El avance hacia una economía más verde podría generar de 15 a 60 millones de puestos de trabajo a nivel global en los próximos 20 años, según un estudio. De hecho ya se han creado decenas de millones de empleos en esta dirección. Por ejemplo, el sector de las energías renovables ya emplea a cerca de cinco millones de trabajadores, más del doble que entre 2006 y 2010.

La transformación hacia una economía "más verde" podría generar de 15 a 60 millones de empleos adicionales a nivel mundial durante las próximas dos décadas, según un nuevo informe dirigido por la iniciativa de empleos verdes, en el marco del programa de Naciones Unidas para Medio Ambiente.

Así, el estudio Hacia el desarrollo sostenible: oportunidades de trabajo decente y la inclusión social en un economía verde ha analizado el impacto que la "ecologización" de la economía tendría en el empleo, los ingresos y el desarrollo sostenible. En cualquier caso, ha reiterado que estas cifras de empleo "dependerán de si el conjunto adecuado de políticas se ponen en marcha".

Entre las conclusiones, el informe ha destacado que al menos la mitad de la fuerza de trabajo mundial --el equivalente de 1,5 millones de personas-- se verán afectados por la transición a una economía más verde.

Asimismo, en cuanto a la economía en general, ocho sectores "clave" podrían verse también afectados, como son la agricultura, silvicultura, pesca, energía, recursos de fabricación, el reciclaje, la construcción y el transporte.

El estudio ha recordado que decenas de millones de puestos de trabajo ya han sido creados por esta transformación. Por ejemplo, el sector de las energías renovables emplea a cerca de cinco millones de trabajadores, más del doble que el número de puestos de trabajo entre el periodo 2006 a 2010.

En Estados Unidos, tres millones de personas están empleadas en bienes y servicios ambientales, mientras que en España, en la actualidad hay más de medio millón de empleos en este sector. Por su parte, Brasil ha creado ya un poco menos de tres millones de puestos de trabajo, lo que representa alrededor del 7 por ciento del total del empleo formal.

En esta misma línea, en la Unión Europea hay un total de 14,6 millones de empleos directos e indirectos existentes en la protección de la biodiversidad y la rehabilitación de los recursos naturales y los bosques.


Un millón menos de trabajadores forestales

Por el contrario, el informe también alerta de las consecuencias negativas de una mala aplicación de esta política. En este sentido, ha destacado que el "uso excesivo de los recursos naturales" ha causado, por ejemplo, la pérdida de más de un millón de puestos de trabajo para los trabajadores forestales, principalmente en Asia, debido a prácticas no sostenibles de manejo forestal.

"El actual modelo de desarrollo ha demostrado ser ineficiente e insostenible, no sólo para el medio ambiente, sino también para las economías y sociedades, así", ha señalado el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.