Si la bonanza económica de los últimos años originó desplazamientos masivos de personas hacia los países pudientes, la crisis económica está frenando la tendencia. Aun así, según el INE la población extranjera afincada en España sigue creciendo.

El país se acerca a los 47 millones de habitantes, según el Instituto de Estadística. Catalunya fue la autonomía que registró el mayor incremento de empadronamientos.

La caída brusca de la llegada de pateras anticipaba la tendencia. También el gran número de inmigrantes que compraban un billete solo de ida hacia sus países de origen. Si la bonanza económica de los últimos años originó desplazamientos masivos de personas hacia los países pudientes, la crisis económica está frenando la tendencia. El año pasado, cuando la recesión no era tan acuciante como en estos días, la llegada de extranjeros a España se redujo a la mitad respecto de las cifras del 2007. Aun así, la población extranjera afincada en España sigue creciendo, aunque a un ritmo muy por debajo del experimentado en el pasado.

Los datos del padrón avanzados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que el 1 de enero de este año había en España 5.598.691 extranjeros, un 6,3% más que el 1 de enero del 2008 (329.929 personas). En cambio, el número de foráneos creció en el 2007 más del doble, en total, el 15,5% ( 701.023 personas más). Esto no solo significa que entraran muchas menos personas procedentes de Latinoamérica, el Magreb o los países del Este, sino también que muchos de los afincados en España que se quedaron sin trabajo debido a la recesión económica decidieron volver a sus países de origen.

‘SIN PAPELES’ / Pero las cifras del INE confirman a la vez otra tendencia. Como vienen advirtiendo los expertos y las oenegés, muchos extranjeros que se quedan sin empleo, pese a los planes gubernamentales que fomentan el retorno, no regresan, ya que la situación en sus países de procedencia es aún peor y, al no poder renovar su permiso de trabajo, pasan a engrosar la lista de irregulares. Así, si se descuentan los empadronados no comunitarios de los que el 1 de enero del 2009 tenían permiso de residencia o estudios, el saldo arroja una cifra de unos 600.000 sin papeles, aproximadamente 100.000 más que en el 2007. Del 2006 al 2007, la cifra de extranjeros en situación irregular se incrementó la mitad. De todas formas, el Gobierno defiende que esos cálculos no son rigurosos, puesto que hay extranjeros en situación regular que no figuran en los recuentos de tarjetas de residencia porque la están renovando o son trabajadores temporales que sí se han empadronado.

12% DE FORÁNEOS / El número de españoles empadronados también experimentó en el 2008 un aumento del 0,4% (174.199 personas), contribuyendo a que la población del país supere ya los 46,6 millones, de los que el 12% son inmigrantes, una cifra histórica pese a bajar las llegadas.

La comunidad autónoma que más ha contribuido a esta situación es Catalunya, ya que registró el mayor aumento de población en términos absolutos, al pasar de 7,3 millones en el 2007 a 7,4 en el 2008. Después de ser la primera región en superar el millón de extranjeros, este año sigue a la cabeza con 1,1 millones de inmigrantes empadronados, el 15,9% del total y más del 7% sobre las cifras registradas el 1 de enero del 2008. Le sigue de cerca Madrid, con 1.043.133 personas de nacionalidad extranjera, un 3,8% más.

Los menores incrementos de inmigrentes, curiosamente, se produjeron en Ceuta y Melilla. Ninguna comunidad perdió población de otros países.

POR PAÍSES / Teniendo en cuenta la región de procedencia, los rumanos siguen encabezando el ranking, con casi 800.000 inscritos. Las personas procedentes de la UE representan el 40,5% de los extranjeros. Entre los no comunitarios, los marroquís siguen siendo el grupo más nutrido (710.401 personas), seguidos de los ecuatorianos y colombianos.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.