Webs y apps

En este apartado encontrarás destacadas otras páginas web o aplicaciones que, por sus características, te recomendamos
BÚSQUEDA:
Total: 14 resultados.
Etiqueta: felicidad
CEOS expertos en personas, empresas más felices

¿Qué es lo más importante para tu empresa? Cuando lanzas esta pregunta a los managers de cualquier compañía, normalmente responden taxativamente que el equipo es la prioridad. En muchos casos, no obstante, es un simple eslògan, un mantra que se ha vendido como lo correcto, lo que debería ser y rápidamente ha sido incorporado en los discursos de muchos altos cargos. 

Miércoles, 10 Julio 2019
El bienestar, el compromiso y el desempeño de los empleados van de la mano

Cuando una empresa crea una estrategia de bienestar, se necesita mucho más que un gran plan de beneficios sociales o un gimnasio corporativo. Varios estudios destacan que los trabajadores que están prosperando en las cinco dimensiones del bienestar -trayectoria, social, financiero, comunitario, salud- pierden menos días de trabajo, tienen mayor satisfacción de los clientes, resuelven problemas con mayor facilidad y se adaptan mejor a los cambios.

Martes, 26 Febrero 2019
The Happyforce Way

Frecuentemente tomamos empresas como Google, Apple, Facebook o Amazon como ejemplo o inspiración. Lo que pasa es que siempre te quedas con la sensación de que son realidades muy alejadas ya que se trata de empresas que cuentan prácticamente con recursos ilimitados y acceso al mejor talento del planeta. En este post explicaré cómo hacemos las cosas en una start-up humilde como Happyforce, de nuestras tripas, manera de funcionar, “cultura” y de nuestro “way of doing things”.

Lunes, 12 Marzo 2018
‘Terrícoles’: entrevista a Francesc Miralles y Álex Rovira

“Con los años vamos perdiendo la alegría”, aseguraba el escritor, economista y consultor Álex Rovira en el programa de entrevistas de Betevé ‘Terrícoles’. Su presentador Lluís Reales lo entrevistó hace unas semanas a él y al también escritor Francesc Miralles. Ambos, grandes amigos, acaban de presentar su nuevo libro ‘Alegría’, que habla sobre un don que forma parte de nuestra esencia y que solo necesitamos redescubrir.

Martes, 13 Febrero 2018
Fichajes y gestión de equipos con alma

Recientemente, tuvo lugar una nueva edición del Espacio Factor Humà donde hablamos de la importancia de los valores humanos para conseguir crear organizaciones transformadoras. Entre los ponentes participantes estuvo Txell Costa, conferenciante, profesora universitaria y consultora de marketing y de negocios. De hecho, la suya fue la primera ponencia del día y marcó el clima de energía de toda la jornada. Su pasión despertó las mentes y las abrió a la cultura de la felicidad.

Sábado, 16 Diciembre 2017
Querer a nuestro oficio

Dicen que la pasión y el compromiso son valores intangibles difíciles de cuantificar en una organización. Ahora bien, son valores que de no estar ahí se nota y, de estar, despiertan en todos nosotros un sentimiento de admiración y de envidia sana, contagiosa e inspiradora. Escuchar a Toni Espinal, Director General de Ampans, recogiendo el 9º Premio Factor Humà Mercè Sala, es un claro ejemplo de ello.

Viernes, 22 Septiembre 2017
El trabajo visto con filosofía

Varios pensadores, filósofos, políticos y otros actores sociales han teorizado sobre el concepto de trabajo pero, desde nuestra realidad actual, ¿cómo se ha transformado? El programa de Televisió de Catalunya “Amb filosofia”, dirigido por Emili Manzano, ha querido responder a las principales cuestiones del trabajo y definir si en un futuro podremos cambiar nuestra percepción del mundo laboral. 

