BÚSQUEDA:
Total: 311 resultados.
Etiqueta: sociedad
Autoestima automática

Si analizamos la mayoría de los problemas psicológicos que nos causan inseguridad, estrés e incluso depresión, comprobaremos que tienen su base en una falta de autoestima. La psicóloga Silvia Congost recoge en este libro un método sencillo y eficaz para creer en nosotros mismos, lograr mejorar nuestra autoestima, aprender a ser asertivos y poder desarrollar todo nuestro potencial con el objetivo de alcanzar todos los retos que nos propongamos.

Jueves, 11 Junio 2015
Artículo de opinión: La labor de los agentes sociales

Andrés Sánchez de Apellániz, secretario general de Confemetal: "En España es sorprendente e injusto que el grado de cobertura de los convenios colectivos sea del 75% –el 62% es la media de la Unión Europea– mientras que el porcentaje de afiliación sindical y empresarial es muy exiguo."

Jueves, 11 Junio 2015
Los retos de la economía colaborativa

Uber, BlaBlaCar y Airbnb son ejemplos conocidos de una nueva forma de negocio que está teniendo cada vez más repercusiones sobre el tejido empresarial internacional y que representa un cambio social progresivo y profundo. Se trata de la economía colaborativa. Albert Cañigueral, considerado como uno de los gurús del ámbito, nos habla en el TEDxBarcelonaSalon, que tuvo lugar recientemente, de un nuevo modelo sustentado en valores como la confianza y la transparencia.

En el marco de los eventos TEDx nace el TEDxBarcelonaSalon, que combina las ponencias en vivo de proyectos relacionados con la ciudad de Barcelona con la proyección de otras charlas TED. La premisa de estos eventos es fomentar el debate y compartir inquietudes, ideas o propuestas. Precisamente en eso se basó la última edición del mes de abril: compartir, y no sólo ideas, sino también objetos, recursos o servicios. Albert Cañigueral, responsable en España y Latinoamérica de Ouishare y autor del libro Vivir mejor con menos esboza en esta charla hacia dónde se dirigen las nuevas formas de economía centradas en la eficiencia y en lo colectivo.

El ponente nos remonta a 2011, cuando se empezó a popularizar la idea de economía colaborativa vinculada al terreno digital y en el que decidió crear el blog Consumo Colaborativo, cuyo lema es “compartir reinventando la tecnología.” En aquel momento eran pocos los que creían en este tipo de iniciativas, pero cuatro años más tarde se ha demostrado que las plataformas digitales que propician el intercambio de bienes y servicios se están comiendo el mundo.

Las organizaciones de la economía abierta y colaborativa son capaces de hacer cosas de una forma más transparente y más eficiente que el resto,  pues su motor de funcionamiento no es únicamente la persecución de rendimiento económico. Eso es lo que Christian Felber denomina Economía del Bien Común, bajo la cual las empresas en vez de regirse únicamente por sus resultados, lo hacen por criterios de utilidad social. Y es que si conseguimos sustituir el afán de lucro y la competencia por la contribución y la cooperación, las organizaciones de cualquier tipo aprenderán a entender el éxito de otra forma.

La colaboración implica a todos los ámbitos de la sociedad y a la globalidad de las actividades económicas. Incluso, señala Cañigueral, se habla de un “nuevo poder digital” que hace referencia a la coordinación entre iguales y a la participación masiva para crear el cambio. Las formas de fabricación y consumo se están transformando gracias a esta nueva manera de relacionarnos como comunidad en lo económico, que desde hace ya algún tiempo está derivando en estructuras descentralizadas y en la obsolescencia del status quo. Según el ponente, la jerarquía tradicional, con empleadores y empleados, queda atrás y comienza a ganar terreno un nuevo concepto de externalización, que permite una relación más flexible entre empresa y trabajadores a la búsqueda de mayor eficiencia. De todos modos, el fenómeno del outsourcing despierta desde hace muchos años sentimientos encontrados. El portal de intermediación laboral Amazon Mechanical Turk podría ser un ejemplo de la nueva acepción de externalización: facilita a las compañías la subcontratación de tareas digitales que resultan difíciles para los ordenadores pero que los humanos pueden hacer, aunque ello pueda suponer también, como afirman algunos de sus colaboradores, un trato impersonal y precario y un peor reconocimiento del trabajo realizado.

La economía colaborativa pretende ayudar a dejar atrás la crisis creada por el viejo sistema económico dedicado a gestionar la escasez, para enfrentarse a un nuevo reto: gestionar la abundancia. Como explica el ponente, durante años hemos producido en exceso; por eso, necesitamos fabricar menos y dedicarnos más a los servicios. Ello tendrá consecuencias a nivel de reconfiguración del entorno laboral. De hecho están surgiendo nuevas modalidades de empleo bajo demanda que, a pesar de tacharse de precarias, pueden generar nuevas oportunidades, otras fórmulas de retribución, de valoración y compensación alejadas del presentismo. Se trata del auge del trabajo independiente, freelance, multitarea o temporal producido por una “uberización” del empleo.

