BÚSQUEDA:
Total: 43 resultados.
Etiqueta: crisis
La crisis del liderazgo y un nuevo camino hacia el futuro

“Necesitamos líderes valientes y humildes, guiados por una brújula moral y que tengan un propósito social y unos principios”, reflexiona la ex candidata presidencial islandesa y CEO de “The B Team” Halla Tómasdóttir. Lo explica en una entrevista dentro de un reciente evento TED. Tómasdóttir plantea cómo deberían ser los líderes modernos y recuerda que muchos de ellos necesitan cambiar su forma de actuar a riesgo de convertirse en irrelevantes.

Martes, 25 Junio 2019
La gestión del cambio, ¿instrumento o finalidad?

Impulsar un proceso de cambio organizacional es siempre una tarea compleja. Se trata de un ámbito directivo que requiere decisiones estratégicas y técnicas, pero que puede estar lleno de trampas que pueden colapsar las finalidades y los objetivos que se persigan.

Miércoles, 26 Octubre 2016
Gestionar el compromiso hoy: aprendizajes tras la crisis

La crisis ha ahondado en las diferencias de estilo y valores con respecto a la gestión y el enfoque de las relaciones laborales. En nuestras encuestas de clima laboral hemos podido objetivar los muy diferentes niveles de compromiso y, en la práctica, hemos podido ver sus consecuencias: ha habido empresas capaces de lograr acuerdos, en un clima de común interés, mientras que en otras se ha impuesto el conflicto o la defensa férrea de los derechos adquiridos en un clima de crispación: ¿qué ha marcado la diferencia?

 

La salida de la crisis va en serio, aunque sus secuelas nos acompañarán bastantes años. Más de un millón de personas entrarán en el mercado de trabajo en no demasiado tiempo -aunque no en las condiciones de antaño- pero la mala noticia es que tendremos que convivir con un desempleo estructural de más de cuatro millones de personas que la economía española no va a poder absorber. Es un problema que debemos asumir como sociedad, en tanto que a todos los agentes económicos, públicos y privados, lo que nos corresponde es contribuir a crear una economía suficientemente competitiva para generar empleo, riqueza, impuestos y políticas sociales, en este orden.Demasiados temas a abordar para un blog, por lo que me centraré en una cuestión que considero esencial si queremos conseguir que nuestras empresas sean realmente competitivas y nuestros entes públicos eficientes. Me refiero a cómo conseguir comprometer a trabajadores, profesionales y mandos con los retos de sus organizaciones, tras unos años durísimos donde se han tenido que tomar medidas de fuerte impacto en las personas, y que no siempre se han gestionado con el acierto y la sensibilidad suficientes. Ya tenemos perspectiva de todos estos años y podemos empezar a sacar conclusiones y aprendizajes.En primer lugar, decir que la crisis ha ahondado en las diferencias de estilo y valores con respecto a cómo gestionar las personas y enfocar las relaciones laborales. En nuestras encuestas de clima laboral hemos podido objetivar estas diferencias, midiendo el grado de compromiso de los equipos con sus organizaciones. Ha habido empresas que han sido capaces de lograr acuerdos, tomar medidas de flexibilidad o lograr reducciones de salarios en un clima de común interés mientras que en otras, sin embargo, se ha impuesto el conflicto o la defensa férrea de los derechos adquiridos en un clima de crispación y que, en numerosas ocasiones, ha llevado a duros expedientes de regulación, despidos o cierres. En las primeras, hasta un 80% de sus empleados se sentían ciertamente comprometidos con los problemas y retos de su organización, mientras que en las segundas, apenas llegaban a un 40% (el promedio del mercado es de un 63% de empleados con un compromiso bastante razonable con su empresa). Y la pregunta que surge es ¿qué ha marcado la diferencia?Analizando unas y otras, vemos que la diferencia no la ha marcado ni el sector ni el tamaño. La diferencia ha estribado, esencialmente, en cómo el equipo directivo ha abordado la gestión de personas para salir de la crisis, y esto se concreta en siete cuestiones clave:

Cuando la gente mira para arriba ¿qué ve? Y lo que marca la diferencia es cuando ve un equipo directivo capaz, cohesionado, coherente y creíble. De lo contrario, por desgracia, hemos visto numerosos ejemplos estos años. Que marca un rumbo claro: estrategia y prioridades claras y coherentes. Que explica la situación con transparencia, baja al terreno y da la cara. Que toma decisiones, las comunica y las ejecuta. Que crea espacios de participación significativos con los mandos intermedios, que se sienten parte de la solución y no parte del problema, protagonistas de la situación, en lugar de sufridores pasivos de algo que les viene dado desde arriba. Que entabla un diálogo franco y abierto con los sindicatos, lo cual requiere de dos condiciones: tener la conciencia tranquila y la autoestima en su sitio. Y si han tenido que tomar decisiones duras, especialmente despidos: profesionalidad en los criterios y exquisitez en las formas.

Estamos saliendo de la crisis, de eso no hay duda, y este nuevo ciclo va a suponer importantísimos retos en la gestión de personas. Quiero referirme a dos de ellos que son consecuencia directa de todo lo anterior:

La guerra por el talento ha vuelto. La gente “retenida” por la crisis se va a empezar a ir, vincular a los profesionales clave va a ser una prioridad, y nada fácil por cierto una vez hecho el click. Los motivos de fuga detectados en nuestras encuestas de clima son elocuentes: “irme a una empresa que trate mejor a sus empleados” y “cambiar de jefes”. Recomponer la brecha de confianza que la crisis ha dejado entre muchas empresas y sus equipos, pues se ha apelado demasiado al miedo. Pasar de la amenaza a la ilusión no es fácil, el compromiso hay que merecérselo.

En consecuencia, decir finalmente que la situación actual, en mi opinión, nos invita a ser optimistas, hay una gran oportunidad para el crecimiento y la competitividad, y la forma en que seamos capaces de reenganchar el compromiso de los equipos con sus empresas va a marcar la diferencia.

Una sugerencia y un aviso para navegantes: esto no va de dinero, va de confianza y credibilidad.

{iarelatednews articleid="11593,11572,11724"}

 

Martes, 12 Mayo 2015
La sorprendente crisis laboral de 2030... y cómo empezar a resolverla ya

La digitalización y la automatización han proporcionado más y mejores recursos y han permitido la creación de nuevos tipos de empleo. Pero al mismo tiempo existe el temor de que las máquinas acaben sustituyendo a los humanos en el mercado laboral. Rainer Strack, experto alemán de The Boston Consulting Group, afirma en una enriquecedora conferencia del reciente TED@BCG Berlin que sucederá todo lo contrario, pues en 15 años existirán más puestos de trabajo que personas que los puedan ocupar.El TED@BCG, un evento producido por el TED Institute con la colaboración de The Boston Consulting Group, multinacional de la consultoría estratégica, reunió a líderes del ámbito empresarial que han vivido en primera persona el cambio y la transformación que ha sufrido la sociedad en los últimos tiempos. El último evento de la serie TED@BCG fue el que tuvo lugar el pasado octubre en Berlín, en el que Rainer Strack, experto en Recursos Humanos de BCG, invitó a la reflexión con un interesante discurso.

Strack empieza mostrando un gráfico que refleja la tasa de natalidad en Alemania y el progresivo el envejecimiento de la población. Este no es más que un pretexto para hablarnos de un problema que le preocupa: en 2030 la población en edad de trabajar será mucho menor que ahora, es decir, la fuerza laboral disminuirá y lo hará de forma significativa.El ponente calcula que si Alemania quiere mantener su PIB actual y que su productividad siga creciendo harán falta 8 millones de personas, más del 20 % de la fuerza laboral actual alemana. Para no estancarse, dicho país deberá aumentar significativamente la migración, atraer a muchas más mujeres al mercado laboral y aumentar la edad de jubilación. ¿Cómo lograrlo?Strack hace mención a los robots, a la automatización y a la tecnología, y formula la siguiente pregunta: ¿Cambiará la tecnología la situación y aumentará la productividad? Hasta el momento parece que vamos en esa dirección. La implementación de nuevas tecnologías ha facilitado la ejecución de diferentes tipos de trabajos, antes costosos y que suponían una mayor pérdida de tiempo. La industrialización y la automatización de algunos sistemas de producción supusieron un importante avance en el mercado laboral, dando lugar a nuevos puestos de trabajo asociados a dichas transformaciones. Pero fijándonos en las cifras, podemos ver que las industrias que tradicionalmente generaban más empleo están en declive, sobre todo en la Europa del Sur.  Nos encontramos pues ante un dilema: ¿nos llevará la tecnología del presente de vuelta a la creación de más empleo?¿Dónde reside el problema? Pues, aunque parezca contradictorio, en la propia revolución digital. Como apunta el ponente, los robots, el Big Data o la automatización reemplazarán muchos puestos de trabajo, de hecho en algunas profesiones como el periodismo ya lo están empezando a hacer. Pero para Strack, la clave es otra: ¿cuándo, con qué rapidez y en qué medida? Es decir, ¿será capaz la revolución digital de crear empleo a un ritmo que compense su destrucción?Alrededor de esta cuestión gira el Documento de Prioridades de Investigación, una carta abierta firmada por más de 400 personalidades del mundo de la ciencia y la innovación. En el texto se plantean cuestiones como el establecimiento de una renta básica universal como contrapartida a la incorporación de máquinas en puestos de trabajo actualmente ocupados por humanos. “Para poder frenar la destrucción de empleo que traerán los robots tenemos que centrarnos en todo lo contrario: en las personas, o mejor dicho, en los talentos. Tenemos algo de lo que las máquinas no disponen: inquietudes, aspiraciones y mucho talento. No debemos olvidar que los robots son fruto de nuestras ideas y que si existen es para ponerse a nuestro servicio y facilitar el desarrollo de nuestro potencial.Para poder retener a las personas hay que indagar en sus preferencias laborales y actuar sobre ellas. La principal resulta ser la búsqueda de reconocimiento, según una encuesta realizada entre más de 200 000 solicitantes de empleo de 189 países. Como apunta Strack, estamos ante un enorme desafío de perfeccionamiento profesional, en el que empresas y los gobiernos deberán crear estrategias para atraer a los mejores y saber darles lo que pidan.

