Aumentan los casos de despidos por videoconferencia desde que estalló la crisis del coronavirus. La cuestión es si esto obedece a necesidades puntuales derivadas de la pandemia o estamos ante otro signo de la nueva relación laboral a distancia que se convertirá en algo cotidiano.

Con más de veinte años de experiencia en la gestión de personas David Reyero se declara optimista ante la nueva situación tras el Covid-19. Valorar a las personas más allá de sus concocimientos por aspectos tan poco comunes hasta ahora como sus propósitos, fortalezas, pasiones y valores ayudará a seleccionar a los mejores candidatos. 

Según una encuesta realizada por la Universitat de València, dos de cada tres personas que han teletrabajado durante el confinamiento consideran que su rendimiento laboral se ha visto afectado. Sin embargo, a la mayoría les gustaría alternar esta opción con la de acudir al lugar de trabajo.  

El coronavirus cambió de la noche a la mañana hábitos y rutinas asumidos por todos. Los trabajadores pasaron de ir a la oficina a tener que teletrabajar. Los más pequeños dejaron de tener que ir al colegio y los más mayores, colectivo de riesgo, no podían salir (o mejor dicho no era deseable que salieran). Ante esta situación de confinamiento obligado, los cuidados a mayores y menores han sido en casa y las mujeres han sido las perjudicadas.

BBVA lo tiene claro. Durante el confinamiento el banco que preside Carlos Torres ha sido el banco que menos oficinas ha mantenido abiertas, solo el 30%. Sin embargo, y según explicó ayer el banquero en un encuentro telemático con empleados desde la Ciudad BBVA en Madrid, la entidad ha funcionado perfectamente, pese a que la gran parte de la plantilla, el 90%, ha desarrollado su trabajo por remoto.

La pandemia del coronavirus también tendrá sus efectos en el ámbito de las relaciones laborales y en la cultura empresarial. Las organizaciones deberán cambiar sus modelos de oferta y demanda, invertir más en medios digitales y mejorar la atención a la salud laboral de sus empleados. 

Entrevista de "La Contra" de La Vanguardia a Gina Rippon, neurocientífica, profesora emérita de Neuroimagen Cognitiva: "Es muy importante la información, que la gente sepa que sus habilidades van más allá de los estereotipos. Yo trabajo con colegios para promover a las mujeres en la ciencia en un mundo que no se enorgullece de sus científicas."

El teletrabajo se considera una medida de conciliación entre la vida laboral y personal pero la pandemia ha demostrado que es necesario mejorar mucho en este terreno. De hecho, en lugar de flexibilizar nuestras jornadas, el trabajo en remoto mal entendido está ocasionado horarios maratonianos y mayor carga laboral en casi todos los sectores. 

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.