Cañigueral se pregunta si estamos ante un “cooperativismo 2.0”, en el que los propios trabajadores se organizan para buscar vías en las que compartir el valor que generan estas nuevas plataformas, lo que se traduce en iniciativas como las de coworking, que permiten que distintos profesionales independientes compartan un mismo espacio donde pueden establecer sinergias innovadoras.

La visión inspiradora de la sociedad colaborativa nos plantea un panorama inexorable y sugerente a partes iguales, pero lleno de incógnitas. Estamos en un momento de cambio, vislumbrando un nuevo horizonte de colaboración pero a la vez coexistiendo con el sistema capitalista tradicional. El ponente concluye que no sabemos hacia dónde vamos, pero lo que sí sabemos es que  “la mejor forma de predecir el futuro es creándolo.”

 

Acceso a la conferencia de Albert Cañigueral de TEDxBarcelonaSalon: https://www.youtube.com/watch?v=PPdvLTe0wjA

{iarelatednews articleid="11768,11773,11808"}

Martes, 12 Mayo 2015
Smart. Internet(s): la investigación

El sociólogo francés y autor prolífico Frédéric Martel nos presenta una exhaustiva investigación sobre los usos de Internet en más de cincuenta países diferentes. Después de Cultura Mainstream y Global Gay, ahora se propone mostrarnos una visión de Internet alejada de los tópicos y las teorías apocalípticas. Su apuesta es clara: Internet no nos hace a todos más iguales, sino que permite a cada país reafirmarse en su cultura y sus particularidades.

Martes, 05 Mayo 2015
¿Puede la autoestima convertirme en un perfecto inútil?

¿Es la autocomplacencia veneno para el progreso? ¿El amor propio puede ser un estorbo para desempeñar un trabajo? Ni la inteligencia, ni el dinero, ni la belleza. Ni siquiera el trabajo. Según un polémico libro publicado en Estados Unidos, la clave del éxito es un extraño cóctel de tres características: sentimiento de superioridad, inseguridad con respecto a la propia valía o lugar en la sociedad, y autocontrol.

Miércoles, 08 Abril 2015
Artículo de opinión: Equilibrios generacionales

Guillem López Casasnovas, Catedrático de Economía en la Universitat Pompeu Fabra: "El hecho de ser mayor ya no nos indica la fragilidad social que en el pasado apuntaba, tanto por la desigualdad que encubren sus indicadores medios como por su dispar evolución respecto del resto, y de los más jóvenes en particular."

Domingo, 22 Marzo 2015
FELICIDAD

Ser felices es la aspiración a la cual todos pretendemos llegar y el máximo objetivo de vida, pero este estado de plenitud en el cual nos sumerge la felicidad no viene por sí solo, sino que requiere de una actitud y de valorar lo que se tiene. Un grupo de expertos reflexiona sobre la plenitud vital y la activa aspiración a ser feliz.

Viernes, 20 Marzo 2015
¿El dinero da la felicidad? Cuatro reglas para que así sea

La relación directa entre dinero y felicidad no está tan clara como a priori se piensa. Varios experimentos lo cuestionan y dan cuatro pistas clave para que la riqueza no se convierta en un lastre que nos impida ser felices.

Viernes, 27 Febrero 2015
Borja Vilaseca ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

En el último Espacio Factor Humà de octubre del año pasado, tuvimos la suerte de disfrutar de muy buenas ponencias, entre ellas una a cargo de Borja Vilaseca: "El nuevo paradigma Organizacional". Compartió con todos nosotros su visión de cómo dar pasos hacia adelante en el actual entorno. Y lamento, a la vez que me alegro, deciros que todo pasa por una transformación personal; transformación a la que Borja nos invita y anima mediante la pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Estoy convencida de que prácticamente todos estamos ya de acuerdo en que el tablero de juego ha cambiado de tal manera que los anteriores modelos de gestión organizacional están en crisis, obsoletos. Venimos de sistemas, en los que el control, las instrucciones, los formalismos, los 'por si acaso', las jerarquías… marcaban la cultura. Quizás eso valía en entornos locales, regulados, con productos estándar, mercados muy estables, etc. Pero no en entornos de incertidumbre, multiculturales, de alta competencia y fragmentación; entornos globales y desregulados que exigen formas de trabajo mucho más ágiles, flexibles, abiertas, por proyectos, mayor interactividad, innovación, creatividad… Entornos que  exigen pasar del 'yo' al 'nosotros'.

Ello exige de una cultura colaborativa y de responsabilidad donde cada uno es responsable del desarrollo eficiente de la función encomendada en cada momento, para la consecución del objetivo común. Confianza, flexibilidad, autonomía, liderazgo emocional, buen clima laboral, altruismo, responsabilidad, proactividad, productividad, compromiso, fidelidad… son ingredientes clave del éxito. Se trata de culturas de alto rendimiento que se caracterizan por ser muy adaptables, se guían y conducen por su visión y valores; se preocupan por todos sus grupos de interés; son resilientes y tienen bajos niveles de entropía (Richard Barrett). El verdadero diferenciador lo marca la cultura empresarial.