“Los empleados son recursos, son activos; no costes, ni nóminas, ni máquinas. Ni siquiera los alemanes.”

 

Acceso a la conferencia de Rainer Strack de TED@BCG Berlin: https://www.ted.com/talks/rainer_strack_the_surprising_workforce_crisis_of_2030_and_how_to_start_solving_it_now?language=es

{cbrelatedarticle ids="11636,12651"}

Martes, 24 Febrero 2015
eQuàliment, la solidaridad inteligente: ¡tecnología al servicio de las personas!

A causa de la crisis, la distribución de alimentos a familias en situación de necesidad ha vivido un crecimiento espectacular en los últimos cuatro años. En este contexto nació eQuàliment, para dar respuesta a dicho incremento y como solución para abordar la necesidad urgente de contar con mejores herramientas de gestión en la captación y distribución de alimentos solidarios y de coordinación entre los diferentes actores de un territorio.

(Vídeo en catalán)

La necesidad de alimentos sigue creciendo, a pesar de las cifras macroeconómicas actuales.La distribución de alimentos a familias en situación de necesidad ha vivido un crecimiento espectacular -próximo al 60% - en los últimos cuatro años, con motivo de la grave crisis actual y parece que las "buenas" noticias macroeconómicas no acabarán a corto plazo con esta situación.En este contexto nació eQuàliment, para dar respuesta a este incremento espectacular de la demanda y como solución para abordar la necesidad urgente de contar con mejores herramientas de gestión en la captación y distribución de alimentos solidarios y de coordinación entre los diferentes actores de un territorio.Actualidad de la distribución de alimentos solidariosEn la actualidad el sistema eQuàliment ya se aplica en más de 30 municipios de Catalunya, como Barcelona, ​​Terrassa, El Prat, Cornellà, Vic, Manlleu, Sant Adrià, Sant Boi, Santa Coloma, Girona, Figueres, Sabadell, Vilafranca del Penedès, Reus o Tortosa, entre muchos otros. En estos momentos está implantado en ayuntamientos que representan aproximadamente el 30% de la población de Catalunya. Se pueden consultar las referencias completas en la web: www.equaliment.org

En Catalunya, como en España, la entrega de alimentos a los beneficiarios la realizan numerosas entidades locales de voluntariado, de diferentes dimensiones y capacidades, que reciben las partidas más importantes de alimentos de las fundaciones de Bancos de Alimentos y de Cruz Roja que, en calidad de "mayoristas", distribuyen los alimentos provenientes de los presupuestos de los excedentes alimentarios de la Unión Europea y los que obtienen de empresas y particulares a través de donaciones y colectas. Sólo en la provincia de Barcelona hay más de 600 entidades que reparten alimentos a beneficiarios finales.En estos últimos años, numerosas entidades y servicios sociales municipales han ido tomando conciencia de la necesidad de coordinar esa actividad y ya están en marcha con la ayuda de eQuàliment en numerosos municipios proyectos que racionalizan la distribución de alimentos en los que se involucran colaborativamente el conjunto de actores implicados.Qué aporta eQuàlimenteQuàliment es un sistema para gestionar la distribución de alimentos solidarios, con tres objetivos:

- Ser más eficiente, facilitando el trabajo de los voluntarios y la previsión de necesidades - Ser más equitativo, para que llegue a todo el mundo que lo necesite según sus necesidades, y - Ser más transparente, con información clara y a tiempo para todos los actores involucrados –entidades, voluntarios, administración, empresas, mayoristas y la sociedad en general.

Incluye:

- una aplicación informática diseñada específicamente, y - un acompañamiento en la implantación y seguimiento de los proyectos.

La aplicación informática permite gestionar el ciclo completo del proceso, desde la prescripción por parte de los técnicos de servicios sociales hasta la entrega equitativa de alimentos a los beneficiarios. De este modo se integra en una única plataforma el sistema de citas y de entregas a las familias, la gestión logística del almacén y la explotación de datos para hacer una previsión concreta de las necesidades de alimentos.

eQ_Solidaridad Inteligente, el nuevo programa de voluntariado corporativo

eQuàliment también es inclusivo con las empresas a través del nuevo programa de voluntariado corporativo "eQ_Solidaritat inteligente". Un ejemplo es la empresa LUCTA, SA, gracias a la cual cuatro municipios del Vallès Oriental han implantado eQuàliment para hacer más eficiente, equitativa y transparente la distribución de alimentos.El programa de voluntariado corporativo permite a las empresas y a los voluntarios acabar con la recogida de alimentos "a ciegas" y expresar su solidaridad a partir de los datos reales que aporta eQuàliment, disponiendo de información sobre el impacto real de su cooperación en un territorio concreto.

Premios y reconocimientos

eQuàliment recibió en mayo de 2014 el premio Barcelona Digital en la categoría de impacto social y ha aparecido en diferentes medios de comunicación como por ejemplo el programa de TV3 “Valor Afegit” (vídeo incrustado al inicio). Este reportaje y toda la información sobre eQuàliment se puede consultar en la web: www.equaliment.org. También se puede seguir la cuenta de Twitter: @eQualiment

Lunes, 23 Febrero 2015
Campofrío, un futuro colectivo

Según un reportaje reciente de Informe Semanal en TVE la incertidumbre invade a los empleados de Campofrío, que han visto arder el lugar donde trabajaban en el incendio que ha destruido la planta de la compañía en Burgos. Los burgaleses, que han visto nacer la empresa y forma parte ya de sus vidas, no pueden evitar sentirse abatidos por el incidente. Sin embargo su Presidente, Pedro Ballvé, propone ya algunas soluciones al desastre y prevé un futuro optimista.

Campofrío, un futuro colectivo

Han pasado pocas semanas desde que un devastador incendio pusiera fin a la actividad de La Bureba, la planta principal de la empresa de elaborados cárnicos Campofrío en Burgos. El incendio, que duró 11 días, se considera el fuego industrial más importante en España.

La historia de Campofrío va estrechamente ligada a la historia de Burgos, convirtiéndose en uno de los símbolos de identidad de la ciudad. Hace 63 años que la compañía estableció su primera planta en el barrio de Capiscol que ha vivido de cerca su expansión y crecimiento. La Bureba era una herencia generacional, testigo del trabajo durante décadas de varias generaciones de burgaleses.

La destrucción de la fábrica ha supuesto, además de un coste económico, un coste humano y simbólico para los habitantes de Capiscol, pues la mayoría pertenece a la plantilla de 900 personas que se han quedado sin empleo tras el incendio. En cuestión de segundos las ilusiones y planes de futuro se convirtieron en cenizas. La incertidumbre abraza a las cientos de familias burgalesas que ignoran aún cuándo y cómo podrán recobrar su trabajo. Sin embargo, la esperanza es el motor que mantiene en pie a los trabajadores y al propio Presidente de Campofrío, Pedro Ballvé, que no ha dejado de mantenerse optimista ha hecho referencia al compromiso histórico que tiene la compañía con Burgos y que se proyecta hacia el futuro.Ballvé se compromete a reconstruir en la ciudad la que será "la fábrica más moderna del mundo desde el punto de vista tecnológico" y se prevé que esté lista en 2016. Con los últimos rescoldos todavía humeantes, el Grupo ya está trabajando en la redacción del nuevo proyecto, que ha nacido forzadamente como plan B ante este hecho inesperado. La misma tarde del incendio, Campofrío transmitió un mensaje de tranquilidad a los empleados y proveedores, mostrando así su preocupación desde el primer momento por estos colectivos. La empresa pretende asegurar respuestas claras y concretas a la par de compromisos para volver a ilusionar a los burgaleses en desempleo. La constante comunicación con sus públicos directos e indirectos y las soluciones inmediatas planteadas por la compañía, denotan la sólida estrategia que ha diseñado ante esta situación de crisis, que lejos de hundirla, la han sacado a flote.La fábrica tenía contratadas pólizas con aseguradoras de prestigio pero Ballvé anota que el objetivo es no depender de las compensaciones de los seguros ni de las ayudas públicas prometidas. Informa además que se pasará a recolocar “con celeridad”  la producción, bien sea en algunas de las ocho plantas restantes del Grupo en España o en las fábricas de Europa. Además de la construcción de la nueva planta y la recolocación de la producción, otra de las soluciones propuestas y que ya se ha comenzado a ejecutar, es la recolocación también de la plantilla. La reubicación ya se ha iniciado en la empresa Carnes Selectas y en el almacén de productos terminados de la compañía, a las que se ha destinado al personal administrativo, logístico y de Recursos Humanos, un total de 120 trabajadores. La Dirección se compromete a recolocar a otros 135 empleados más en otros centros, elevando así el porcentaje de reubicaciones a casi el 30% y a más de 250 trabajadores en menos de dos semanas.  Campofrío se convierte así en un buen ejemplo de empresa que se preocupa por sus trabajadores en cualquier situación. Recientemente hemos conocido otros ejemplos como el de Fagor que, viéndose abocada al cierre, se ha comprometido a salvar buena parte de los puestos de trabajo a través de la recolocación de sus empleados entre las otras cooperativas del Grupo Mondragón.

