Entrevista de "la Contra" de La Vanguardia a Josep Redorta, conflictólogo: "Quité al jefe de su silla y le puse en un rincón. ¡No escuchaba! Pedí a sus directivos que le dijesen a la silla vacía lo que pensaban. El jefe, en su rincón, tuvo que escuchar."


Tengo 67 años. Nací en Granollers y vivo en Parets. Soy doctor en Psicología Social, máster en Conducción de Grupos (UB) y mediador laboral. Estoy casado, con dos hijos y cuatro nietos. Admiro la socialdemocracia nórdica. Soy agnóstico. Eduquemos en la cooperación.

 

¿Qué otras estrategias resolutivas hemos ingeniado?
La jerarquía. El primatólogo Frans de Waal ha demostrado que las luchas de poder se desatan en un clan de simios en cuanto el macho alfa es retirado del grupo.

¿La jerarquía es pacificadora?
Lo interesante es que la violencia es innata, ¡pero también es innata la mediación!

¿Quién es su mediador ejemplar?
Mandela, constructor social de igualdad.

Cuénteme un conflicto en el que usted haya mediado.
Una empresa debía a sus trabajadores parte de la paga extra. Si la pagaba, la empresa cerraría. Los trabajadores la reclamaban.

¿Cómo medió?
Les pedí a unos y otros que verbalizasen cosas buenas del otro. En otra empresa, quité al jefe de su silla y le puse en un rincón.

¿Para qué?
¡No escuchaba! Pedí a sus directivos que le dijesen a la silla vacía lo que pensaban. El jefe, en su rincón, tuvo que escuchar.

Deme un consejo para aprender a escuchar bien.
Evita interrumpir.

Acabemos con otro conflicto resuelto.
Un médico se lio con una enfermera. Todo bien. Ambos, excelentes profesionales. Pero se separaron, ¡y en el hospital la enfermera dejó de obedecer las órdenes del médico!

Grave.
Pero otras enfermeras, por solidaridad de género, la respaldaban a ella. ¡Conflicto! La salud de los enfermos estaba en peligro...

¿Cómo lo resolvió?
Pedí al director que los despidiera a los dos.

¡Hombre!

A menos que aceptasen un pacto: firmarían ambos sus cartas de despido y el director las guardaría en un cajón. Seguirían en el hospital, y un observador imparcial dictaminaría si cooperaban. Si no cooperaban, el director sacaría las cartas, y a la calle.

¿Y?
Volvieron a cooperar.

Enhorabuena.
Para influir, crea incertidumbre: descabalga a los rivales de su seguridad... y podrás reconducir su conflicto.



'No más conflictos'


Vivimos en el conflicto. Pero si amenaza nuestra seguridad, estabilidad o prosperidad, conviene la negociación, la mediación, el arbitraje o la intervención de un experto en gestión de conflictos, disciplina nueva de la que Josep Redorta es maestro. En su libro No más conflictos (Paidós) establece la taxonomía de los conflictos y los recursos con que se puede encauzar su resolución, a escala doméstica o a escala empresarial o internacional. Dijo el sabio chino Sun Tzu que "dirigir a muchos es lo mismo que dirigir a pocos: lo importante es la organización". Ojalá nuestros políticos sepan manejar esos recursos con pericia en esta interesante hora de nuestros conflictos patrios.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.