Siguiendo con R. Barrett (“El nuevo paradigma del liderazgo"): Del mismo modo que el carácter forja el destino de una persona, la cultura determina el destino de una empresa. La cultura puede ser el mayor activo o el mayor pasivo de una empresa, una cultura fuerte crea cohesión interna y mejora la capacidad de la organización para la acción colectiva mediante la construcción de la confianza. La cultura se convierte en un pasivo cuando muestra altos niveles de entropía, cuando los comportamientos limitantes tales como la culpa, la burocracia, la competencia interna y la manipulación inhiben el buen funcionamiento de la organización. La transformación cultural comienza con la transformación personal de los líderes. Las organizaciones no se transforman, lo hace la gente de las organizaciones. La cultura es un reflejo de los valores y creencias de los líderes actuales y de los líderes del pasado institucionalizados a través de las políticas, estructuras, sistemas, procesos y procedimientos implementados en tiempos anteriores. En el último Espacio Factor Humà de octubre del año pasado, tuvimos la suerte de disfrutar de muy buenas ponencias, entre ellas una a cargo de Borja Vilaseca: "El nuevo paradigma organizacional".Pudimos disfrutar de un Borja muy directo en sus planteamientos, no hay tiempo para paños templados, no hay ya excusas para no iniciar el descubrimiento interior, ni a nivel individual ni a nivel organizacional. Es más, ese descubrimiento se convierte en requisito sine qua non en la nueva era que iniciamos. Era que a Borja le gusta llamar de Conocimiento y que yo añadiría de Consciencia.En línea con lo expuesto, Borja compartió con todos nosotros su visión de cómo dar pasos hacia adelante en el actual entorno. Y lamento, a la vez que me alegro, deciros que todo pasa por una transformación personal; transformación a la que Borja nos invita y anima mediante la pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo?Estamos en la era del conocimiento (consciencia), lo que significa que las personas tanto a nivel profesional como personal no podemos huir ya de nuestro propósito vital, aportar valor añadido y aportarlo desde la pasión, desde la creatividad, desde el sentido, desde la reinvención y con talento. Ya no existen las zonas de confort porque la velocidad de estos tiempos nos van a impedir acomodarnos, continuamente vamos a tener que diferenciarnos, vamos a tener que dejar aflorar la mejor versión de nosotros mismos, nuestra autenticidad, nuestra esencia, nuestra verdadera identidad. Porque sólo así estaremos capacitados para crear. La creatividad, la innovación surgen de la libertad, surgen del amor a uno mismo y, para amarse de verdad, hay que conocerse, ser auténticos... no nos queda otra que mirar para adentro y buscar a nuestro verdadero yo, reconciliarnos y ponernos a crear.¿Cómo vamos a transformarnos? ¿Cómo sabemos si soy o no soy el que soy? ¿Cómo sabemos si somos nosotros o nuestra falsa identidad? Venimos de un viejo paradigma muy marcado por las creencias heredadas y adoptadas por el propio sistema. Nos han programado para el automatismo, la queja, el victimismo, la falsa seguridad; actuamos como autómatas programados, dormidos, condicionados por el entorno social, familiar, económico... ¡por el propio sistema educativo! Somos ignorantes emocionales... Entonces, ¿cómo vamos a saber? Y Borja nos planteó de nuevo la gran pregunta: ¿Qué harías si no tuvieras miedo? El miedo saboteador nos impide ver más allá, nos impide responsabilizarnos, por tanto nos priva del aprendizaje, de nuestra propia evolución, de actuar bajo nuestra propia libertad de decisión, de acción, nos impide 'Ser'. Borja insistió: ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Y nos da una gran pista para seguir avanzando: para vencer los miedos hay que ser muy honesto con uno mismo, mirarse al espejo, reconocer la ignorancia, quitarnos la venda de los ojos, empezar de nuevo, volver a lo esencial y, yo añado, práctica, mucha práctica y amor, mucho amor.Todo esto es una muy buena noticia, como dijo Borja, la obsolescencia del anterior sistema en el que obtuvimos mucho 'bientener' y muy poco bienestar, da paso a esta nueva era de verdadero bienestar, da paso a una era de abundancia espiritual, a una era en la que las personas estamos ocupando nuestro lugar, aunque haya que pasar este sarampión de aprendizaje, este dolor del crecer, del desprenderse de la máscara, de las falsas identidades. El resultado de esa transformación, de ese reencontrarse, eleva a las personas al lugar en el que debemos estar a nivel humano y organizacional.Las organizaciones que quieran permanecer y trascender también deberán transformarse, dejar espacio a la creatividad de sus profesionales, abandonar, el control, el resultado por el resultado y dejar paso al concepto de valor añadido, crear riqueza, construir sus relaciones sobre la base de la confianza, atraer al talento mediante el salario emocional, disponer de líderes vocacionales, líderes que se quieran a ellos mismos, libres de influencias, líderes sin miedo a enfrentarse a la ignorancia y al cambio, capaces de aportar lo mejor para los demás, íntegros, auténticos, inspiradores felices de ser, sin necesidad de tener. En esta era del conocimiento ya no caben las organizaciones de cuerpo presente, y mente y corazón ausentes, y de la misma manera que a nivel individual debemos iniciar el viaje, dejar atrás los viejos paradigmas, deben hacer las organizaciones que se llamen como tales.  Replantearse su sentido, sus valores, su Misión y Visión, su razón de existir y alinearse con esta nueva era de verdadero bienestar si es que quieren disponer de profesionales con talento, comprometidos e identificados, como un 'solo uno', como el sistema que son.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo, si cambiamos nosotros, cambia nuestro entorno, fluye, ¡¡despierta!! ¿Qué harías si no tuvieras miedo?En la era industrial, la calidad fue el diferenciador clave de rendimiento. En la era de la información lo fue el capital intelectual. Ahora, en la era de la consciencia, el capital cultural se ha convertido en el factor clave de alto rendimiento.