Aún así el número de trabajadores que sigue a la espera de poder recuperar su empleo es elevado. Es por ello que la Junta de Castilla y León se ha puesto en contacto con las entidades financieras a través de las cuales Campofrío pagaba las nóminas, para lograr un acuerdo marco “para salvaguarda” a los empleados en caso de impagos en los préstamos hipotecarios.

Campofrío en todo momento ha velado por el interés de su plantilla y su previsión de futuro es optimista, sólo queda esperar si las ayudas se mantienen constantes y el impacto de la crisis sobre el capital humano es mínimo. Lo que sí se asegura desde la compañía es que se harán más fuertes tras el desastre, porque de todo se aprende.

 

También puedes ver el reportaje de Informe Semanal en este enlace de la web de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-campofrio-futuro-colectivo/2870815

Martes, 16 Diciembre 2014
La carrera contra las máquinas

La Fundació Factor Humà ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre cómo la tecnología está cambiando la valoración de las cualidades de los trabajadores en la empresa. Para ello ha contado con la colaboración de los expertos Jordi Serrano y Santi Garcia -ambos autores del libro El ocaso del empleo-. que el próximo 14 de octubre imparten el Seminario Factor Humà: "El futuro del trabajo: nuevos retos para recursos humanos”.

Domingo, 05 Octubre 2014
Xavier Sala i Martín: "No sé muy bien qué es eso del neoliberalismo"

En el contexto de una sociedad que empieza a salir de la crisis económica, el debate sobre la responsabilidad que ha tenido la Economía como disciplina académica se escucha cada vez más. La mala gestión de los últimos años ha provocado un replanteamiento de los enfoques que debería usar la Economía desde la Universidad para poner énfasis en su dimensión social. Uno de los principales exponentes actuales de esa mirada distinta es Thomas Piketty, gracias a su libro El Capital en el Siglo XXI. En una entrevista de Mònica Terribas en El Matí de Catalunya Ràdio, el economista Xavier Sala i Martin opina sobre el tema.

42 asociaciones de alumnos de facultades de Economía de 19 países han hecho público recientemente un manifiesto impactante. En él se explica que los planes de estudios de esta carrera universitaria sufren de un sesgo ideológico en favor del neoliberalismo. Reclaman currículos académicos más plurales que recojan ideologías diversas y críticas y con un enfoque más orientado a la esfera social de la economía. El alumnado considera que para afrontar los retos de futuro, y con el precedente de la recesión económica, dichos cambios son totalmente necesarios. Ésta, sin embargo, no es la opinión del economista y profesor universitario Xavier Sala y Martín, que en una entrevista reciente en Catalunya Ràdio expresó su desacuerdo con la iniciativa. Considera que no existe sesgo ideológico en el mundo académico y justifica la menor presencia de las teorías críticas con el hecho de que muy pocos investigadores trabajan sobre las mismas.Uno de esos investigadores, según Sala i Martín minoritarios, está en el foco de los medios de comunicación. Se trata de Thomas Piketty, autor de un libro que ha provocado un gran debate: El Capital en el Siglo XXI. Piketty realiza una recopilación de datos desde 1700 hasta 2012 para ver el crecimiento del rendimiento del capital. Las conclusiones del estudio muestran que dicho crecimiento ha sido de entre un 4 y un 5%, mientras que en cambio el crecimiento de la producción durante el mismo periodo sólo ha sido del 1, 6%. De ahí extrae su famoso postulado: R es mayor que G (donde R significa "Rate of Return", tasa de rendimiento, y G es "Economic Growth", crecimiento económico), es decir, que el crecimiento del rendimiento del capital es mayor que el crecimiento económico. Y a partir de esa conclusión induce que los capitalistas son cada vez más ricos y que se crea una desigualdad creciente. Muchos expertos, sin embargo, discuten su teoría: pocos días después de esta entrevista con Sala i Martín un controvertido artículo publicado en Financial Times señalaba algunos errores en la recopilación de datos y denunciaba un sesgo en su utilización.Sin embargo, Sala i Martín durante la entrevista pone énfasis en lo que considera "un error lógico en la interpretación de los datos" por parte de Pilketty: "Puede que la gente ahorre cuando es joven, que esos ahorros generen un rendimiento enorme y que cuando sean mayores se lo coman y dejen 0 en herencia. En ese caso, sería cierto que "R>G" pero no implicaría necesariamente que la herencia se pasara de padres a hijos". Otro error que comete Piketty, según Sala i Martín, es que a pesar de que la muestra de su estudio va desde 1700 hasta 2012, él mismo afirma que los datos de gran parte del siglo XX no son representativos debido al descalabro que generaron las dos guerras mundiales. Así pues, con respecto al siglo XX, comienza a tener en cuenta realmente los datos a partir de los años 70. Esto, opina Sala i Martín, es un problema para el estudio, porque cuando el libro habla de capital, se refiere al capital productivo y no incluye muchas cosas que son diferentes a dicho capital pero que se convirtieron en la riqueza de mucha gente a partir de la década de los 70, como el coche, la nevera, el televisor... Sala i Martín afirma que: "A pesar de que muchos ciudadanos no tienen propiedades, la mayoría tienen mucho dinero puestos en esas cosas". De ese modo la diferencia entre el capital productivo y el rendimiento del trabajo es la misma que en 1700, porque cuando miras cuál es la parte del capital que ha aumentado (y que sería la desigualdad a la que se refiere Piketty), te das cuenta de que se trata del precio de la vivienda. Ello significaría que los que tienen casas grandes son cada vez más ricos, pero no necesariamente que los capitalistas ricos exploten a los trabajadores y se pasen la riqueza de padres a hijos. Sala i Martín lo tiene claro: "La interpretación que Piketty hace no es la de que los datos parecen mostrar".La reivindicación de los estudiantes de Economía de varias universidades del mundo, así como las teorías económicas críticas con el neoliberalismo ponen de manifiesto una polarización ideológica cada vez más acentuada. Los economistas más influyentes del mundo están en desacuerdo entre ellos sobre cuáles deben ser las bases para lograr una economía capaz de hacer avanzar la sociedad en su conjunto.

 

También puedes acceder a la entrevista de El Matí de Catalunya Ràdio en el portal de 3/24 (vídeo en catalán): http://www.324.cat/video/5077691/economia/Sala-i-Martin-No-se-ben-be-que-es-aixo-del-neoliberalisme

Jueves, 12 Junio 2014
Resultados y buen gobierno empresarial

Con motivo del VI Premio Factor Humà Mercè Sala, los miembros del nuevo Consejo Asesor de la Fundació han publicado conjuntamente un artículo en La Vanguardia sobre la importancia de la cultura empresarial como ventaja competitiva para lograr la excelencia. Los autores: Salvador Alemany, Núria Basi, Victòria Camps, Manel del Castillo y Josep Santacreu.

Domingo, 18 Mayo 2014
En busca del compromiso perdido

La Fundació Factor Humà ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre la importancia de conseguir el compromiso de los empleados y aumentar su motivación para construir organizaciones sólidas. El artículo ha contado con las declaraciones de Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà; de Jordi Garriga, Director de la consultora e-Motiva Barcelona; y de Marcos Urarte, Director de la consultora Pharos.

Domingo, 27 Abril 2014
Dos perspectivas sobre la globalización

La globalización ha generado enormes posibilidades de negocio, pero a la vez fenómenos como la deslocalización industrial. Dos reportajes recientes nos llevan a la reflexión sobre el tema: por un lado, el documental De(s)troit emitido en TVE con impactantes imágenes de la antigua capital mundial del automóvil convertida ahora en un semidesierto; y por otro, una conversación a partir de la pregunta sobre si estamos demasiado globalizados, entre Fernando Trias de Bes y Francesc Xavier Mena, en el programa Valor Afegit de TV3.Según los historiadores podemos empezar a hablar de globalización con el fin de la Guerra Fría. A partir del final de la década de los ochenta el mundo se ensanchó y se abrieron oportunidades de negocio a escala mundial impensables hasta entonces. La entrada en el mercado global de países como China o India debían suponer un crecimiento exponencial de la economía. Sin embargo, tras tres décadas bajo este nuevo sistema hemos podido ver que implica algo más que crecimiento. Por ejemplo, ¿cómo una hipoteca de un particular en EEUU puede convertirse en un producto de inversión financiera en Japón y tener repercusiones económicas en países situados a miles de kilómetros? O ¿cómo el afán de las empresas por reducir costes ha hecho que muchas industrias se deslocalicen a países con salarios más bajos? Ahora más que nunca las dos caras de la moneda de la globalización económica son bien visibles.

