Más de 176.000 parados en Cataluña se beneficiarán este año de cursos gratuitos. Treball prioriza aquellos sectores que tienen mayor capacidad de generar empleo: administración y gestión, informática, comunicaciones y sanidad, entre otros.

La Generalitat quiere formar a sus desocupados en los sectores de futuro que tienen mayor capacidad de generar empleo, como sugieren las recomendaciones hechas por la Unión Europea. Por ello, este año destinará 205 millones de euros para formar a 176.000 personas, triplicando los recursos destinados en el 2008 y cuadruplicando los 40.000 parados que los cursaron el pasado año.

Ayer, la consellera de Treball, Mar Serna, presentó la oferta de formación que ofrecerán las 500 entidades colaboradoras públicas y privadas (ayuntamientos, consejos comarcales, entidades sin ánimo de lucro), y que para este año, debido al incremento de parados, contará con un presupuesto de 70 millones (28 en el 2008) para financiar 7.100 cursos gratuitos de los que se beneficiarán 119.000 desempleados. "El 70% de los nuevos parados son personas con baja formación", afirmó Serna, quien añadió que mientras que hace un año costaba que los desempleados se formasen porque encontraban trabajo rápidamente, "ahora la gente se interesa por la formación y hay cursos con cola".

La consellera agregó que la ampliación de la oferta formativa tiene como objetivo contribuir al cambio de modelo productivo, apostando por la formación en los sectores que tienen mayor capacidad de generar empleo. Así, las acciones formativas vinculadas a la administración y gestión son las que disponen de más plazas (casi 40.000), seguidas de cursos en informática y las comunicaciones (más de 28.000) y sanidad (14.100, en su mayoría sobre atención a la dependencia).

PRIORIDAD

También hay cursos sobre rehabilitación y eficiencia energética en edificios, reciclaje y gestión medioambiental, turismo, industria agroalimentaria, sector financiero, automoción, química y industria cultural. Tendrán prioridad para acceder a los cursos las personas inscritas en las oficinas de trabajo y las que no hayan realizado ninguna otra acción formativa.

La oferta formativa presentada ayer está complementada por los más de 500 cursos que ofrece la Generalitat en los Centros de Innovación y Formación Ocupacional (CIFO), que recibirán más de 8.000 personas en situación de desempleo y que cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros.

Además, la Administración destinará 100 millones a préstamos a parados para formación (créditos de hasta 6.000 euros a interés cero, de los que se beneficiarán más de 16.000 personas), 1,2 millones para cursos virtuales a través de la UOC, medio millón para el plan de alfabetización y formación digital y 24,5 millones en formación para sectores prioritarios y emergentes.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.