¡Despierta! ¿Qué harías si no tuvieras miedo?

Martes, 10 Febrero 2015
Las palabras alegres ganan a las tristes

El análisis de las 100.000 palabras más usadas en 10 de los idiomas más hablados del planeta muestra que los humanos usan más vocablos positivos que negativos. El español y el portugués serían las lenguas más optimistas, mientras que el chino y el coreano, las más pesimistas, según un estudio.

Martes, 10 Febrero 2015
¿Una renta básica para el empleo que destruyan los robots?

Stephen Hawking y más de 400 personalidades del mundo de la ciencia y la innovación firman una carta abierta sobre el futuro de la Inteligencia Artificial. Demandan que el desarrollo de esta tecnología se encuentre únicamente al servicio de la sociedad y de los seres humanos.

Lunes, 19 Enero 2015
Los papeles de la Fundació nº 15: La tercera gran ola [The Third Great Wave]

The Economist publicó en octubre de 2014 este amplio informe sobre la tercera gran ola de innovación digital en la que estamos viviendo. Las dos primeras revoluciones industriales se cobraron sus víctimas pero en última instancia mejoraron enormemente la vida de muchas personas y crearon gran cantidad de nuevas oportunidades. La revolución digital, sin embargo, aún no está claro si será capaz de crear nuevas ocupaciones a un ritmo que compense la destrucción de empleo.

Martes, 13 Enero 2015
Llegan los 'padres helicóptero'

Si usted se empeña en acompañar a su hijo a una entrevista de trabajo o rellenar por él la solicitud de ingreso en la universidad, es, le guste o no, un padre helicóptero. Hablamos de aquellos progenitores hiperprotectores que sobrevuelan constantemente sobre la vida de sus hijos y que están pendientes de sus necesidades hasta límites insospechados. Esto es debido a la crisis, que provoca que las familias sean menos permisivas y mucho más exigentes con la educación.

Viernes, 09 Enero 2015
Falsos mitos laborales de las mujeres

"La falta de avances en la paridad de género no está provocada por una escasa motivación, confianza o liderazgo en las mujeres. El problema es fruto de una cultura empresarial que no está adaptada a tener líderes de ambos sexos", concluye un informe que desmonta 10 mitos laborales sobre las mujeres.

Domingo, 30 Noviembre 2014
Nuevas reflexiones sobre el capital en el siglo XXI

La desigualdad económica no es algo nuevo, es más, podría considerarse una condición sine qua non para la existencia de las sociedades capitalistas. Thomas Piketty, economista francés que causó sensación a principios de este año con su libro El Capital en el siglo XXI, habla sobre sus preocupaciones y predicciones acerca del tema en esta conferencia que ofreció recientemente en el TEDSalon Berlin.

La ponencia tuvo lugar el pasado 23 de junio en Berlín, en el primer evento oficial TED celebrado en Alemania. Bajo el título “Pizcas de conocimiento” se enmarcaron charlas de 15 participantes que, a través de sus ideas y conocimientos, exploraron las fuerzas de la innovación política, científica y tecnológica que nos conducen a un cambio que avanza a pasos agigantados.

Thomas Piketty, Director de estudios en la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS), fue nombrado en 2012 como uno de los 100 pensadores globales más influyentes. Su nombre resuena cada vez más en los debates de actualidad económica y es considerado uno de los pioneros en la reciente literatura sobre la desigualdad. Estructura su pensamiento alrededor de una idea clave que repite a lo largo de esta conferencia: la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza.

El capital en el siglo XXI expone cómo se produce la concentración de la riqueza y su distribución durante los últimos 250 años. Introduce una simple fórmula conocida: r > g, es decir, que el retorno (Return) sobre el capital es generalmente más alto que el crecimiento económico (Growth).  No es más que una conclusión que muestra la desigualdad en la distribución de los ingresos y la riqueza en el mundo, un tema con el que todos estamos familiarizados.

Comienza su discurso hablando de la tendencia a que la tasa de interés del capital supere la tasa de crecimiento de la economía, un hecho que da lugar a una alta concentración de la riqueza. Sin embargo aclara que aunque se centre en esta simple fuerza, existen también otras fuerzas muy importantes para entender y explicar la situación económica actual. Explicita además que todavía quedan por recoger una gran cantidad de datos necesarios.