El documental De(s)troit, recientemente emitido en el programa En Portada de RTVE, nos muestra un ejemplo viviente de las consecuencias negativas de la globalización y la crisis: la ciudad de Detroit. Esta gran metrópoli de Michigan ha pasado del esplendor industrial gracias a la industria del automóvil durante buena parte del siglo XX, a una profunda decadencia ocasionada por la deslocalización industrial. Antiguamente, Detroit había sido tierra de granjeros y su economía se basaba principalmente en la agricultura pero, la invención de la cadena de montaje de Henry Ford a partir de 1913, la convirtió en capital del motor y de la acogida de miles de inmigrantes que podían conseguir fácilmente un empleo bien remunerado. En medio de este clima de optimismo y crecimiento, Detroit no fue consciente de que estaba cometiendo un grave error: jugárselo todo a una sola carta y no diversificar su economía.La llegada de la globalización provocó la deslocalización de las grandes industrias del automóvil que buscaban otros sitios que tuvieran menores costes laborales. Al no haber actividad económica alternativa, se perdieron muchos puestos de trabajo y la ciudad empezó a perder población. Tal y como nos muestra De(s)troit, la huida de los habitantes ha dejado paisajes urbanos desiertos y escenarios desoladores y decadentes más propios de regiones en guerra que reflejan la cara menos amable de la globalización. Casas vacías, iglesias destruidas, teatros convertidos en parkings, escuelas y edificios del patrimonio urbano en ruinas conforman ahora una ciudad fantasma que ha pasado de tener 2 millones de habitantes a tener sólo 700.000.

Una reportaje reciente del programa de TV3 Valor Afegit también aborda la cuestión de la globalización. Uno de los participantes en el reportaje, Fernando Trias de Bes, profesor de ESADE y autor del libro El Gran Cambio, afirma que todo crecimiento implica a la fuerza la destrucción de viejas estructuras y que es imposible crecer sin que salga gente temporalmente perjudicada. Y así parece demostrarlo también el caso de Detroit donde, a pesar de la pérdida de puestos de trabajo y la crisis generalizada por la que pasa la ciudad, actualmente General Motors ha recuperado el liderazgo mundial de su sector e incluso vuelve a generar empleo. Las tres grandes de la ciudad, Ford, Chrysler y General Motors, ya tienen más beneficios que antes de la crisis de 2008 pero con muchos menos trabajadores.El otro participante de este programa de Valor Afegit, Francesc Xavier Mena, exconseller de Empresa i Ocupació de la Generalitat y también profesor de ESADE, señala una contradicción interesante: "Por un lado queremos salarios elevados y condiciones de bienestar, pero por el otro lo ligamos con adquirir bienes a precios muy bajos". Siguiendo esta filosofía, por ejemplo, los pequeños comercios no pueden competir con las grandes superficies ante su capacidad para bajar precios.Los dos expertos están de acuerdo con que la globalización es un proceso dinámico y multidireccional. Un ejemplo de dicha dinámica cambiante es la empresa española bq: una firma tecnológica que lleva la lógica del mercado global en su ADN. Desde sus inicios ha distribuido productos chinos aquí y actualmente fabrica producto propio en ese país asiático. A pesar de tener la fabricación de sus productos a caballo entre China y España, ahora están planteándose un proceso de relocalización. El cambio de estrategia viene propiciado por una crisis económica y una devaluación salarial tan fuerte en España que hace que actualmente sea más rentable volver a tener la producción cerca de casa.A pesar del escenario de futuro incierto que dibujan la competencia feroz, los cambios constantes y las deslocalizaciones o relocalizaciones, parece que todavía existen algunos caminos buenos a seguir. Como apuntaban recientemente desde The Economist, y como afirman también los expertos Fernando Trias de Bes y Xavier Mena, el futuro pasa por la formación, la especialización y la búsqueda constante de oportunidades. En ese mismo sentido también se mueve Michigan para salvar Detroit: con la voluntad de volver a hacer crecer la población se quieren conceder 50.000 visados de trabajo para extranjeros cualificados para que vivan en la ciudad durante al menos 5 años. La población de la antigua capital del automóvil por su parte está volviendo a apostar por su actividad económica histórica, la agricultura, con huertos urbanos instalados en algunas de las zonas desiertas de la ciudad.Como dice Trias de Bes, más que ante una crisis económica nos encontramos ante un cambio de era.Puedes ver el reportaje De(s)troit en la página web de TVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-destroit/2459508Y la emisión del reportaje Estem massa globalitzats? de Valor Afegit en la página web de TV3 (en catalán): http://www.tv3.cat/videos/4965771/Estem-massa-globalitzats

{iarelatednews articleid="10947"}

Martes, 25 Marzo 2014
'Valor afegit': ¿Adiós a la clase media?

La clase media ha sido la que ha permitido el desarrollo económico y social de la segunda mitad del siglo XX, propulsando el consumo, las opciones políticas menos extremas y, en definitiva, la cara más amable del capitalismo. Según un reportaje del programa Valor Afegit de Televisió de Catalunya, la crisis actual ha causado estragos tan profundos en este colectivo que serán difíciles de revertir. Y de las cenizas de la clase media nacen los "working poor": trabajadores que, sin estar fuera del sistema, viven en una situación cercana a la pobreza.

En el último encuentro de los directivos de la distribución (AECOC) que tuvo lugar en Valencia, el Presidente de Carrefour, Georges Plassat, hizo un discurso donde se refirió a un problema inquietante: "La clase media ha sido adelgazada en provecho de la productividad de las empresas. Y su desaparición es un enorme inconveniente para nuestro negocio. Son las clases medias las que han permitido desarrollar la economía porque son la gente que tiene un futuro por delante, que transmiten el saber, y prácticamente han desaparecido".Y así lo demuestran las cifras: los salarios de los empleados y de los mandos intermedios, considerados pilares de la clase media, han caído en picado desde el inicio de la crisis económica, mientras que el de los directivos ha aumentado. La clase media se está empobreciendo de manera vertiginosa hasta el punto de especular sobre su desaparición, un hecho que daría paso a una sociedad más polarizada y mucho menos igualitaria. Son muchas las personas que se han visto en situaciones de pobreza de manera inesperada, y el discurso que apela a la responsabilidad de cada uno por haber gastado más de lo que se tenía no convence a la población. Teodor Mellén, profesor de Sociología en ESADE, así lo ve: "¿Quién proporcionaba el crédito? Yo desculpabilizaría a esa gente que se endeudó y daría la responsabilidad a aquellos que lo facilitaron, porque eran los que tenían un interés".Tal y como apunta Miguel Jordán, Director General de Eurofirms, esta vieja clase media empobrecida está formada en gran parte por personas con unas cualificaciones muy buenas y que llegaron a tener puestos de trabajo con un cierto nivel y salario. Ahora, en cambio, estas mismas personas están dispuestas a aceptar trabajos muy por debajo de su formación y de las condiciones que habían llegado a tener.La situación de estas personas es de desesperanza, afirma Conxita Ruiz, economista que actualmente imparte un curso de Introducción a la Economía en el Centre de la Dona de Cornellà: "No ven el final del túnel, y quieren comprender porque estamos como estamos, cuáles son las alternativas y cómo ponerlas en marcha para mejorar su propia vida".No son sólo los parados los que viven situaciones de pobreza, como a menudo se puede pensar, sino que hasta un 10% de las personas empleadas en España se encuentra en riesgo de pobreza, señala Xavier Riudor, Director Técnico del Consell Treball Econòmic i Social (CTESC). Son los "working poor", explica Mellén, trabajadores que participan del mercado laboral pero con rentas insuficientes para vivir en condiciones de vida dignas, "y eso es una novedad", apunta.Un estudio de la UPF que compara los salarios de varias posiciones laborales desde 2006 hasta 2011 evidencia que la clase media ha experimentado unos cambios en las condiciones de vida muy significativos: el riesgo de caer en la pobreza extrema de los pequeños empresarios y los autónomos ha aumentado del 7,3% en 2006 al 23% en 2011.Pero el fenómeno no es exclusivo de España, la clase media de buena parte de Europa está tocada. Y de sus cenizas está naciendo una nueva clase "low-cost" con ingresos mileuristas que pese a no estar excluida de la sociedad vivirá en un mundo con una desigualdad muy pronunciada. Un mundo donde las personas "low-cost" serán incapaces de proyectar un futuro mejor para las próximas generaciones.

 

También puedes ver el reportaje en la página web de Televisió de Catalunya: http://www.tv3.cat/videos/4861072/Adeu-a-la-classe-mitjana

{iarelatednews articleid="10913"}

Martes, 11 Febrero 2014
Conectados también en Navidad

La Fundació Factor Humà ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre la dificultad de desconectar del trabajo incluso en periodo vacacional y sobre los efectos negativos que esto puede generar en los empleados. El artículo se ha basado en un estudio de Randstad y las declaraciones de la Coach ejecutiva Maite Piera, el Director de Relaciones Internacionales de Randstad, Luis Pérez, y de la Directora de la Fundació, Anna Fornés.

Domingo, 29 Diciembre 2013
El ocaso de Fagor

Según un reportaje reciente de Informe Semanal en TVE el caso de la crisis de Fagor, la empresa más significativa de la Corporación Mondragón, se puede presentar como la última consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria española y que en este caso afecta a una de las joyas de la corona industrial y cooperativa vasca. Sin embargo, Fagor no es representativa del conjunto de las sociedades cooperativas, ya que las cifras demuestran que hasta ahora están aguantando mucho mejor que las sociedades mercantiles.

