El directivo dimite apenas seis meses después de haber asumido el mando de Yahoo!, acusado de haber falseado su currículum. Dijo ser graduado en ciencias de la computación, cuando solo tenía un título de contabilidad.

El cargo de Scott Thompson al frente de Yahoo! pendía de un hilo, que ha sido cortado. En el centro de la renuncia del consejero delegado, una agria polémica desatada a raíz de que se conociera que durante años estuvo mintiendo sobre su formación académica. El ejecutivo, que no llevaba ni seis meses al mando de la puntocom, será sustituido por Ross Levinsohn.

Los motivos con los que se justificó su renuncia fueron de tipo “personal”. Pero en realidad, se trata de una cuestión moral y de credibilidad para una compañía que atraviesas por serias dificultades para competir en la nueva era digital frente a poderosos rivales como Google y Facebook. A Thompson, de hecho, se confió la revisión y transformación de la firma.

El perfil de Thompson indicaba que se graduó en ciencias de la computación, cuando en realidad solo tenía un título de contabilidad. El momento no puede ser peor, pocas semanas después de que Yahoo! anunciara una importante ola de despidos en el marco de su proceso de reestructuración. El Consejo de Administración le había apoyado hasta ahora.

La renuncia responde a la presión ejercida por el fondo ThirdPoint, que exigió desde el primer momento la dimisión de Thompson y llegó a proponer como sustituto a Levinsohn. Este último es el actualidad vicepresidente de Yahoo!, encargado de la publicidad, medios digitales y de asociaciones. Es la persona que define la estrategia de productos y contenidos.

Thompson, que antes de ser fichado por Yahoo! dirigió para eBay el sistema de pagos electrónico PayPal, defendió su honestidad hasta el último minuto y comunicó al directorio que nunca presentó un curriculum para ocupar el cargo al frente de la compañías. Atribuyó el error a la firma que se encargó de buscar al candidato para suceder a Carol Bartz.

Además, en medio de la polèmica por su perfil profesional, el ejecutivo comentó al consejo de administración que le había sido diagnosticado cáncer de tiroides. Este anuncio justificaría en parte el argumento de la compañía de que renuncia al cargo por cuestiones personales.

Con vistas al futuro, en el marco de la solución del litigio iniciado por Third Point, cinco miembros del directorio actual abandonarán sus asientos con efecto inmediato. Días atrás ya se anunció que Patti Hart, la responsable de supervisar el proceso de selección, no iba a presentarse a la reelección. Fred Amoroso, uno de los recién llegados, se haría con la presidencia. Lo que está ahora por ver es si el nuevo equipo directivo mantiene la estrategia del dimitido Thompson.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.