Jueves, 27 Julio 2017
Evaluación por subjetivos

He llegado a ver hojas de Excel que son verdaderas obras de arte. En esas hojas de cálculo se tienen en cuenta objetivos de compañía, objetivos de área, objetivos de equipo, objetivos personales, valoraciones 360, valoraciones cualitativas y cuantitativas, cada variable con sus distintas puntuaciones, pesos y porcentajes. Demasiado complejo, demasiado opaco, demasiado difícil de entender. Tiene que haber otra manera…

Lunes, 17 Julio 2017
Un ‘Blue Monday’ semanal

El 16 de enero fue, según los expertos, el día más triste del año. Tal hito es anecdótico y más si tenemos en cuenta que es una fecha única e inventada, pero ¿y si resulta que cada lunes es igual de triste? Vincular el trabajo con la felicidad resulta un reto mayúsculo para la mayoría de las organizaciones. No obstante, David Tomás, Cofundador y Director General de Cyberclick Group, aseguraba en el último TEDxBarcelonaSalon que es posible trabajar mucho y bien y ser feliz al mismo tiempo.

Martes, 07 Febrero 2017
Vinculación, sentido y olivos enratonados

Hemos dejado de lado la economía de los servicios y nos encontramos sumergidos en la economía de la experiencia, donde la búsqueda de un sentido para lo que hacemos cobra toda la importancia. Para crear un vínculo entre la empresa y los empleados, clientes y demás públicos es necesario dotar de un sentido real a la experiencia, apartar los ‘cómos’ para dar paso a los ‘porqués’. Juan Serrano, Profesor del IESE y colaborador de la Fundació Factor Humà, nos cuenta en una interesante conferencia TED impartida en Liubliana, capital de Eslovenia, por qué en la actualidad las organizaciones no logran fomentar el compromiso con sus públicos.

Jueves, 14 Enero 2016
Por qué la igualdad de género es buena para todos, incluso para los hombres

La igualdad de género es el objetivo de muchas luchas que parece que por ahora solo lideran las mujeres. Pero, ¿y si te decimos que la igualdad permite ser más felices también a los hombres y aumenta además la productividad laboral? Michael Kimmel, sociólogo experto en estudios de género y autor del libro Angry White Men, nos comenta en una divertida e interesante conferencia del TEDWomen 2015 cómo, además de ser lo justo y correcto, la igualdad de género es una batalla en la que todos ganan: mujeres, hombres, hijos e incluso empresas.

 

Martes, 15 Diciembre 2015
La Escuela de la Vida

¿Qué necesitamos para ser felices? ¿Unos zapatos nuevos? ¿Un móvil de última generación? El escritor y creador de The School of Life, Alain de Botton, tiene claro que eso no son necesidades, sino deseos. Según él, necesitamos ayuda para aprender a gestionar nuestras emociones y conseguir cubrir las necesidades reales. El autor de Miserias y esplendores del trabajo nos explica en una conferencia en México que, del mismo modo que las religiones impulsan organizadamente creencias, hay que crear instituciones sólidas que fomenten el bienestar personal, lo único que nos puede llevar a una satisfacción auténtica.