Informe Semanal - El ocaso de Fagor

Ver vídeo

Informe Semanal - El ocaso de Fagor

La incertidumbre sobre el futuro de los trabajadores de la Cooperativa Fagor, actualmente en concurso de acreedores, sigue latente en el municipio vasco de Mondragón, donde buena parte de sus habitantes trabajan o han trabajado ahí alguna vez. Su cierre puede suponer el despido de más de 4.000 trabajadores directos e indirectos sólo en el País Vasco.Pero la clausura de la Cooperativa, además de tener un coste humano, también tiene un valor simbólico para los habitantes de la localidad, que confiaron en este sistema y que se convirtió en el símbolo de la recuperación económica durante la posguerra.Fagor nació de la mano de cinco estudiantes de una escuela politécnica en Mondragón y del creador de dicha escuela y cura de su parroquia, José María Arizmendi. La idea era impulsar el cooperativismo vasco para paliar el desempleo y las penurias de la posguerra. Las características de la organización se convertirían en el embrión de la Corporación Mondragón, actualmente el grupo cooperativista más grande del mundo.

Paradójicamente, Fagor vivió su época dorada durante la crisis de los años 80, mientras el conjunto de la economía se ajustaba el cinturón. La Cooperativa no sólo resistió, sino que creció. Y una vez llegaron a los 23.000 puestos de trabajo y a unas cifras de ventas equivalentes a 2.000 millones de euros, decidieron comenzar el proceso de internacionalización en México y, más tarde, en Francia.La burbuja inmobiliaria propulsó la fabricación de electrodomésticos para llenar muchos de los 700.000 pisos anuales que se construyeron en España sin parar desde mediados de los años 90 hasta 2008. Cuando la burbuja estalló, las decisiones de expansión que se habían tomado se empezaron a cuestionar y la Cooperativa entró en una deriva irremediable. Las dimensiones de la catástrofe han sorprendido incluso a los trabajadores y cooperativistas: "Parecía que esto iba a ser el paraíso y de pronto empezamos a ver que la cosa iba cada vez peor. Lo que no pensábamos era que nos llevaría al desastre del cierre de la cooperativa", afirma Ramón, cooperativista jubilado .Pero a pesar del fracaso económico, Corporación Mondragón no quiere olvidar los valores que sustentan el modelo cooperativista, y se ha comprometido a salvar buena parte de los puestos de trabajo a través de la recolocación de los trabajadores entre las otras cooperativas del Grupo. Según el Presidente de Fagor, Xabier Bengoetxea, este grupo cooperativo cuenta con sistemas para que la caída sea menos dolorosa: "Nosotros, dentro de Corporación Mondragón, tenemos mecanismos de solidaridad desde el punto de vista de la reubicación para ayudarnos unos a otros. Estos mecanismos han funcionado durante mucho tiempo y estoy convencido de que seguirán funcionando y que seremos capaces de dar solución a las personas que se queden sin trabajo ".El hundimiento de Fagor parece romper con el mito de que las cooperativas son inmunes a las crisis. Pero no debemos olvidar que su suerte no ha sido la misma para el resto de 22.000 cooperativas que hay en España: desde el inicio de la crisis económica actual el porcentaje de cierre de cooperativas ha sido muy inferior al de las empresas mercantiles.

Marta Enciso, investigadora sobre cooperativismo en la Universidad de Deusto, no duda que, a pesar del resultado de Fagor, el modelo cooperativista tiene más ventajas que inconvenientes: "Es un modelo bueno, democrático, muy ligado al territorio. Hay que reconocer a Fagor, al Grupo Mondragón y al resto de las cooperativas los efectos positivos que tienen en la economía tanto a nivel local como a nivel internacional".

Fagor se encuentra en la cuerda floja pero, a pesar de todo, según els compromiso de la Corporación Mondragón, se salvarán 1.000 puestos de trabajo. A partir de ahora tendrán que ser los administradores judiciales los que decidan quién y cómo se cobrarán las deudas adquiridas y que ascienden a casi 1.000 millones de euros.

 

También puedes ver el reportaje de Informe Semanal en este enlace de la web de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/informe-semanal/informe-semanal-ocaso-fagor/2132547

{iarelatednews articleid="10858"}

Martes, 26 Noviembre 2013
Valores humanos en la empresa: Anna Fornés participa en el programa de radio “Valors a l’alça” de La Xarxa Comunicació Local

La Directora de la Fundació Factor Humà, Anna Fornés, fue entrevistada en el espacio radiofónico Valors a l’alça de la Xarxa, presentado por Queralt Flotats el pasado 18 de noviembre. Fue en el marco de un programa dedicado a los valores humanos en la empresa y a las consecuencias de la crisis en la gestión de personas.

Lunes, 25 Noviembre 2013
Trabajo con Corazón

Desde el inicio de la crisis económica, Cáritas ha abordado cuestiones que requerían una actuación más urgente y que representan su ámbito de acción históricamente asistencial, como el apoyo alimentario, la atención a la infancia y el servicio de asesoramiento a la vivienda. Sin embargo, ahora presentan un proyecto de desarrollo en programas de formación en habilidades para personas en paro de larga duración en colaboración directa con las empresas: Trabajo con Corazón.

Cáritas Diocesana de Barcelona ha querido ir un paso más allá con su nuevo programa Trabajo con Corazón que pretende dar un acompañamiento personalizado y de la mano de las empresas para ofrecer prácticas laborales, formación dual o para potenciar la figura del aprendiz. Àngels Valls, Coordinadora del proyecto, afirmaba recientemente que reforzando este contacto directo con el mundo empresarial se espera poder llegar a un 20% o un 30% de reinserción laboral.

El programa de la organización humanitaria de la Iglesia Católica contará con tres millones de euros de presupuesto e irá destinado a parados de larga duración, personas que han agotado las prestaciones y familias sin ningún ingreso."El objetivo es la recuperación de la autoestima de las personas y conseguir dar, a través del acompañamiento personal, formación en habilidades personales y en habilidades prelaborales", afirma Jordi Roglà, Director de Cáritas, refiriéndose a todos aquellos pasos previos y necesarios para poder encontrar trabajo.Una de las claves del nuevo programa es la colaboración directa con las empresas, y por eso el 28 de octubre se presentó el proyecto en el Teatro Victoria, donde se invitó a más de 200 empresarios con los que ya habían trabajado en proyectos anteriores para conseguir su complicidad y participación en esta nueva iniciativa. Las posibilidades de colaboración de las organizaciones que se quieran comprometer son muy amplias y pueden ir desde donaciones directas hasta la colaboración en programas de formación dual, contratación dual y aulas abiertas para personas en paro.Hasta ahora Cáritas ha dedicado siete millones a programas de formación e inserción que han llegado a 25.000 personas. Aún así, viendo las cifras globales de los problemas de nuestro mercado laboral, no se puede ser muy optimista. Según un informe elaborado por el Observatorio de Realidad Social, el 70% de las personas atendidas por Cáritas en edad laboral están en paro, el 28% de los hogares no tienen ningún ingreso económico y el 54% de las familias que piden ayuda tienen hijos a cargo. Sin olvidar que el 73% de los usuarios que habían pedido ayuda en el año anterior, han tenido que volver a hacerlo este año.Nuevas iniciativas como ésta suponen pues un nuevo pulso contra la pobreza y el desempleo, y, en definitiva, suponen un paso más en la lucha por la dignidad.

 

Acceso al spot del programa Trabajo con Corazón: https://www.youtube.com/watch?v=5MnCiydV1uo{iarelatednews articleid="11355,10860"}

Lunes, 11 Noviembre 2013
¡Supere su momento más crítico!

La Vanguardia ha dedicado un artículo, dentro del suplemento Dinero del 27 de octubre de 2013, al Seminario sobre Gestión responsable de reestructuraciones organizado recientemente por la Fundació Factor Humà. Cuenta con las aportaciones de Merche Fernández, Directora de GRI Barcelona, Cristian Rodríguez, Director de RH de Vueling, Miguel Queralt, Socio de Landwell PwC y Anna Fornés, Directora de nuestra fundación.

Domingo, 27 Octubre 2013
Cuando las personas son la prioridad

L'Econòmic, el semanario de información económica que se distribuye con El Punt Avui, aborda en este artículo las consecuencias de la crisis sobre la figura de la dirección y de las políticas del área de Personas. Para el mismo han colaborado Manuel Salcedo, Director de Recursos Humanos del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, Montse Pichot, Directora de Recursos Humanos de UPCnet, y Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà.

Sábado, 25 Mayo 2013
Una tertulia sobre los valores del trabajo

¿Qué queda del valor tradicional que se atribuía al trabajo? ¿Ha cambiado en el contexto actual de recesión económica? Con motivo del Día del Trabajo, el programa de radio Valors a l’Alça de La Xarxa organizó un debate donde contó con la participación de Carlos Obeso, Director del Instituto de Estudios Laborales de Esade; Marc Grau, investigador del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE; y Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà.

"El trabajo es algo más que el dinero que te reporta", es la primera conclusión a la que llegan los invitados del programa. "El trabajo es un factor primordial en nuestra vida y eso se hace evidente en el momento que lo perdemos", afirma Anna Fornés. "A pesar de que el factor económico es muy importante, quien piense que sólo se trabaja por dinero está en un error".

Por su parte, Marc Grau explica que cuando se pregunta a los trabajadores las razones por las que trabajan, hay bastante respuestas más allá del aspecto puramente económico: "La gente dice que trabaja para aprender, para servir, para desarrollarse... la cuestión que nos debemos plantear es si nuestros trabajos nos permiten realizar dichos fines”. Carlos Obeso apunta que el trabajo en sí mismo no debe ser considerado como un valor, sino como un espacio donde se pueden desarrollar valores como la convivencia o la solidaridad, cosa que no obstante se da cada vez menos.

