Con la implementación masiva del teletrabajo ha llegado la generalización de las reuniones virtuales. Pero ¿cómo serán las reuniones en un futuro? The Economist explica que las empresas optarán por la presencialidad o por el formato online en función del número de personas implicadas, de la importancia de los encuentros o de la cultura laboral del país, entre otros aspectos.  

Covid-19 y tecnología. Estos dos factores, aparentemente tan dispares entre sí, están detrás del creciente auge de los programas destinados a mejorar la experiencia de los empleados. El interés y la necesidad de trabajar por el bienestar de los trabajadores en el contexto de una situación pandémica tan inédita como extrema ha afianzado el uso de instrumentos para medir periódicamente su opinión acerca de cuestiones muy diversas: desde el sentimiento de pertenencia e identificación con los valores de la organización, la predisposición a dar un esfuerzo adicional al requerido, políticas de RR.HH., visión de liderazgo, etc.

No siempre es fácil que las distintas generaciones se entiendan y eso afecta también a las empresas y organizaciones con plantillas diversas. Por eso, Financial Times recomienda mantener conversaciones sinceras siempre que sea posible. Los expertos defienden que los equipos más dispuestos a hablar y a debatir suelen mostrar un mejor desempeño, aunque también reconocen que supone todo un reto cultivar una cultura de seguridad psicológica que lo cobije. 

Desde el inicio de la pandemia, el Área de RRHH ha tenido que hacer frente a numerosos retos: teletrabajo, despidos temporales y contrataciones, salud mental, vuelta a la oficina, etc. Y, a menudo, se ha hecho con equipos reducidos, lo cual ha comportado sobrecargas importantes de trabajo. Tal y como explica CNBC Make It, estas circunstancias están provocando situaciones de estrés y burnout que no se pueden obviar. 

Llevamos meses barruntando cómo y cuándo será la vuelta a la oficina; si viviremos en un modelo híbrido; si nos dejarán seguir teletrabajando; o cómo trabajaremos... Cuando termine todo ese debate plagado de suposiciones e incertidumbre tal vez nos demos cuenta de que no estamos preparados -tampoco nuestras empresas- para todo lo que viene, desconocido y difícil de gestionar.

Tras superar el experimento de la pandemia, las compañías abordan ahora la transición hacia una nueva forma de trabajar, un cambio que plantea desafíos y oportunidades.

2020 ha representado un punto de confluencia de gran parte de las tendencias sociales, empresariales y tecno-científicas que ya discurrían en paralelo. Su encuentro en un mismo punto y momento han provocado un «big bang» que nos ha hecho viajar en el tiempo, avanzando en 6 meses lo que esperábamos que sucediera en 6 años. Para analizar su cristalización en un nuevo modelo laboral, Wolters Kluwer y Fundación Mashumano han celebrado la mesa-coloquio: nuevo estilo de liderazgo y la cultura corporativa.

Volver o no volver a la oficina. La baja de los contagios y el aumento de la vacunación contra el coronavirus abrieron el debate en las empresas acerca del futuro del grupo de empleados que se recluyó en el teletrabajo desde que comenzó la pandemia.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.