Alain De Botton piensa que el gran problema que tiene la sociedad hoy no es que no tenga buenas ideas, sino que es incapaz de llevarlas a cabo. Estamos demasiado estancados en la imagen del genio solitario que baja de la montaña con una gran idea para cambiar el mundo. Pero, según asegura, el mundo no se puede cambiar tan fácilmente; las ideas por sí solas no cambian nada."Soy ateo, pero no uno convencional, soy un ateo 2.0", declara Botton durante esta conferencia impartida en México el pasado mes de noviembre en el marco del festival Ciudad de las Ideas, un importante evento que reúne anualmente a conferenciantes de todo el mundo en Puebla. El ateísmo 2.0 es un concepto inventado por él mismo y le sirve para explicar su visión del mundo: la religión ha sido la única institución que ha logrado educar a la población. Y es que los mecanismos que utiliza son muy efectivos porque se impulsan desde una gran institución. Para cambiar el mundo hay que crear instituciones, hay que hacer que grandes grupos de gente se junten para sacar adelante proyectos.Las religiones cubren las necesidades más importantes del ser humano: dan un sentido a la vida, alivian el miedo a la muerte y, en definitiva, nos dicen cómo debemos vivir. Sin embargo, la escolarización de gran parte de la sociedad que comenzó a finales del siglo XIX hizo que la religión fuera perdiendo fuerza en favor de la educación y el conocimiento. El problema, no obstante, es que la educación tal y como está planteada en el sistema actual no da respuesta ni consuelo a las necesidades básicas de los hombres y, por tanto, nos encontramos con un problema: pensar que Dios no existe, lejos de consolarnos, nos provoca más sufrimiento.Según De Botton todos necesitamos ayuda en nuestra vida personal. Los dos polos de preocupación más fuertes de la mayoría de personas, indica, son las relaciones amorosas y la satisfacción en el trabajo. La sociedad capitalista no sabe cómo satisfacer estas inquietudes y lo que ha hecho hasta ahora ha sido satisfacer deseos materiales.Su opinión es que las necesidades humanas existenciales deberían tratarse dentro del programa educativo para formar a personas más satisfechas en su vida privada y más capaces de ser felices en su ámbito laboral.

Alain de Botton creó The School of Life ("La Escuela de la Vida") en 2008, un centro destinado a dar apoyo, orientación y comunidad a las personas de modo parecido a cómo lo hacen las religiones. Un centro dirigido a gente de todas las edades y estatus sociales donde se imparten clases sobre temas del ámbito emocional entre los que podemos encontrar cursos como por ejemplo "Cómo estar seguro de ti mismo", "Cómo tener mejores conversaciones" o "¿Cómo compaginar el trabajo con la vida". También ofrece un espacio de terapia para los aspectos vitales más relevantes: la vida, el trabajo, el amor y la creatividad. Además disponen de una tienda con libros y accesorios para ayudar a gestionar las emociones. En nuestro país existe un proyecto similar, La Universit@rt del viure, impulsada por la Fundació Àmbit.

Alain de Botton cree que, como él ha hecho, es necesario impulsar organizaciones que cubran necesidades humanas reales más allá de aquellas que sólo cubren deseos. Según él las primeras resultan mucho más lucrativas. Afirma incluso que cuando la gente haya aprendido a crear este tipo de negocios, se convertirán en los más importantes de mundo, y que dentro de 50 años una de las organizaciones más poderosas y grandes del mundo se dedicará a la psicoterapia.

Uno de sus best-sellers titulado Miserias y esplendores del trabajo termina con una frase que podría resumir el objetivo de su filosofía: "Dejemos que la muerte nos pille mientras hacemos algo por la vida".De todos modos, por el momento The School of Life es todavía un pequeño recinto de paredes azules en el centro de Londres. Habrá que ver si es verdad que su institución es capaz de cambiar el mundo.

 

Acceso en YouTube a la conferencia de Alain de Botton realizada en La Ciudad de las Ideas: https://www.youtube.com/watch?v=U2YcC_H66XY{iarelatednews articleid="11473,11325,10872"}

Viernes, 24 Enero 2014
¿Qué nos hace sentir bien sobre nuestro trabajo?

¿Cómo se motiva a las personas? ¿De qué depende que se sientan implicadas en las tareas que desarrollan o por el contrario no sientan ningún tipo de interés o disfrute en hacerlas? Dan Ariely, Economista del Comportamiento y Catedrático de Psicología y Conductas Económicas de la Duke University, realizó unos interesantes experimentos que demuestran que la motivación es una cuestión que va mucho más allá del dinero. Así lo explica en esta reciente conferencia de TEDxRíodelaPlata.