Coinciden los tres en que el sentido del trabajo es otro aspecto fundamental que aporta valor al trabajo. "Aunque actualmente el hecho de trabajar es considerado un privilegio, cuando hacemos lo que nos gusta somos más felices. De hecho, el trabajo y la felicidad son dos conceptos directamente relacionados", afirma Fornés y, en relación al bienestar de los trabajadores, aclara que la motivación tiene mucho que ver con la gestión de la empresa: "Una organización sólo es sostenible en el tiempo en la medida en que cuida y motiva a sus trabajadores”.

Grau apunta también que hasta ahora el sentido del trabajo ha sido el de aportar una identidad social, "¡por eso cuando perdemos el trabajo nos sentimos descolocados!". Pero la necesidad del trabajo para la definición personal revela también una sociedad arraigada al trabajo más que a cualquier otro aspecto vital. Según explica Fornés, dicha concepción es negativa, ya que el entorno actual nos obliga a reinventarnos constantemente y debemos estar preparados. "El trabajo en algunas generaciones ha tenido una importancia excesiva y nos ha hecho descuidar otros aspectos también muy relevantes para la realización del individuo".

La presentadora de Valors a l’alça, Queralt Flotats, les pone también sobre la mesa el polémico tema de la jornada laboral. ¿Trabajamos demasiado? Obeso considera que "trabajar muchas horas es un signo de ineficiencia"."Cabe preguntarse qué ocurre en las empresas, que se hace con las horas de oficina perdidas", plantea Fornés, que también cree que esto tiene un componente personal sobre el cual cada trabajador debería reflexionar”.

Grau considera que uno de los grandes problemas del trabajo en la oficina es el número de interrupciones que hay, ya sea por parte de los propios compañeros como por parte de los directivos. "Yo lo comparo con el sueño. ¿Qué prefieres, dormir ocho horas con interrupciones cada dos o dormir seis horas seguidas?".Y como en tantos otros ámbitos sociales, los invitados coinciden en que los modelos a seguir se encuentran en los países nórdicos. Fornés cree que se debería copiar su rigurosidad absoluta en cuanto a los horarios: "Allí los mismos directivos se encargan de que a partir de las cinco o las seis de la tarde no se trabaje para poder realizar otras actividades”. Sobre este mismo aspecto, Grau se lamenta de que en España aún estemos estancados en una cultura del presencialismo, “aún está mejor visto el que se está más horas”.

Finalmente el programa deja un espacio para uno de los temas más alarmantes del futuro del país: la fuga de talentos jóvenes que se van al extranjero para encontrar oportunidades. "Hay que ayudar a los jóvenes a adaptarse" opina Obeso, "y en eso las embajadas tienen mucho trabajo que hacer. Cada vez tendrán más demandas por parte de gente que quiere ir a vivir a esos países y es necesario que las embajadas se recoloquen y que se adapten. Cosa que ahora no se está haciendo".La tertulia se despide con la Canción del Trabajo de Rafael, que aunque habla de los aspectos positivos y negativos del trabajo nos deja con un mensaje optimista.

Vale más tener esperanzay luchar por algo mejor.Trabajar con fe y esperanzapor lograr un mundo mejor.

 

También puedes escuchar el programa desde la página de Valors a l’alça: http://programes.laxarxa.com/audio/53814

{iarelatednews articleid="8962,10256"}

Miércoles, 15 Mayo 2013
Competir compartiendo

Las cooperativas están superando la crisis mejor que muchas empresas. Su éxito se explica por las características propias del modelo cooperativo: implicación de los socios-trabajadores en la marcha de la empresa, flexibilidad de sueldos y horarios y anticipación a la hora de tomar medidas. A través de algunos ejemplos, el documental de 30 minuts de TV3 Competir compartint intenta encontrar las claves del éxito y también los motivos del fracaso de organizaciones que optan por este tipo modelo.

 

Un estudio de la Confederación Internacional de Cooperativas con datos de 23 países demuestra que este tipo de organizaciones obtiene mejores resultados económicos, tasas de ocupación y supervivencia. Catalunya ha cerrado en 2012 con más de 4.100 cooperativas, después de crearse más de 140 nuevas, la cifra más alta de los últimos seis años. Pero también se cerraron más de 90. Las cooperativas catalanas viven una media de ocho años, mientras que el conjunto de las empresas mercantiles no supera los cinco años.

Montar una cooperativa es pues una idea que seduce cada vez más a las empresas que tienen problemas para continuar existiendo en uno entorno de crisis. La organización cooperativa es una buena herramienta para dar salida a situaciones comprometidas como, por ejemplo, ante una situación de cierre de una empresa, los trabajadores pueden capitalizar los subsidios de paro y crear una cooperativa. Otro caso puede ser cuando el propio empresario, por problemas de sucesión o dificultades de continuidad, ofrece ceder la propiedad a los trabajadores por el mantenimiento del servicio y de los puestos de trabajo. Este último ha sido el caso de CES Clínicas o Cusó Tapissers donde el propietario optó por convertirse en un socio más de la cooperativa.

Una gestión cooperativa de la empresa no es sólo un modelo para obtener beneficios, sino que tiene un trasfondo ético. Estas organizaciones forman parte de la economía social y de los valores que esta implica: la solidaridad, las personas por delante de todo y el mantenimiento de los puestos de trabajo por encima del lucro.

Mol-Matric es una cooperativa que nació en 1981, en plena crisis del sector industrial, a raíz del cierre de la empresa Talleres Alà. Después de una gran revuelta por parte de los trabajadores que pasó incluso por “secuestrar” al hijo del propietario, consiguieron quedarse con los locales del negocio. Pero no lo tuvieron fácil para arrancar, “a nivel de gestión todos compartíamos que nadie sabía nada," afirma Juan Pedro Solà, director y uno de los socios fundacionales de Mol-Matric. Él, como la mayoría, se tuvo que reconvertir cuando transformaron la empresa en cooperativa, “no había categorías, todos cobrábamos igual por lo que trabajábamos."

Tal y cómo afirma Eduard Morell, director financiero y socio de Mol-Matric, “lo más importante es que eres el amo de tu destino." Su gestión de los problemas les ha llevado a ser un ejemplo de éxito.

No obstante, no todas las empresas cooperativas han tenido la misma suerte. La cooperativa agraria de Sarroca de Lleida quebró por culpa de una mala comunicación y de la falta de transparencia entre los socios.Para hacer frente a la fuerte competencia mercantil las cooperativas a menudo se encuentran ante un dilema importante: fusionarse con otras cooperativas para ser más competitivas, o no hacerlo para mantener su influencia local a pesar de arriesgarse a desaparecer.

El presidente de la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya, Perfecto Alonso, cree que el futuro de las cooperativas pasa por fusionarse: “Nosotros lo vemos bien, queremos que las cooperativas sean muy grandes, y las que ya lo son, que lo sean todavía más.” Con la misma idea de lograr una mayor competitividad se expresa Antoni Llaràs director general del Grup Actel: “La gente ha escogido ir a comprar a las grandes superficies y por lo tanto nos tenemos que entender con esas superficies.”

La Fageda, organización asociada a la Fundació Factor Humà, es otro ejemplo de cooperativa de éxito, conocida porque la mayoría de sus trabajadores son discapacitados psíquicos. Frente a la crisis económica, la política que han seguido ha sido la inversa a las empresas mercantiles: han intentado dar trabajo al máximo de gente posible a pesar de se reduzcan los beneficios. Mantener un mínimo de ingresos indispensable para que la empresa pueda seguir adelante.

Las cooperativas han probado ser un modelo eficaz de respuesta a muchos problemas derivados de la crisis actual; un modelo mejor que el de muchas empresas mercantiles. Joan Subirats, coordinador del posgrado de Economía Cooperativa de la UAB, lo tiene claro: “Se genera más valor compartiendo que compitiendo”.

 

Acceso al reportaje en la página web de Tv3: http://www.tv3.cat/videos/4435791/Competir-compartint{iarelatednews articleid="10142,10551"}

Martes, 12 Febrero 2013
¡Sin compromiso, nos hundimos!

La Fundació Factor Humà ha colaborado con La Vanguardia en un artículo sobre cómo en estos años de crisis, y en nombre de la supervivencia de la empresa, se ha olvidado en muchas ocasiones que el factor humano es lo esencial en toda organización. Se ha basado en un diálogo entre el reconocido psicólogo y conferenciante Xavier Guix, Montse Pichot (UPCNet) y Anna Fornés (Fundació Factor Humà).

Domingo, 04 Noviembre 2012
“En muchos ERE la figura de recursos humanos no ha sido suficientemente potente”

Entrevista de L'Econòmic -el semanario de información económica que se distribuye con El Punt Avui- a Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà: "Un buen jefe de RH tiene que dominar mucho el aspecto de relaciones laborales, pero también la parte de creer en las personas y en su desarrollo. Las reestructuraciones mal hechas son las que no tienen en cuenta las personas."

