Producir más con menos y, a poder ser, aumentando la calidad, requiere métodos de mejora que impliquen al cien por cien de la plantilla que participa en casa proceso. Lograrlo es posible con los métodos kaizen y lean, según muestran varias experiencias nacionales del ámbito sanitario.

Kai en japonés significa "cambio" y zen, "mejor", y las dos palabras juntas, kaizen, indican una pequeña mejora llevada a cabo de manera rápida por los que realizan el trabajo de un mismo departamento; y, si la mejora se hace de acuerdo con un sistema de gestión más completo, se llama lean.

La metodología kaizen y lean se está aplicando con el objetivo de producir más con menos y, a poder ser, aumentando la calidad en atención primaria y ambulatoria especializada, atención hospitalaria, bloque quirúrgico y UCI, urgencias, diagnóstico por la imagen, laboratorio, rehabilitación, atención higienicosanitaria en hospitales y residencias sociales, centros de día, farmacia, logística, compras, mantenimiento, electromedicina y recursos humanos, según se ha visto en las II Jornadas Lean Healthcare en España celebradas en el Hospital de San Juan Despí Moisés Broggi, en Barcelona.

El lean entró en España por la Fundación Hospital de Calahorra, en La Rioja, que la adoptó en el 2000 para mejorar la logística; en el 2008 la incorporó el Consorcio Sanitario Integral de Cataluña (CSI, que incluye el Moisés Broggi) y, posteriormente, según se ha informado en estas jornadas, los hospitales Clínico y Parque de Salud Pere Virgili de Barcelona, Fuenlabrada de Madrid y Dexeus de Barcelona, y USP San Jaime de Torrevieja, y otros.

"Con la crisis se están buscando estrategias nuevas para reducir más los costes y, como ya hay bibliografía y experiencias positivas, el uso del lean se está extendiendo muy rápido. Hace un año y medio que comenzó un cierto boom en España", ha explicado a Diario Médico Emma Giralt, directora de Implantación lean de la consultora especializada Auren.

¿Es muy caro?
¿Tiene un coste elevado el uso de esta metodología? "No, porque son los propios profesionales los que lo aplican después de recibir formación sobre la metodología y porque son proyectos a desarrollar en un periodo muy corto de tiempo, algunos en un semana (kaizen)", ha apuntado Giralt.

En el CSI llegaron al kaizen y lean porque vieron que los sistemas de mejora para las certificaciones ISO e EFQM permitían mejoras pero muy superficiales, que no implicaban al cien por cien de los profesionales implicados en los procesos, según ha explicado, por su parte, Carmen Gimeno, de la dirección de Planificación y Seguridad del Paciente.

Esta organización comenzó por un proyecto para hacer más actividad de endoscopia en el mismo espacio: "los empleados implicados analizaron todo, comenzaron a hacer cambios y, como vieron que obtenían mejoras, siguieron hasta obtener este resultado: mejor aprovechamiento del espacio y ligero aumento de la productividad.

Al principio hubo reticencias, pero acabaron todos encantados". Luego iniciaron otro para mejorar la movilidad de los camilleros, que es un problema común en el sector hospitalario, pero en este caso no se logró el resultado esperado porque las mejoras necesarias sobrepasaban al ámbito previsto.

"Luego el método lean se incorporó al plan estratégico, junto con las ISO, EFQM y prevención de riesgos laborales, y ahora se usa en todas las líneas asistenciales; en hospitalización, por ejemplo, estamos revolucionando las salas con todo el trabajo pautado", ha dicho Gimeno.

En las Urgencias del Clínico de Barcelona, con la misma metodología, han logrado bajar el tiempo de espera media de 84 a 60 minutos y el número de pacientes fugados (por exceso de demora), del 6 al 2,85 por ciento.



¿QUÉ ES EL 'LEAN HEALTHCARE'?

El concepto de 'lean heathcare' se está extendiendo entre los gestores sanitarios, algunos de los cuales lo están incorporando ya como una herramienta más de mejora en los planes estratégicos de sus organizaciones y centros. Según la consultora especializada Auren, se trata de un sistema de producción tradicionalmente asociado al sector manufacturero pero que ha demostrado resultados excelentes en el entorno sanitario y social, tanto en procesos asistenciales como no asistenciales, que van de la reducción de costes y errores a la seguridad laboral. "La implantación de 'lean' se centra en la búsqueda del valor a lo largo del flujo del paciente, eliminando todas aquellas actividades que no generen valor (trabajo innecesario, pérdidas, despilfarros) -que se las define como Muda-, y optimizando de forma conjunta todos los flujos existentes durante la actividad asistencial (profesionales, información, materiales, equipos) con la finalidad de poder crear un proceso asistencial capaz de dar respuesta a la demanda". O dicho de otra forma: persigue "reducir el coste total y los plazos, y aumentar la productividad sin aumentar la presión sobre el personal".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.