 

 

Dan Ariely tuvo una revelación cuando se reencontró con un ex alumno de su universidad, Daniel. Este le contó que había vivido un episodio terrible en el banco donde trabajaba. Le habían encargado una presentación para explicar la nueva fusión que estaban a punto de hacer. Él se lo tomó en serio y le dedicó muchas horas y esfuerzo pero, cuando ya la tenía terminada, su jefe le dijo que finalmente se había cancelado la fusión y que por lo tanto su presentación no servía. Daniel se quedó muy deprimido ante la idea de que nadie vería el documento en el que había trabajado durante tantas horas.Esta historia hizo reflexionar Ariely y se decidió a realizar una serie de experimentos para determinar cómo funciona y qué mueve la motivación de las personas.

El primer experimento que realizó consistía en pedir a la gente que construyera una figura de Lego por 3 dólares. Una vez la habían terminado, los organizadores la cogían y la ponían bajo la mesa; entonces les invitaban a construir otra por 30 céntimos menos y la volvían a poner debajo de la mesa, y así sucesivamente hasta que los participantes decían basta.

Luego realizó el mismo experimento pero con una nueva condición, la condición de Sísifo, inspirada en el caso de su ex alumno. En la mitología griega, Sísifo era un rey que fue castigado por los Dioses del Olimpo a subir una piedra muy pesada hasta la cima de una montaña y, justo cuando estaba a punto de llegar, la hacían caer otra vez para que volviera a empezar, creando así un ciclo eterno. Ariely se fijó en el simbolismo de este mito, y quería ver hasta qué punto resultaban desmotivadores los procesos cíclicos. Así pues, en la segunda versión del experimento, los organizadores igualmente ofrecían 3 dólares, 2,70, 2,40, etc., Pero desmontaban el primer Lego que había hecho el participante mientras hacía el segundo, creando así también un círculo sin fin.

En una tercera versión del mismo ejercicio, Ariely cogió a un grupo diferente de personas y les explicó el proceso al que había sido sometido el segundo grupo. Entonces les pidió que adivinaran qué reacciones habían tenido los participantes. La mayoría acertó al decir que pronto la gente se cansaría de construir figuras de Lego que se volvían a desmontar pero, no obstante, pensaron que construirían más de las que realmente terminaron construyendo antes de rendirse. Esto lleva a Ariely a afirmar que la gente es consciente de que trabajar sin sentido es desmotivante, pero por otra parte, no conocen hasta qué punto lo es.

Al mismo tiempo, gracias a la constatación de que por mucho que a la gente le gustaran los Legos, si los desmontaban ante ellos se rendían de inmediato, llegó a otra conclusión interesante: trabajar de manera cíclica elimina cualquier disfrute que pueda sentir el trabajador, por mucho que le guste lo que hace.