Sábado, 03 Noviembre 2012
Vivir en el paro en Comando Actualidad

Comando Actualidad aborda con el programa Vidas paradas las diversas caras del paro: desde los parados de larga duración, hasta aquellos que siguen trabajando pero hace meses no cobran, o los que se deciden por el auto-empleo. El reportaje muestra cómo se trabaja desde una oficina de trabajo en Andalucía y también desde el portal de empleo Infojobs.  Precisamente Infojobs, la Fundació Factor Humà y otras organizaciones del sector RH organizaron el pasado 20 de septiembre una jornada de orientación laboral para personas en paro.

Comando Actualidad - Vidas paradas Ver vídeo

 

Comando Actualidad - Vidas paradas

Vidas paradas pretende indagar en las caras que tiene el paro en España en todas sus facetas. Vemos, por ejemplo, parados que trabajan en la prevención de incendios en Catalunya. Está bien, dicen. Pero es pan para hoy y hambre para mañana: durante un mes recibirán un salario pero después volverán al paro y a la búsqueda de trabajo. A principios de mes el Consejo de Ministros aprobó un decreto-ley para que los que cobran el paro trabajen en zonas afectadas por incendios si es necesario, ya que se entiende que la prestación debe ser temporal y tener un carácter de servicio a la comunidad.

El problema de muchos parados es que a menudo el paro no es una situación temporal, sino que puede durar años. Precisamente el paro de larga duración, que también tiene protagonistas en el reportaje, es quizás una de sus caras más amargas. Cuanto más tiempo se está sin trabajar, más cuesta encontrar un trabajo, y, si se encuentra, las condiciones laborales y salariales seguramente serán peores respecto al anterior puesto. Pasa en España pero también en los Estados Unidos, donde casi la mitad de los parados llevan más de medio año sin trabajar.

Las estadísticas parece que tampoco indican nada positivo. Ahora es mucho más difícil encontrar trabajo que en 2007, antes de que comenzara la crisis. En concreto, ahora hay una probabilidad de un 8,6%, cuando antes era del 29,4%. El reportaje muestra el día a día de una oficina de trabajo en Andalucía, una de las regiones más afectadas por la crisis. Allí, además de buscar trabajo, las personas pueden trabajar su empleabilidad, haciendo cursos y formaciones para vencer las estadísticas.Por otro lado, sin embargo, vemos cómo trabajan desde las oficinas del portal de empleo Infojobs, que cuenta con unos 2 millones de personas registradas que buscan trabajo y unas 80.000 ofertas disponibles. En 2011, 330.000 usuarios del portal encontraron empleo, y el momento que una persona encuentra trabajo gracias a la web ya tiene un nombre en la empresa: alegría. ¿Qué deben mejorar en general los candidatos? Es necesario que se expliquen mejor los logros en los trabajos anteriores, hay que vigilar que el currículo sea correcto y, sobre todo, sin faltas de ortografía, y hay que elaborar una carta de presentación única para cada solicitud de trabajo que se hace, e informar bien de la empresa y el sector.

Infojobs, la Fundació Factor Humà y otras de las asociaciones profesionales y las empresas más importantes de Recursos Humanos de Catalunya organizaron la semana pasada una jornada de orientación laboral donde profesionales de RH y del coaching voluntarios ayudaron a unas 5.000 personas sin trabajo a mejorar sus perspectivas laborales: Ocúpate: I Jornada de desarrollo profesional y personal para la búsqueda de empleo. Con conferencias y entrevistas individuales con los voluntarios, se han formado en aspectos como emprender, destacar en un proceso de selección o reorientar su carrera laboral. Además de los 5.000 asistentes, la jornada contó con unos 200 voluntarios.

 

También puedes ver el reportaje de Comando Actualidad en este enlace de la web de RTVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/comando-actualidad/comando-actualidad-vidas-paradas/1526217

{iarelatednews articleid="9734,9769"}

Martes, 25 Septiembre 2012
Ocúpate supera las expectativas y finaliza la jornada con la asistencia de más de 5.000 personas

Ocúpate ha sido la primera iniciativa conjunta de las asociaciones profesionales y las empresas más importantes de Recursos Humanos de Catalunya. Más de 5.000 personas desempleadas asisten a las diferentes actividades organizadas para ayudarles a encontrar trabajo. Los encuentros personales con orientadores y la conferencia “aprende a emprender” han sido algunas de las propuestas de la jornada que han despertado mayor interés entre los asistentes.

Viernes, 21 Septiembre 2012
Ocúpate: I Jornada de desarrollo profesional y personal para la búsqueda de empleo

Las asociaciones más importantes de Recursos Humanos de Catalunya, Foro de RRHH de Foment, Aedipe, Fundació Factor Humà y EsadeAlumni, conjuntamente con InfoJobs y Randstad, han organizado para el próximo jueves 20 de septiembre una jornada de inscripción gratuita donde profesionales voluntarios de Recursos Humanos y del Coaching orientarán a personas en su proceso de búsqueda de trabajo.

Martes, 04 Septiembre 2012
Lunes a la sombra: entrevista a Anna Fornés en El Matí de Catalunya Ràdio de verano

La Directora de la Fundació Factor Humà, Anna Fornés, fue entrevistada en el programa de El Matí de Catalunya Ràdio d'Estiu, presentado por Francesc Soler el pasado 27 de agosto. En el marco de la sección semanal "Lunes a la sombra", dedicada a las personas que buscan trabajo y presentada también por Nati Adell.

Martes, 28 Agosto 2012
'Valor afegit': Crisis y relaciones laborales

¿Cómo han cambiado las relaciones laborales y las fórmulas de gestión de personas con la crisis? Es la cuestión que propone el reciente reportaje Crisi i relacions laborals del programa Valor afegit de TV3. El paro y las masivas reducciones de plantilla, la abundancia de talento disponible en los procesos de selección, el empeoramiento de las condiciones laborales, las consecuencias negativas de la crisis para la salud de los trabajadores o las nuevas tendencias en RH son algunos de los temas que se plantean.

Cuando el Hotel W de Barcelona decidió abrir un proceso de selección para contratar camareros, recepcionistas y cocineros, recibió más de 1.000 solicitudes para 100 puestos de trabajo. Muchos de los currículums eran de personas con titulaciones universitarias como Marta Abad, una enfermera que hasta hace un año trabajaba mucho y de repente se quedó en la calle. Según Adecco, uno de cada diez parados rebajan su currículum para encontrar trabajo y según un estudio de Infojobs y Esade el 76% de los aspirantes a puestos de baja formación están sobrecualificados. Es decir, las empresas que quieren contratar ahora se encuentran con una gran abundancia de talento. El problema, dice la directora de RH del Hotel W, Isabel Justicia, en el reportaje, vendrá de aquí a dos años cuando la situación mejore. “El talento que tengo ahora en la empresa lo tengo que saber retener. Pronto volveremos a pelearnos por los mejores perfiles.”

Pero la realidad ahora es que un tercio de los trabajadores están desmotivados en el trabajo, según un estudio de Ipsos en 24 países, y el 56% tienen ganas de dejar la empresa. ¿Cómo conseguir que el talento no se vaya? En la mayoría de organizaciones la motivación ya no se puede conseguir con aumentos de sueldo, que han sido tradicionalmente el centro de la negociación colectiva y de la cultura laboral en Catalunya, según Ricard Alfaro, presidente de Aedipe Catalunya. “Hay que ser imaginativos e incluir otros elementos en la negociación colectiva que supongan una ganancia de derechos y expectativas para las personas,” advierte en el reportaje. El mismo Alfaro decía en marzo en un artículo de La Vanguardia que solo saldrán de la crisis las empresas que sean creativas con sus políticas de RH. Cada vez son más las que recorren a la retribución variable y a beneficios sociales (el ticket restaurante o de transportes) como nuevas fórmulas de motivación. También lo recomienda el profesor de RH en EADA Jordi Costa en el reportaje, que además afirma que RH debe tener un papel central en la gestión empresarial. “Lo que quedará después de la crisis es la gente a la que has cuidado, no la que has maltratado.”

Pero, ¿dónde han quedado las condiciones laborales con la crisis y la reciente reforma laboral? Joan Subirats, Catedrático de Ciencia Política en la UAB, afirmaba recientemente que la nueva legislación aprobada a principios de primavera supone “romper la relación laboral, fragmentándola y precarizándola al máximo.” Los sindicatos denuncian que el deterioro de las relaciones laborales con la excusa de la crisis empiezan a afectar a la salud de los trabajadores. Uno de cada 5 sufren ansiedad o síntomas depresivos, según la Agència de Salut Pública de Barcelona. Camil Ros, Secretario de Política Sindical de UGT Catalunya, denuncia también que cada vez hay más presentismo: “Hemos pasado del absentismo a personas que van a trabajar cuando deberían quedarse en casa.” Es decir, del absentismo al presentismo, posiblemente por miedo a perder el empleo, aunque es difícil medirlo cuantitativamente.

Y una de las caras más amargas de la crisis que revisa el reportaje son precisamente las organizaciones que han sufrido reducciones de plantilla. Supone un impacto muy fuerte, obviamente, para las personas despedidas, que viven un proceso parecido al duelo después de una muerte. Pero también afecta muy negativamente a los que se quedan si no se sabe gestionar correctamente, y pocas empresas lo tienen en cuenta. Es lo que se denomina ‘síndrome del superviviente’: una mezcla de sentimientos de culpa, incertidumbre y miedo. ¿Cómo evitarlo? Ernest Pla, exdirector de Recursos Humanos de Inoxcrom y que vivió una reducción de plantilla, afirma que es esencial una buena comunicación y mucha coherencia, y dejar que los empleados hablen de ello y lo asuman durante el tiempo que haga falta.

