La competencia por cada oferta registrada en Infojobs se multiplica por dos desde el 2008, según un informe del portal de empleo y Esade. El 78% de los aspirantes a cubrir puestos de baja formación tienen estudios superiores a los exigidos.

La máxima que solían explicar los padres a sus hijos de que con más estudios tienes el trabajo asegurado va camino de convertirse en una leyenda. Después de cuatro años de una crisis que se ha llevado por delante más de tres millones de empleos en España, el paro se ha extendido a todos los rincones del mercado laboral, incluidos los que tienen formación superior.

La prolongación de la crisis está provocando una situación cada vez más desesperada en el colectivo de parados con estudios universitarios. La necesidad de encontrar un empleo ha provocado que el 78% de los aspirantes a cubrir un puesto de trabajo de cualificación básica tengan estudios por encima de lo exigido, según un informe llevado a cabo por Infojobs y Esade.

De los 1,1 millones de personas que se inscribieron en el 2011 en ofertas de trabajo que pedían una cualificación básica obligatoria, casi la mitad tenían estudios universitarios. En ese colectivo, la tasa de paro supera ya el 14%, unos 10 puntos menos que la media general. En cambio, el desempleo afecta al 36% de los que tienen estudios básicos.

El contraste más claro de la sobrecualificación de muchos candidatos en relación con las ofertas de trabajo se produce en los puestos en prácticas, para los que un 83% de los que envían su currículum tienen una preparación por encima de la requerida por las empresas.

Otra de las tendencias detectadas por el estudio consiste en la ocultación del sueldo que piden los solicitantes para ser contratados, algo que hacen el 57% de los candidatos. Los datos de Infojobs muestran que la competencia por cada oferta de trabajo se ha multiplicado por dos entre el 2008 y el 2011 al pasar de una media de 28 candidatos por empleo ofrecido a 62.

Para Jaume Gurt, director general de Infojobs, "las empresas tienen tendencia a contratar a candidatos con más preparación de la que exigen en sus ofertas y los aspirantes se inscriben para cubrir esos puestos". Sin embargo, esa práctica es, a su juicio, "una equivocación, tanto para la empresa como para los trabajadores, que pueden sufrir problemas de motivación e incluso psicológicos con una factura importante de cara al futuro", por lo que recomienda hacerlo solo por tiempo limitado.

Detrás de estos cambios en el mercado laboral se encuentra un desplome de las ofertas laborales del 50% respecto a las que captó Infojobs en el 2008. "La cualificación ya no es ninguna garantía de tener trabajo porque no hay suficiente para todos", dice Gurt.


Pesimismo general

Pese a la fuerte caída, la situación puede seguir empeorando en los meses siguientes, según las previsiones del portal de internet. El estado de ánimo tanto de empresarios como de trabajadores está bajo mínimos, según una encuesta. La recuperación de puestos de trabajo se empezará a notar con claridad dentro de, como mínimo, dos años en el mejor de los casos.

¿Qué hacer ante este panorama? Hay un número creciente de personas, un 23% de los inscritos en la web, que buscan trabajo en el extranjero, una tendencia que Carlos Obeso, director del Instituto de Relaciones Laborales de Esade, enmarca en los cambios estructurales del mercado laboral, que "comienzan afectar, todavía de forma débil, a la propensión a emigrar o a la movilidad interna, especialmente entre los candidatos con formación".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.