La pandemia ha puesto de manifiesto que saber ajustar rápidamente la capacidad y los recursos a un entorno cambiante es la clave del éxito. En concreto, la reorganización de las plantillas ha sido una de las fórmulas más utilizadas. Según refleja un nuevo informe de Mercer, el 70% de las empresas ha facilitado el intercambio de talento internamente para crear modelos de plantilla más flexibles.

¿Trabajo para una empresa o me pongo por mi cuenta? La respuesta a esta pregunta depende de las circunstancias personales y profesionales. Y también, como es lógico, de las oportunidades laborales, porque no siempre se trata de una elección.

Xavier Ferràs, profesor de Dirección de Operaciones, Innovación y Data Sciences en ESADE: "Mientras el chief executive officer (CEO), máximo ejecutivo, tiende a concentrarse en el núcleo de negocio, el chief innovation officer (CIO) busca ideas adyacentes o transformadoras, quizá ajenas a los mercados y a los perfiles de cliente habituales. Ambas figuras se están desacoplando: el CIO está ganando peso estratégico."

El futuro del empleo pasa por la revolución tecnológica. Se prevé que muchos niños que actualmente están en primaria trabajarán en tipologías de empleos que todavía desconocemos. La revolución tecnológica supone, pues, una amenaza para millones de empleos actuales y la presión recae especialmente sobre unas clases medias empobrecidas cuya frustración alimenta populismos y provoca la fragmentación de la sociedad. 

El debate sobre la reducción de la jornada se cuela en plena pandemia de coronavirus. En España aún son pocas las empresas que lo practican y mayoritariamente lo hacen de manera parcial. Esto quiere decir que trabajan menos días a la semana pero hacen más horas las jornadas en las que están operativas. Para incentivar la reducción de jornada el Gobierno ha comprometido un presupuesto de 50 millones de euros y subvencionar a las compañías para que contraten a más gente y repartan el trabajo. 

¿El futuro del trabajo pasa por una vuelta completa a la oficina? En el caso de Unilever, tal y como explica su Presidente Alan Jope a The Guardian, no se contempla dicha opción. La multinacional angloholandesa dedicada a los bienes de consumo ya ha confirmado que cuando pase la pandemia buscará otros modelos de trabajo y que optará por la hibridación. 

Las organizaciones han visto en la pandemia una oportunidad para revertir la histórica tendencia a la baja de la productividad. Según Forbes, el aumento del trabajo remoto, la aparición de nuevas tecnologías y los cambios en las dinámicas laborales han sido las grandes causas de dicho cambio de tendencia. ¿Qué deben hacer las organizaciones para que las duras lecciones del coronavirus perduren y no acabemos volviendo a lo anterior? 

¿Qué pueden hacer las empresas para ser más inclusivas? Vernā Myers, Responsable de la Estrategia de Inclusión de Netflix, explica a Fast Company cómo esta empresa estadounidense ha buscado diferenciar los conceptos de diversidad y de inclusión, crear un lugar de trabajo más equitativo y, además, presenta su primer informe corporativo y un cortometraje sobre el tema. 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.