionarios, seguida del plan de mejora de la formación (88 por ciento) y de las oficinas 060 de atención a los ciudadanos, que según aseguró Sevilla, se pondrá en marcha en las próximas semanas.

Según la encuesta, los funcionarios muestran un elevado grado de satisfacción con su trabajo y no desean pasar a trabajar en el sector privado, pero son conscientes de la escasa valoración social de su trabajo y consideran que no están retribuidos adecuadamente, además de considerar que tienen más titulación de la exigida para sus puestos y piden cambios en la carrera profesional.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.