Esta aclaración podría ser resultado de las numerosas críticas que ha suscitado entre muchos otros expertos, que tachan de dudoso el análisis de datos hecho por Piketty. Financial Times fue uno de los primeros medios en poner en duda la metodología usada y sus conclusiones. Según Chris Giles, editor económico de FT, el economista francés comete errores en las proyecciones que hace para épocas de las que no hay información, en el método que usa para distintos países y en un uso tendencioso de las estadísticas para probar su principal tesis.

Esto ha sido apoyado por otros importantes sectores de la prensa conservadora anglosajona. Incluso el economista Xavier Sala i Martín opinaba sobre el tema en una entrevista con Mònica Terribas en El Matí de Catalunya Ràdio.

En defensa de Piketty salió un medio de indudable filiación capitalista: The Economist, que alegaba que la mayoría de datos recogidos por Piketty han sido usados para crear el World Top Income Database, una iniciativa web promovida por investigadores del Institute for New Economic Thinking de la Oxford Martin School, que pretende proporcionar acceso digital a todos los datos existentes sobre rentas. Este diario no es el único que se posiciona a favor del economista, pues alrededor de su figura y de su libro incluso se ha creado un movimiento denominado Pikettymanía.

Una cosa está clara y es que las tesis del científico social francés han influido mucho en el mundo anglosajón, ya sea entre aquellos que las apoyan como entre sus detractores.

Al final de la misma conferencia TED, Bruno Giussani lanza algunas cuestiones a Piketty acerca de los argumentos que se han ido planteando en contra de su punto de vista. Uno de los argumentos es que la desigualdad económica no es solamente una característica del capitalismo, sino que es uno de sus motores. Piketty cree que la desigualdad no es un problema per se, sino que el problema reside en el grado de dicha desigualdad, pues si se hace demasiado extrema se vuelve inútil para el crecimiento.

Otra cuestión que plantea Giussani es la más controvertida y la que sustenta gran parte de la crítica hecha a Piketty: “Se te ha acusado de elegir datos intencionadamente para justificar tu teoría. ¿Qué respondes a eso?” El autor, seguro de sí mismo, confiesa que el propósito de su libro era estimular el debate y por lo tanto está feliz al haber logrado uno de sus objetivos, ya que si no quisiera tener un diálogo abierto y transparente no hubiera publicado todos los datos y cálculos detallados.

A modo de conclusión hace algunas propuestas de cara al futuro también con el fin de mejorar su metodología. Entre otras cosas aboga  por la necesidad de más transparencia financiera, lo que se traduce en un registro global de los activos financieros o una mayor coordinación internacional en materia de impuestos sobre la riqueza.

Ya sean más o menos acertadas las premisas de Thomas Piketty, de lo que no cabe duda es que nos encontramos ante el nuevo gurú de la economía mundial, “el nuevo Karl Marx” del siglo XXI.

Acceso a la conferencia de Thomas Piketty en el TEDSalon Berlin: https://www.ted.com/talks/thomas_piketty_new_thoughts_on_capital_in_the_twenty_first_century?language=es

Martes, 25 Noviembre 2014
El capital en el siglo XXI

Fruto de quince años de investigación, el libro de Thomas Piketty tiene el mérito y el sentido de la oportunidad de poner un marco teórico y de aportar un conjunto de datos históricos y comparativas a uno de los temas más polémicos de la actualidad: la desigualdad en el reparto de la riqueza. El economista francés pone en relación la ciencia económica con la historia e incluso con la literatura para estudiar las dinámicas del capitalismo a lo largo de tres siglos y en más de veinte países.

Miércoles, 12 Noviembre 2014
Un momento es muy poco tiempo

Hoy en día las probabilidades de encontrar a un niño, adolescente o adulto capaz de esperar más de 5 minutos antes de tomar una decisión, razonada o no, son las mismas que las de encontrar una pareja que dure más de un mes, un político comprometido con sus votantes y no consigo mismo o un trabajo indefinido: casi ninguna.

Lunes, 03 Noviembre 2014
La sociedad de coste marginal cero

El nuevo libro de Jeremy Rifkin le confirma como un visionario en el campo de las tendencias tecnológicas. Asistimos a la aparición de una nueva infraestructura tecnológica -el Internet de las cosas- con el potencial de reducir a casi cero los costes marginales de grandes segmentos de la vida económica. Dicho descenso está dando lugar a una economía mixta -en parte mercado capitalista y en parte procomún colaborativo- que tiene grandes repercusiones.

Miércoles, 17 Septiembre 2014
No Money, No Time [Sin dinero, sin tiempo]

Cuando pensamos en la pobreza, tendemos a pensar solamente en la falta de dinero. Pero la parte financiera de la ecuación puede que no sea la más importante. Según algunos estudios de los que se hace eco The New York Times, la escasez de tiempo y la sobrecarga mental también son tipos de pobreza que se retroalimentan con los problemas económicos. Esa perspectiva abre nuevas posibilidades para luchar contra ella.

