CCOO y UGT logran un Primero de Mayo más masivo que de costumbre ante la avalancha de recortes sociales y las alarmantes cifras de desempleo. Los sindicatos advierten de que la posibilidad de una segunda huelga general está planteada.

La protesta contra la reforma laboral y los recortes sociales sigue viva en la calle y va a ir a más. Este Primero de Mayo, CCOO y UGT consiguieron reunir a más manifestantes de lo habitual en una fecha muy sindical y la razón hay que buscarla en la avalancha de recortes sociales, los vigentes y los que Mariano Rajoy ha anunciado para cada viernes, y un paro descontrolado. Por ello las centrales intensificarán las protestas contra Rajoy y Artur Mas con un incremento de la conflictividad social, tanto en las calles como en las empresas, que incluye la posibilidad de una nueva huelga general que está cuajando entre los afiliados.

Sin querer entrar en una guerra de cifras, los convocantes elevaron hasta las 100.000 personas los asistentes a las marchas de Barcelona y Madrid, aunque las policías locales de ambas capitales rebajaron esta cifra a un 15%. El termómetro de Twitter, donde el Primero de Mayo fue el tema más comentado durante horas, se notó en las protestas, que fueron mayores que el año pasado y tuvieron sus réplicas en más de 60 ciudades españolas.

Personas afines a movimientos sociales se sumaron a la manifestación sindical de Barcelona, en la que se escucharon gritos de "libertad, libertad" coreados con fuerza por jóvenes que apoyaban a los tres estudiantes detenidos por los incidentes de violencia callejera el 29-M.


Eurovegas

En Madrid, la defensa de los servicios públicos y de sus empleados, así como de los inmigrantes a los que el Gobierno recortará las prestaciones, fueron ejes de la protesta que transcurrió entre gritos de "contra los recortes, movilización" y rudimentarias pancartas con lemas de "Eurovegas estatal es la reforma laboral" y "PP mintió, saquea y pega".

Los líderes sindicales se pusieron a tono con el ánimo de la gente cuando dijeron que no bajarán la guardia y seguirán llamando a expresar democráticamente en la calle y en los centros de trabajo, "aunque les moleste y pretendan imponer la ley del silencio", el rechazo a la reforma laboral, "que nos lleva a las condiciones laborales de China", los tijeretazos y los tarifazos.


Involución

En los discursos se reivindicó la palabra solidaridad: con los parados, con los inmigrantes y con la "dignidad maltratada" de los empleados públicos. Se criticó a un Rajoy "resignado" a las imposiciones de los mercados que "quiere convertir la crisis en una oportunidad para una involución social".

Casi tres meses después de la primera protesta contra la reforma laboral, a los sindicatos han llegado muchas voces pidiendo una nueva huelga general en junio ante la reiterada intensidad de los recortes, pero la contención es la respuesta de los dirigentes. No se quiere seguir el ejemplo de Grecia, -que el año pasado tuvo media docena de paros con finales violentos-, pero sobre todo esperan a que se pierda el miedo y la resignación aún latentes. "Una cosa es convocarla y otra celebrarla", dijo un portavoz sindical.

En los discursos y en los comentarios de los manifestantes -entre los que había una amplia representación de los partidos de izquierda- apareció la esperanza de que una victoria del socialista François Hollande en las elecciones del próximo domingo en Francia frene la austeridad defendida por la Angela Merkel y por Rajoy.


Marcha alternativa pacífica

En Barcelona, la manifestación anticapitalista de la tarde logró un récord de asistencia: según los Mossos, al menos 7.000 personas. La marcha, estrictamente vigilada por un enorme despliegue de los Mossos, se desarrolló de forma pacífica y pidió la libertad de los detenidos. En un manifiesto se exigió la retirada de las reformas emprendidas por el Gobierno y se calificó de "dictatorial" la política de la Conselleria d'Interior, informa Antonio Baquero.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.