Ariely realizó más tarde un segundo experimento: dio a varios participantes hojas con letras mezcladas sin sentido y les pidió que encontraran parejas de letras iguales que aparecieran seguidas.En este caso montó tres versiones del experimento para ver quién se ofrecía a completar la tarea con más hojas: en la primera, se pedía a los participantes que pusieran su nombre en cada papel y cuando terminaban un organizador echaba un vistazo a la hoja, asentía y la colocaba en un montón; en la segunda versión, en cambio, los participantes no ponían su nombre en las hojas y el organizador apilaba los papeles directamente sin ni siquiera mirarlos; y en cuanto a la tercera versión, el organizador tiraba las hojas a una trituradora directamente y delante del participante.Los resultados fueron muy reveladores: el primer grupo, el que obtenía una breve atención al trabajo realizado, repitió el ejercicio muchas más veces que los otros dos grupos. Pero la diferencia entre el segundo grupo, que simplemente era ignorado, y el tercero, al cual destruían el trabajo, era prácticamente inexistente.Según Ariely, esto supone buenas y malas noticias al mismo tiempo. Por un lado, demuestra que motivar a los trabajadores no es una tarea muy difícil, ya que el primer grupo resultó muy productivo con un simple gesto de reconocimiento del organizador. Por otro lado, se hace patente que, en cambio, es muy fácil destruir la motivación; sólo hay que ignorar el trabajo realizado.Ariely se dio cuenta también de que la gente se siente más vinculada con su trabajo cuando éste ha supuesto un reto que ha requerido un esfuerzo. Él habla del efecto IKEA, en el aunque por lo general no nos gusta construir muebles de IKEA porque es un proceso pesado, una vez lo tenemos montado nos sentimos satisfechos e incluso apreciamos más el mueble resultante. La razón es que nos sentimos vinculados emocionalmente con nuestras propias creaciones.Así pues, entre bromas, Ariely termina su conferencia con una idea clara: en la actual economía del conocimiento el sentido del trabajo es más importante que la eficiencia. Así que, cuando pensamos en el trabajo, generalmente creemos que la motivación solo es la paga, pero probablemente ahora deberíamos añadirle otra clase de cosas: sentido, creación, retos, pertenencia, identidad, orgullo, etc. Y concluye que si integrásemos todos estos aspectos al entorno laboral, la gente sería más productiva y más feliz.

 

Acceso a la conferencia de Dan Ariely en la página web de TED: http://www.ted.com/talks/lang/es/dan_ariely_what_makes_us_feel_good_about_our_work.html

{iarelatednews articleid="10189,10275,10437,10810"}

Martes, 11 Junio 2013
Emilio Duró, 'coach' del optimismo, visita a Buenafuente

Necesitamos más optimismo en el mundo de la empresa y en la vida cotidiana. Esto es lo que le dijo el coach empresarial Emilio Duró a Andreu Buenafuente en una entrevista cargada de reflexiones y buen humor.Emilio Duró, el coach empresarial que está triunfando en la Red, acudió al programa de Buenafuente el pasado 23 de marzo para hablar del optimismo tanto en las organizaciones como en la vida cotidiana. Bajo la etiqueta de “optimista bien informado” lo recibió Andreu Buenafuente por segunda vez en su programa, en una entrevista donde se trataron muchos temas, pero todos con el mismo hilo conductor: la necesidad de guiarnos más por el corazón que por la razón y ser positivos cada día.

Según Emilio Duró, la sociedad española tiende a dramatizarlo todo, cuando ahora vivimos “en el mejor mundo posible, mejor que hace 10 años.” Los humanos, explica, no estamos preparados para ser felices, sino para sobrevivir. Y justamente para sobrevivir es más útil acordarse de lo malo que de lo bueno. Pero ahora las cosas han cambiado y vivimos muchos más años que antes. Por ello necesitamos más pasión y ganas de vivir. Emilio Duró aconseja estar ocupado pero nunca preocupado y repetirse cada mañana ante el espejo: ‘Hoy va a ser un gran día’.En todo esto nos influye también la cultura americana. Como dice Duró: “En España nunca nos hemos comido tanto el coco y hemos necesitado menos Prozac. Y hemos jugado más a la butifarra y al mus, que nos ha ayudado más.”El coach explica que las empresas se han dado cuenta de que tienen que cambiar la actitud de la gente y están empezando a invertir menos en conocimientos y más en actitudes. Ahora, en algunas organizaciones se está empezando a fichar a las personas por su coeficiente de optimismo y su capacidad de resiliencia más que por sus conocimientos.Las palabras de Emilio Duró pueden convencer o no, pero lo que es seguro es que hacen reflexionar. Y si a ello le sumamos los toques de humor de Andreu Buenafuente, el resultado es un vídeo de lo más recomendable.

También puedes ver el vídeo de la entrevista en este enlace: http://www.lasexta.com/sextatv/buenafuente/entrevista_completa/222251/191

{iarelatednews articleid="87,8649,8818,8897,8914,9096"}

Jueves, 31 Marzo 2011

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.