Miércoles, 02 Julio 2014
Xavier Sala i Martín: "No sé muy bien qué es eso del neoliberalismo"

En el contexto de una sociedad que empieza a salir de la crisis económica, el debate sobre la responsabilidad que ha tenido la Economía como disciplina académica se escucha cada vez más. La mala gestión de los últimos años ha provocado un replanteamiento de los enfoques que debería usar la Economía desde la Universidad para poner énfasis en su dimensión social. Uno de los principales exponentes actuales de esa mirada distinta es Thomas Piketty, gracias a su libro El Capital en el Siglo XXI. En una entrevista de Mònica Terribas en El Matí de Catalunya Ràdio, el economista Xavier Sala i Martin opina sobre el tema.

42 asociaciones de alumnos de facultades de Economía de 19 países han hecho público recientemente un manifiesto impactante. En él se explica que los planes de estudios de esta carrera universitaria sufren de un sesgo ideológico en favor del neoliberalismo. Reclaman currículos académicos más plurales que recojan ideologías diversas y críticas y con un enfoque más orientado a la esfera social de la economía. El alumnado considera que para afrontar los retos de futuro, y con el precedente de la recesión económica, dichos cambios son totalmente necesarios. Ésta, sin embargo, no es la opinión del economista y profesor universitario Xavier Sala y Martín, que en una entrevista reciente en Catalunya Ràdio expresó su desacuerdo con la iniciativa. Considera que no existe sesgo ideológico en el mundo académico y justifica la menor presencia de las teorías críticas con el hecho de que muy pocos investigadores trabajan sobre las mismas.Uno de esos investigadores, según Sala i Martín minoritarios, está en el foco de los medios de comunicación. Se trata de Thomas Piketty, autor de un libro que ha provocado un gran debate: El Capital en el Siglo XXI. Piketty realiza una recopilación de datos desde 1700 hasta 2012 para ver el crecimiento del rendimiento del capital. Las conclusiones del estudio muestran que dicho crecimiento ha sido de entre un 4 y un 5%, mientras que en cambio el crecimiento de la producción durante el mismo periodo sólo ha sido del 1, 6%. De ahí extrae su famoso postulado: R es mayor que G (donde R significa "Rate of Return", tasa de rendimiento, y G es "Economic Growth", crecimiento económico), es decir, que el crecimiento del rendimiento del capital es mayor que el crecimiento económico. Y a partir de esa conclusión induce que los capitalistas son cada vez más ricos y que se crea una desigualdad creciente. Muchos expertos, sin embargo, discuten su teoría: pocos días después de esta entrevista con Sala i Martín un controvertido artículo publicado en Financial Times señalaba algunos errores en la recopilación de datos y denunciaba un sesgo en su utilización.Sin embargo, Sala i Martín durante la entrevista pone énfasis en lo que considera "un error lógico en la interpretación de los datos" por parte de Pilketty: "Puede que la gente ahorre cuando es joven, que esos ahorros generen un rendimiento enorme y que cuando sean mayores se lo coman y dejen 0 en herencia. En ese caso, sería cierto que "R>G" pero no implicaría necesariamente que la herencia se pasara de padres a hijos". Otro error que comete Piketty, según Sala i Martín, es que a pesar de que la muestra de su estudio va desde 1700 hasta 2012, él mismo afirma que los datos de gran parte del siglo XX no son representativos debido al descalabro que generaron las dos guerras mundiales. Así pues, con respecto al siglo XX, comienza a tener en cuenta realmente los datos a partir de los años 70. Esto, opina Sala i Martín, es un problema para el estudio, porque cuando el libro habla de capital, se refiere al capital productivo y no incluye muchas cosas que son diferentes a dicho capital pero que se convirtieron en la riqueza de mucha gente a partir de la década de los 70, como el coche, la nevera, el televisor... Sala i Martín afirma que: "A pesar de que muchos ciudadanos no tienen propiedades, la mayoría tienen mucho dinero puestos en esas cosas". De ese modo la diferencia entre el capital productivo y el rendimiento del trabajo es la misma que en 1700, porque cuando miras cuál es la parte del capital que ha aumentado (y que sería la desigualdad a la que se refiere Piketty), te das cuenta de que se trata del precio de la vivienda. Ello significaría que los que tienen casas grandes son cada vez más ricos, pero no necesariamente que los capitalistas ricos exploten a los trabajadores y se pasen la riqueza de padres a hijos. Sala i Martín lo tiene claro: "La interpretación que Piketty hace no es la de que los datos parecen mostrar".La reivindicación de los estudiantes de Economía de varias universidades del mundo, así como las teorías económicas críticas con el neoliberalismo ponen de manifiesto una polarización ideológica cada vez más acentuada. Los economistas más influyentes del mundo están en desacuerdo entre ellos sobre cuáles deben ser las bases para lograr una economía capaz de hacer avanzar la sociedad en su conjunto.