También puedes ver el reportaje en la página web de TV3: http://www.tv3.cat/videos/4030070/Crisi-i-relacions-laborals

{iarelatednews articleid="9517,9366,9529,9529"}

Jueves, 24 Mayo 2012
La cultura del esfuerzo en ‘Sense Ficció’

¿Dónde ha quedado la cultura del esfuerzo durante los años de la burbuja económica? ¿Y qué pasará ahora que ya no somos ricos? ¿Puede haber una 'generación perdida' por la crisis económica y de valores? Estas y muchas otras cuestiones se plantean en El llegat de Sísif. La cultura de l’esforç, un documental del programa Sense Ficció de TV3 que viaja a Japón y visita un instituto de Castelldefels para conocer varias facetas de las generaciones más jóvenes.

Durante los años de la burbuja inmobiliaria, cuando éramos ricos, la abundancia y la inmediatez eran la normalidad. Creímos que todo era fácil, que lo podíamos tener todo al momento y sin esforzarnos. Con este modelo de valores ha crecido lo que Carlos Sánchez, psicólogo del trabajo y miembro de la Comisión Consultiva de la Fundació, denomina ‘la generación Nintendo’: “los hijos deseados de padres triunfadores”. Otros les llaman millennials, generación Y, generación perdida, generación nini... Jóvenes que han crecido con el bienestar y la tecnología de fondo, y creyendo en el corto plazo y la calidad de vida como valores imperantes. ¿Qué ha pasado con el esfuerzo? Francesc Torralbo, director de la Cátedra Ethos de la URL, afirma en el documental que “la crisis económica tiene en su origen una crisis de valores. Ha faltado cultura del ahorro, de la sobriedad, de la austeridad...” Hemos pasado del capitalismo productivo, de la creación de valor a partir del esfuerzo, a un capitalismo especulativo de casino, de dinero fácil, donde es posible hacerse rico sin trabajar.

 

Richard Sennet, reconocido sociólogo de la London School of Economics y que también aparece en el Sense Ficció, advierte que en España tendremos una generación perdida tal como la tuvieron en Japón después de la crisis de los años 90, de la que aún no se han recuperado. Según un estudio reciente, los jóvenes españoles afectados por la crisis, y por el paro juvenil que ya supera el 50%, sufrirán sus consecuencias para siempre. En Japón ya hace tiempo que ha emergido un nuevo grupo social que rechaza ser el salaryman (‘hombre asalariado’) que levantó la economía nipona a partir de la década de los 50. Son los freeters: trabajadores temporales que aceptan la precariedad laboral si ello supone tener más tiempo y libertad que los típicos trabajadores que pasan cada día 12 horas en la oficina. Se calcula que ya son más de un millón de jóvenes de entre 23 y 30 años, tal como explica el documental. Un fenómeno parecido está emergiendo en EEUU: lo que el New York Times ha denominado ‘la generación limbo’. ¿Hay motivos para el optimismo? Según un estudio del año pasado, el número de jóvenes ninis, que ni estudian ni trabajan, en España se ha reducido considerablemente con la crisis: del 3,8% en 2007 al 2,8% el año pasado. Además, son la generación más preparada de la historia, recordaba el Catedrático de la UPF Pablo Salvador Coderch hace poco en El País: “Como ha escrito un baby boomer, Bill Gates, nunca antes en la historia había habido tanta gente joven tan bien formada, tan capaz de innovar y de romper por tanto con la línea plana de tendencia que nos deprime: los cambios llegarán.” El periodista de La Vanguardia Miquel Molina se preguntaba a mediados de abril si no se está criminalizando injustamente a los jóvenes, acusándolos de falta de esfuerzo cuando simplemente se trata de un cambio de mentalidad, de formas de aprender y relacionarse: “¿No será que lo que les falla no es la capacidad de esforzarse, sino la de concentrarse, sumidos como están en un mundo multipantalla que parece diseñado para fomentar la dispersión?”

¿Qué debe cambiar en la forma de educar para volver a situar la cultura del esfuerzo en el lugar que le corresponde? El gurú Ken Robinson decía recientemente que la educación es anacrónica, ya que se basa en el modelo industrial que hemos dejado atrás hace ya tiempo. Los jóvenes llegan a la edad adulta, al mercado laboral, sin motivaciones ni herramientas para enfrentarse a ello. En el documental se afirma que familia, escuela y sociedad cada vez coinciden más en que hay que volver a potenciar la cultura del esfuerzo, sin caer en el autoritarismo pero evitando que el centro de todo sea sólo el bienestar del niño.Un vídeo muy recomendable y que incita a la reflexión con una estética muy cuidada y las opiniones de reconocidas personalidades como el filósofo José Antonio Marina o el escritor Quim Monzó.También puedes ver el reportaje completo en la página web de TV3:http://www.tv3.cat/videos/4072970/El-llegat-de-Sisif-La-cultura-de-lesforc

{iarelatednews articleid="9375,9353,9801"}

Jueves, 10 Mayo 2012
Salvador Alemany en '59 segons'

El Presidente de Abertis y del CAREC y miembro del Consejo Asesor de la Fundació Factor Humà, Salvador Alemany, acudió en enero a una entrevista en el programa de debate 59 segons de TVE Catalunya. Optimismo para el 2012, reforma laboral, sectores industriales emergentes… son algunos de los temas que se abordaron durante la conversación.

El economista reconoció que 2011 ha sido muy malo y que 2012 no ha empezado mucho mejor, pero hay lugar para el optimismo. "No deberíamos perder de vista que hay cosas que están mejor que en 2011: la economía americana muestra signos de recuperación; la política monetaria europea será menos estricta y por lo tanto se podrá mejorar la competitividad de la zona euro; hay nuevos gobiernos que pueden adoptar líneas mejor diseñadas; tenemos una buena base de talento." La emprendeduría y algunos sectores industriales ya existentes, como el turismo, la agroalimentación, la biomedicina o las telecomunicaciones, pueden ser una salida de la crisis en Catalunya, según el empresario.

Sobre la reforma laboral, que el gobierno español aprobará inminentemente, Salvador Alemany afirmó que ahora no se puede hacer una reforma que promueva el despido libre, pero sí hay que ir modulando la cuestión de los despidos. Explicó también que el Consell Assessor per a la Reactivació Econòmica i el Creixement (CAREC) ha pedido simplificar la contratación hacia una reducción de los tipos de contrato. "Es necesario para acercarnos al sistema de contratación europeo," argumentó.

¿Cómo debería ser esta reforma laboral? Para Salvador Alemany, cualquier política actual, también la laboral, debe tender a estabilizar los presupuestos públicos a través de los ingresos, debe resultar equitativa para que cada uno aporte en función de su capacidad, y debe ir orientada a la reactivación del mercado laboral y la economía.

Puedes ver la entrevista completa en este enlace de TVE, a partir del minuto 10 del programa aproximadamente hasta el final: http://www.rtve.es/alacarta/videos/59-segons/59-segons-salvador-alemany/1299214

{iarelatednews articleid="9226,9235,11481"}

Lunes, 06 Febrero 2012
Mario Alonso en 'Singulars': "Ahora nos toca a nosotros"

El cirujano y escritor Mario Alonso dio una lección de voluntad y optimismo en una emisión reciente del programa Singulars en el Canal 33. Animó a todo el mundo a conocerse, confiar en sus capacidades y esforzarse para mejorar, y sobre todo no dejarse llevar por el miedo y la desesperanza de la actual situación económica.

 

 

"Es mi vida, es mi futuro. Es absurdo pretender que las circunstancias mejoren si no somos capaces de mejorarnos a nosotros mismos. Nosotros podemos crear nuestro futuro, pero tenemos que saber cómo." Con esta rotunda declaración empieza la ponencia que ofreció en Singulars Mario Alonso, autor de Reinventarse. Tu segunda oportunidad y que ahora presenta un nuevo libro: Ahora Yo: ¿Y si creas tu propio futuro en lugar de encontrártelo? (Plataforma Editorial).

¿Y cómo edificar un futuro en un escenario de incertidumbre y complejidad como el actual? Según Alonso, lo fundamental es entrenar la mente: no centrarse en quién tiene la culpa sino en qué podemos hacer para solucionarlo; darnos tiempo de reflexionar; construir una fortaleza mental y emocional; aprender a orientarnos en la incertidumbre; creer en el propio potencial creativo; no dejarnos paralizar por el miedo.

Alonso recuerda una célebre frase de Thomas Alba Edison: "El genio es un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración." Es decir, se necesita mucho trabajo para lograr un objetivo. Según el médico y escritor, tenemos que recuperar la cultura del esfuerzo, ya que la pereza junto con el miedo y la ignorancia de nuestro propio talento son los tres grandes lastres que hay que vencer.

Estas son algunas de las reflexiones de Mario Alonso en su intervención y en su último libro. Pero además el programa incluye una interesante conversación con el presentador, Jaume Barberà, en la que Alonso define conceptos como la amistad, la compasión, la reflexión o el compromiso, y comenta algunos fragmentos del libro.

También puedes ver el programa completo en este enlace: http://www.tv3.cat/videos/3867631/Mario-Alonso-La-resposta-es-a-les-teves-mans

{iarelatednews articleid="9082,8870,9265,9387,9406,10264"}

Jueves, 12 Enero 2012

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.