España se coloca en la posición 16 en el último ránking de Save the Children, por debajo de Francia y Portugal. La baja de maternidad en España es de 16 semanas frente a las 52 de Reino Unido o Dinamarca. Noruega Islandia y Suecia ocupan los primeros puestos de la lista, mientras que Níger es el peor con un millón de niños en peligro de mortalidad infantil.

España ocupa el decimosexto lugar en el ránking de los mejores lugares del mundo para ser madre, según el Informe Sobre el Estado Mundial de las Madres de Save The Children. Este informe analiza los mejores y peores países para tener hijos, de un total de 165 Estados, en función del estatus educativo, económico, de salud y político de las madres y del bienestar de sus hijos.

En este decimotercer informe, España baja cuatro puestos respecto a 2011 y se coloca por detrás de Francia y Portugal y por encima de Estonia y Suiza.

En cuanto a la duración de la baja por maternidad, sus 16 semanas le sitúan muy por debajo de otros países europeos como Reino Unido o Dinamarca, con 52.

El documento recoge la elevada esperanza de vida, de 85 años, similar a la de Francia o Suiza y sólo superada por Japón. La tasa de mortalidad de menores de cinco años es de 5 por cada 1.000. El estudio afirma también que las mujeres ganan 0,52 euros por cada dólar que gana un hombre. Y en cuanto a la participación política, con datos de 2011, un 35% de los escaños los ocupan mujeres, un punto más que en el informe anterior.


Noruega, el mejor país para tener un hijo

Noruega, Islandia y Suecia son los mejores países para ser madre, según este informe, en el que los ocho primeros de los diez países que encabezan el listado se encuentran en Europa, mientras que ocho de los diez peores están en África Subsahariana.

Níger es el último de la lista, reemplazando a Afganistán a la cola los dos últimos años, y las diferencias con el primero son abismales. Una noruega recibe de media 18 años de educación, tiene una esperanza de vida de 82 años, el 82% usa métodos anticonceptivos y sólo 1 de cada 175 está en riesgo de perder a un hijo antes de los cinco años. En Níger la esperanza de vida de las mujeres es de 56 años, su media de educación son 4 años, sólo el 5% usa métodos anticonceptivos y 1 de cada 7 niños muere antes de su quinto cumpleaños.


La desnutrición, clave en la mortalidad infantil

La desnutrición es la causa subyacente de por lo menos 2,6 millones de muertes infantiles al año. De los diez últimos países del ránking, siete sufren una crisis alimentaria. En Níger un millón niños está en peligro y la ONG alerta de las consecuencias de la desnutrición (retrasos en el desarrollo), en los que sobreviven.

El estado de salud de las madres, que muchas veces padecen malnutrición, influye directamente en el de su hijo. En África subsahariana, hasta el 20% de las mujeres están excesivamente delgadas. En Asia meridional, el 35%.

Además, en los países en desarrollo un 49% de las mujeres embarazadas tiene anemia, una causa significativa de mortalidad materna que puede causar partos prematuros y bajo peso en el recién nacido.

El informe afirma que la lactancia materna podría salvar la vida de un millón de niños al año, pero menos del 40% de los niños en países en desarrollo se benefician de ella. En España un 76% de las madres le da el pecho a su hijo alguna vez y el 44% alimenta a su hijo exclusivamente con leche materna durante los tres primeros meses.

Save the Children pide a todos los países convertir la lucha contra la desnutrición una prioridad, tanto dentro como fuera de su país. En el caso de España, insta al Gobierno a "ampliar las bajas por maternidad y que todos los hospitales cuenten con personal cualificado que enseñe a las madres cómo dar el pecho y promueva esta práctica", explica Yolanda Román, responsable de Incidencia Política.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.