 

También puedes acceder a la entrevista de El Matí de Catalunya Ràdio en el portal de 3/24 (vídeo en catalán): http://www.324.cat/video/5077691/economia/Sala-i-Martin-No-se-ben-be-que-es-aixo-del-neoliberalisme

Jueves, 12 Junio 2014
Nace 'Ciudad Compartida', una herramienta para hacer mapas colaborativos

La participación ciudadana es cada vez mayor y, a menudo, proliferan herramientas para facilitar la comunicación entre los actores sociales. 'Ciudad Compartida' nace precisamente para dar visibilidad al trabajo que hacen los movimientos sociales y para que sea la misma ciudadanía la que sitúe sobre el territorio las acciones llevadas a cabo.

Lunes, 09 Junio 2014
La desigualdad pone en peligro el sueño americano

A diferencia de hace unos años, la creciente desigualdad de ingresos y riqueza ocupa ahora el centro del debate en Estados Unidos. Lo que hasta ahora había sido un discursos de izquierdas, hoy está en la retórica de todos los partidos políticos. Los cambios sociales y económicos han empujado a los partidos políticos a revisar sus mensajes para llegar a una población cada vez más concienciada.

Domingo, 25 Mayo 2014
Artículo de opinión: Responsabilidad, empresa y sociedad… Un triángulo irregular (controvertido)

Alberto Andreu, Director Global de Reputación y Responsabilidad Corporativas de Telefónica y Profesor visitante de la Facultad de Economicas & Administración de Empresas, Universidad de Navarra: "La forma diferente de entender la palabra “responsabilidad” por empresas y ONG’s no ha impedido el desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa."

Lunes, 12 Mayo 2014
“Volveremos a necesitar inmigrantes cualificados, como en los noventa”

Entrevista de La Vanguardia a Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la UAB: "Sólo tienes dos alternativas: o eres capaz de recalificar a este grueso de parados, y hoy por hoy las políticas activas de ocupación no parece que vayan por ahí, o nos acabará pasando lo que nos pasó a finales de los noventa con la inmigración cualificada."

Domingo, 11 Mayo 2014
Artículo de opinión: La precariedad como forma de vida

Victoria Camps, Profesora emérita de la UAB: "Lo más preocupante es que la falta de trabajo está condenando a muchos, sobre todo jóvenes, a acostumbrarse a la precariedad. Viven en precario los que no encuentran ocupación fija y estable, pero también los que la tienen y temen perderla, una amenaza que planea sobre una gran mayoría de empleados."

Martes, 06 Mayo 2014
Los centros de trabajo para discapacitados, en la cuerda floja

Ante el nuevo tijeretazo de los presupuestos, las entidades sociales del sector de los discapacitados alertan de que peligran los recursos destinados a la inserción laboral del colectivo. En sólo tres años, se han recortado un 60% las partidas para políticas activas de ocupación.

Lunes, 05 Mayo 2014
Artículo de opinión: Propuestas tras el Primero de Mayo

Carlos Obeso: "El Primero de Mayo podría ser la excusa para discutir sobre los males de nuestro mercado laboral y para plantear reformas estructurales que fueran más allá de las contenidas en la reforma laboral, cuyos resultados están a la vista. Pero no será, entre otras razones, porque las reformas estructurales afectan a grupos de interés económicos, grandes y pequeños, celosos guardianes de sus privilegios."

Sábado, 03 Mayo 2014
Minitrabajadores pobres

El modelo de recuperación española resulta fallido para millones de ciudadanos y, por tanto, no es sostenible. Y cuanto antes lo sepamos y lo corrijamos, mejor. Ni podemos seguir dependiendo tanto de decisiones europeas sobre las que apenas hemos sido capaces de ejercer influencia (BCE), ni debemos seguir apostando por la competitividad exterior bajando salarios, a fuerza de deteriorar más nuestra demanda interna, ni podemos sentirnos orgullosos por un mercado laboral precario y sin derechos.

Sábado, 26 Abril 2014
¿Esclavismo? “Tenemos retos en salarios y horas extra”

Entrevista de El País a Helena Helmmerson, Directora de sostenibilidad de H&M: "La subida de los salarios es parte de nuestra hoja de ruta. Pero esto representa solo una parte de nuestros precios finales. Muchas otras cosas influyen, como comprar grandes volúmenes, buenas rutas logísticas…"

Miércoles, 16 Abril 2014
Dos perspectivas sobre la globalización

La globalización ha generado enormes posibilidades de negocio, pero a la vez fenómenos como la deslocalización industrial. Dos reportajes recientes nos llevan a la reflexión sobre el tema: por un lado, el documental De(s)troit emitido en TVE con impactantes imágenes de la antigua capital mundial del automóvil convertida ahora en un semidesierto; y por otro, una conversación a partir de la pregunta sobre si estamos demasiado globalizados, entre Fernando Trias de Bes y Francesc Xavier Mena, en el programa Valor Afegit de TV3.Según los historiadores podemos empezar a hablar de globalización con el fin de la Guerra Fría. A partir del final de la década de los ochenta el mundo se ensanchó y se abrieron oportunidades de negocio a escala mundial impensables hasta entonces. La entrada en el mercado global de países como China o India debían suponer un crecimiento exponencial de la economía. Sin embargo, tras tres décadas bajo este nuevo sistema hemos podido ver que implica algo más que crecimiento. Por ejemplo, ¿cómo una hipoteca de un particular en EEUU puede convertirse en un producto de inversión financiera en Japón y tener repercusiones económicas en países situados a miles de kilómetros? O ¿cómo el afán de las empresas por reducir costes ha hecho que muchas industrias se deslocalicen a países con salarios más bajos? Ahora más que nunca las dos caras de la moneda de la globalización económica son bien visibles.

