La Covid-19 ha afectado emocionalmente a una parte importante de la población, especialmente a aquellas personas que viven solas y a las que han perdido a alguien cercano o han pasado el virus. El miedo, la tristeza y la ira se han convertido en sentimientos habituales y, por eso, algunas empresas ofrecen recursos psicológicos y emocionales a sus empleados. 

En una charla sobre el futuro del empleo tras la crisis de la Covid-19, organizada por El Periódico, el economista y catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona, Antón Costas, habla de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En su opinión, estos deben mantenerse hasta que la situación lo requiera, aunque sea costoso. 

La pandemia de la Covid-19 está afectando significativamente al sector turístico catalán. La caída de la facturación en 2020 se calcula en torno a unos 15.000 millones de euros. Además, según un estudio de la Universitat de Barcelona, se podría destruir una cuarta parte del empleo, lo que supondría la pérdida de entre 82.000 y 95.000 puestos de trabajo. 

Los gobiernos y las Administraciones Públicas se están aliando con empresas innovadoras y emprendedores para mejorar la calidad del servicio al ciudadano y ser más eficientes. Se trata de una tendencia en auge en España. El ámbito de actuación de las nuevas 'govtech' abarca desde la salud hasta el 'big data'.

Hilario Albarracín, presidente de KPMG: "En esta crisis inesperada y global tenemos que contar con la incertidumbre como un factor más en todas las ecuaciones. Por esta razón, la capacidad de interpretar rápidamente la información y recalibrar respuestas conforme cambian las condiciones es también esencial."

Uno de los efectos colaterales positivos del coronavirus es la drástica caída de la contaminación, estimada en un 58% en las grandes ciudades españolas durante las semanas de confinamiento. La mejora de la calidad del aire supone un respiro para los ciudadanos, pero también para la maltrecha sanidad pública así como para el conjunto de la economía. 

Agustí Sala, periodista de El Periódico: "Puede suceder, y, de hecho está empezando a suceder, que los hijos vivan peor que los padres o vayan camino de ello. Y eso inquieta porque rompe el principio básico de ganar terreno en lugar de perderlo con los cambios generacionales. Ese es el principal efecto de lo que conocemos como precarización del mercado laboral."

Tras el anuncio del cierre de la planta de Nissan en Barcelona, el Gobierno ha propuesto a la marca nipona crear un grupo de trabajo que analice la situación. En caso de que no se produzca un cambio de opinión, la ministra de Industria ha explicado que se muestran abiertos a otras alternativas para salvar el mayor número posible de empleos.  

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.