En Catalunya conviven en la actualidad 220 CET, que dan empleo a más de 20.000 personas con algún tipo de discapacidad legalmente reconocida. Sin embargo, su tasa de paro ronda el 74%, según la Federació de Centres Especials de Treball. Se están llevando a cabo algunas iniciativas como la reciente Business with Social Value que creó un espacio físico para facilitar que compañías mercantiles y sociales realizaran negocios con valor social y cumplir más fácilmente con la LISMI.


Un 5,53% de la población catalana padece alguna discapacidad legalmente reconocida o, lo que es lo mismo, más de 413.000 personas, de las que se estima que más del 30% está en condiciones de trabajar. Sin embargo, actualmente sólo un total de 28.000 personas con discapacidad poseen un contrato laboral en Catalunya, mientras que la tasa de desempleo de dicho colectivo ronda el 74%, según datos aportados por la Federació de Centres Especials de Treball (Fecet). Además, tal como afirma el informe elaborado por la Fundación Adecco, ¿Qué tres deseos le piden al nuevo año las personas con discapacidad?, el 55% de las personas discapacitadas en Catalunya cree que su discapacidad es un obstáculo que merma de forma exponencial sus oportunidades para lograr un empleo.

Además. tal como explica María José Pujol, gerente del Centro Especial de Trabajo (CET) Icària Iniciatives Socials, la crisis aún ha puesto las cosas más difíciles, “pues a la caída del consumo y, en consecuencia, de la facturación, tenemos el duro recorte realizado recientemente por el Estado en la partida destinada a la inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual y trastorno mental, que complica aún más la supervivencia de los CET”.

Con el fin de mostrar al empresariado catalán la amplia oferta de productos y servicios que poseen los 220 CET que conviven en Catalunya, hace unas semanas se celebró en el Palau de Congressos de Barcelona la primera edición de Business with Social Value, iniciativa organizada por el Clúster Créixer que reúne a más de 25 CET de Catalunya. “Mediante este evento hemos querido crear un espacio físico que facilite que compañías mercantiles y sociales realicen negocios con valor social y cumplir más fácilmente con la Lismi, que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a contratar personas con discapacidad”, dice la adjunta a la dirección general de Icària Iniciatives Socials, Kika Sauquet, que es una de las promotoras de la jornada.

“Sobre todo, se trataba de romper con la idea de que los CET somos empresas antiguas, de poco valor añadido y con trabajadores poco eficientes. Pues la realidad es bien distinta y, actualmente, hay CET dedicados a temas tan diversos como la restauración, el embalaje, la limpieza, el mobiliario urbano, la cosmética o la parafarmacia”, dice Francesc Martínez, presidente del grupo cooperativo TEB, que recientemente recibió la Creu Sant Jordi 2012, de manos de Artur Mas por su continuado impulso a diversas iniciativas para la inserción laboral, social y deportiva de personas con discapacidad psíquica.

Durante el Business with Social Value, que contó con la participación de más de 80 empresas sociales y mercantiles de la talla de Agbar, Hilton, Nike, Pastas Gallo. Mutua Intercomarcal o MAT Holding, entre otras, se produjeron más de 100 reuniones empresa-CET y diversas mesas redondas sobre cómo priorizar los negocios con valor social, conducidas por expertos en la materia como Núria Chinchilla, directora del Centro Internacional Trabajo y Familia en el Iese Business School o Daniel Levine, director ejecutivo del Institut Avant-Guide de Nueva York, especializado en detectar las tendencias globales de consumo para la industria.

Para Lluís Torra, director de comunicación y relaciones institucionales de Mútua Intercomarcal, la jornada se convirtió en el marco ideal para hacer negocios con empresas de alto valor social. “A pesar de que como empresa llevamos años colaborando con diversos CET catalanes, no eramos conscientes de la amplia oferta de servicios que poseen y que, mediante el evento, han sido capaces de hacerse visibles”, apunta.

Comprende sus palabras el consejero delegado de MAT Holding, Pau Relat, que pide al empresariado catalán que, en momentos tan duros como el presente, colaboren más activamente con los CET. “Por valores fundacionales y creencias personales, desde nuestros inicios hemos subcontratado los servicios de distintos CET para tareas como la limpieza, proveedores de material de oficina y, con el tiempo, hemos incorporado a ocho personas que, a nuestro modo de ver, no son discapacitadas sino que poseen capacidades distintas. Pero más allá de eso, lo hacemos porque ofrecen un producto competitivo y de gran calidad, no por simple caridad”, sentencia.

En este sentido, y como medida para incentivar las empresas mercantiles a establecer acuerdos de colaboración con los CET catalanes, se ha creado el logotipo Business with Social Value que identificará a las compañías que estén comprometidas con dicha causa. “La idea es que sea como una especie de ISO pero del tema de incorporación social, que identificará a aquellas compañías que hacen posible que más personas con discapacidad tengan un puesto de trabajo, siendo a su vez un elemento que ayudará a la empresa mercantil a tener una imagen socialmente responsable de cara a sus clientes”, sentencia María José Pujol.



TRES EJEMPLOS

Mejor albergue europeo del 2010

A menos de 15 minutos del centro de Barcelona, ubicado en el Baixador de Vallvidrera, se encuentra Inout, el primer albergue de todo el Estado que cuenta con una plantilla compuesta por personas que padecen algún tipo de discapacidad psíquica o física. Un proyecto nacido hace más de cinco años, que hoy emplea a un total de 42 personas y que en el 2010 consiguió el premio al mejor hostel europeo. “Ganar ese premio ha sido el reconocimiento al trabajo bien hecho y a que las personas con discapacidad también podemos ser excelentes. Nos ha motivado muchísimos”, dice Noemí Caparrós, directora de servicios y logística de Inout. El albergue –que tiene capacidad para 166 personas, una piscina y un restaurante que ofrece 500 menús cada fin de semana– ha sido valorado con un 83% de satisfacción en el portal Booking.

El más grande de Catalunya

Nacido hace 44 años, el grupo cooperativo TEB, que emplea a 700 personas, de las cuales más de 500 poseen algún tipo de discapacidad, es el mayor CET de Catalunya. El grupo, que factura 13 millones de euros anuales, posee diversas líneas de negocio, como la limpieza de oficinas, la fabricación de pinturas para uso escolar o el cultivo de setas, así como diversos servicios de copackaging, envasados y manipulados para la industria textil, agroalimentaria, cosmética o editorial. “Como el resto de empresas, con el tiempo nos hemos tenido que espabilar e ir enfocándonos a nuevos nichos de mercado, con el fin de crear la máxima ocupación posible para personas con discapacidad; la razón de ser de nuestro proyecto”, admite Francesc Martínez, presidente del grupo TEB, que trabaja para firmas como Gallina Blanca, Kraft, Mattel o Borràs.

Servicio integral al cliente

Icària Arts Gràfiques es un CET dedicado a la industria gráfica, que opera desde el año 1992 en sus propios talleres ubicados en el 22@, y emplea a más de 40 personas con discapacidades físicas y psíquicas. En los últimos años, además de la impresión, ofrece a compañías como Nike o La Caixa, entre otras, sus servicios de diseño gráfico. “De este modo damos un servicio integral al cliente. Nosotros nos ocupamos de crear su imagen, tratarla e imprimirla en digital o offset en el tiempo que nos demanda”, explica Jaime López, que desde hace cinco años dirige el departamento de diseño gráfico del CET. “El Business for Social Value fue, para nosotros, una especie de escaparate de todo lo que podemos ofrecer, ya que todo el material gráfico del evento, incluido el logotipo, fue diseñado por nosotros”, explica.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.