El documental De(s)troit, recientemente emitido en el programa En Portada de RTVE, nos muestra un ejemplo viviente de las consecuencias negativas de la globalización y la crisis: la ciudad de Detroit. Esta gran metrópoli de Michigan ha pasado del esplendor industrial gracias a la industria del automóvil durante buena parte del siglo XX, a una profunda decadencia ocasionada por la deslocalización industrial. Antiguamente, Detroit había sido tierra de granjeros y su economía se basaba principalmente en la agricultura pero, la invención de la cadena de montaje de Henry Ford a partir de 1913, la convirtió en capital del motor y de la acogida de miles de inmigrantes que podían conseguir fácilmente un empleo bien remunerado. En medio de este clima de optimismo y crecimiento, Detroit no fue consciente de que estaba cometiendo un grave error: jugárselo todo a una sola carta y no diversificar su economía.La llegada de la globalización provocó la deslocalización de las grandes industrias del automóvil que buscaban otros sitios que tuvieran menores costes laborales. Al no haber actividad económica alternativa, se perdieron muchos puestos de trabajo y la ciudad empezó a perder población. Tal y como nos muestra De(s)troit, la huida de los habitantes ha dejado paisajes urbanos desiertos y escenarios desoladores y decadentes más propios de regiones en guerra que reflejan la cara menos amable de la globalización. Casas vacías, iglesias destruidas, teatros convertidos en parkings, escuelas y edificios del patrimonio urbano en ruinas conforman ahora una ciudad fantasma que ha pasado de tener 2 millones de habitantes a tener sólo 700.000.

Una reportaje reciente del programa de TV3 Valor Afegit también aborda la cuestión de la globalización. Uno de los participantes en el reportaje, Fernando Trias de Bes, profesor de ESADE y autor del libro El Gran Cambio, afirma que todo crecimiento implica a la fuerza la destrucción de viejas estructuras y que es imposible crecer sin que salga gente temporalmente perjudicada. Y así parece demostrarlo también el caso de Detroit donde, a pesar de la pérdida de puestos de trabajo y la crisis generalizada por la que pasa la ciudad, actualmente General Motors ha recuperado el liderazgo mundial de su sector e incluso vuelve a generar empleo. Las tres grandes de la ciudad, Ford, Chrysler y General Motors, ya tienen más beneficios que antes de la crisis de 2008 pero con muchos menos trabajadores.El otro participante de este programa de Valor Afegit, Francesc Xavier Mena, exconseller de Empresa i Ocupació de la Generalitat y también profesor de ESADE, señala una contradicción interesante: "Por un lado queremos salarios elevados y condiciones de bienestar, pero por el otro lo ligamos con adquirir bienes a precios muy bajos". Siguiendo esta filosofía, por ejemplo, los pequeños comercios no pueden competir con las grandes superficies ante su capacidad para bajar precios.Los dos expertos están de acuerdo con que la globalización es un proceso dinámico y multidireccional. Un ejemplo de dicha dinámica cambiante es la empresa española bq: una firma tecnológica que lleva la lógica del mercado global en su ADN. Desde sus inicios ha distribuido productos chinos aquí y actualmente fabrica producto propio en ese país asiático. A pesar de tener la fabricación de sus productos a caballo entre China y España, ahora están planteándose un proceso de relocalización. El cambio de estrategia viene propiciado por una crisis económica y una devaluación salarial tan fuerte en España que hace que actualmente sea más rentable volver a tener la producción cerca de casa.A pesar del escenario de futuro incierto que dibujan la competencia feroz, los cambios constantes y las deslocalizaciones o relocalizaciones, parece que todavía existen algunos caminos buenos a seguir. Como apuntaban recientemente desde The Economist, y como afirman también los expertos Fernando Trias de Bes y Xavier Mena, el futuro pasa por la formación, la especialización y la búsqueda constante de oportunidades. En ese mismo sentido también se mueve Michigan para salvar Detroit: con la voluntad de volver a hacer crecer la población se quieren conceder 50.000 visados de trabajo para extranjeros cualificados para que vivan en la ciudad durante al menos 5 años. La población de la antigua capital del automóvil por su parte está volviendo a apostar por su actividad económica histórica, la agricultura, con huertos urbanos instalados en algunas de las zonas desiertas de la ciudad.Como dice Trias de Bes, más que ante una crisis económica nos encontramos ante un cambio de era.Puedes ver el reportaje De(s)troit en la página web de TVE: http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-destroit/2459508Y la emisión del reportaje Estem massa globalitzats? de Valor Afegit en la página web de TV3 (en catalán): http://www.tv3.cat/videos/4965771/Estem-massa-globalitzats

{iarelatednews articleid="10947"}

Martes, 25 Marzo 2014

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.