La expansión de las redes de oficinas ha provocado un fuerte aumento de la demanda de directores de sucursales bancarias, y ya se están produciendo fichajes entre entidades en una categoría de dirección media.

La expansión de las redes de oficinas ha provocado un fuerte aumento de la demanda de directores de sucursales bancarias, y ya se están produciendo fichajes entre entidades. Es una categoría de dirección media que tiene la ventaja de que no requiere el dominio de idiomas, salvo en zonas costeras muy determinadas.

Eva Parellada acaba de ser nombrada directora de una oficina de Caixa Catalunya en el barrio barcelonés de la Guineueta. Tiene 36 años, dice estar muy contenta por su nuevo puesto y con una ilusión reforzada al saber que la profesión de director de sucursal bancaria es ahora una de las más demandadas. La principal razón es que los bancos han cambiado de estrategia y después de años de reducir sus redes, y en consecuencia sus plantillas, se han lanzado de nuevo a abrir nuevas oficinas. Resultado: mejoran las expectativas laborales del sector.

El perfil de director de oficina ha sufrido, sin embargo, un cambio radical respecto a lo que era hace 30 años. Ya no es un profesional tan valorado que en poblaciones pequeñas estaba considerado una de las fuerzas vivas, junto con el alcalde, el médico o el cura. "Antes se llegaba sobre todo por la experiencia, después de años en una oficina y pasando por el puesto de subdirector. Ahora se prima sobre todo la capacidad de gestión de recursos humanos, porque si no se consigue hacer un equipo, la oficina no funciona", explica Parellada. También se valora -explican en Banc Sabadell- que el director sea extrovertido y pueda hacerse con la clientela.

Parellada es licenciada en Económicas y, aunque lleva ya 14 años en Caixa Catalunya -"empecé como comercial"- la suya ha sido una promoción rápida, porque ha pasado del servicio de banca personal al cargo de directora.

¿El sueldo? "No nos podemos quejar en los tiempos que corren", admite. Es algo más de 40.000 euros al año, más un bonus(prima) en función del cumplimiento de los objetivos sobre volumen de negocio y captación de clientes, que puede llegar a 6.000 euros, por repartir entre las 3 o 4 personas de la oficina. Otras cajas pagan más -una media de 65.000 euros- y lo habitual es que las entidades de ahorro retribuyan mejor que los bancos a las categorías medias de dirección. Eso sin contar con otras ventajas sociales, como el plan de pensiones, que hace que profesionales de otros sectores, como los auditores, prefieran trabajar en La Caixa que ejerciendo su especialidad. Las diferencias salariales con el resto de los empleados de una oficina son altas ya que un cajero o un administrativo puede llegar a cobrar unos 19.000 euros, una tercera parte que el director.

A diferencia de los dos grandes bancos, que sólo el año pasado jubilaron anticipadamente a más de 1.500 personas, las cajas de ahorros mantienen desde hace años un proceso de expansión geográfica. Sólo La Caixa viene abriendo una media de 200 oficinas al año. "Últimamente tenemos más dificultades para encontrar directores, porque hay más competencia", reconocen fuentes de La Caixa. La primera caja de España cubre un 90% de sus necesidades de directores con promociones internas y sólo contrata fuera a un 10%.

En el caso del Banc Sabadell, Juan Cruz Alcalde, director general de recursos, afirma que se prevé contratar a un centenar de nuevos directores este año. Unos 60 o 70 serán para ocupar nuevas oficinas, mientras que el resto serán sustituciones. Alcalde reconoce que en la mayoría de los casos se busca hacer promociones internas, pero también hay fichajes de otras entidades. La consultora de banca de Adecco, Elena Mejías, dice que los fichajes se hacen cuando una entidad abre oficina en zonas donde están presentes otros bancos o cajas. En cambio, Mejías señala que en las oficinas que se abren en nuevos núcleos urbanos en las periferias de las grandes ciudades -especialmente en Madrid- los cargos son ocupados por personal de la casa, ya que es una zona virgen comercialmente. Los sindicatos CC.OO. y UGT confirman que están aumentando las ofertas de empleo en la banca y, en particular, para el cargo de director.

Una de las características que destaca Adecco es que es una de las pocas profesiones de dirección empresarial en las que no es necesario dominar idiomas. Juan Cruz Alcalde precisa que sólo se requiere para ciertas zonas de costa con alta presencia de extranjeros.

Subscriu-te gratuïtament als nostres butlletins

Rep notícies i idees en Recursos Humans.
Subscripció

Utilitzem cookies per oferir a les nostres visites una millor experiència de navegació pel nostre web.
Si continues navegant, considerem que acceptes la seva utilització.