Más de 5.500 personas ya han solicitado uno de los 100 empleos que ofrece el hotel Vela de Barcelona. Licenciados y diplomados. Con posgrados. De entre 18 y 40 años. En situación de desempleo o con ganas de mejorar el puesto actual. Son algunas de las características de quienes han acudido a la entrevista.

No solo son jóvenes. No solo son estudiantes. Hay personas de todos los perfiles. Es lo que asegura Isabel Justicia, directora de Recursos Humanos del hotel W Barcelona. Desde el lunes se realiza una selección de personal en sus instalaciones con el objetivo de ampliar en más de 100 puestos el equipo de trabajo actual. Por ahora, los interesados son ya más de 5.500, y se prevé que la cifra aumente en las tres semanas que estará abierta la convocatoria.

Los solicitantes demuestran que la afirmación de Justicia es cierta. Licenciados y diplomados. Con posgrados. De entre 18 y 40 años. En situación de desempleo o con ganas de mejorar el puesto actual. Son algunas de las características de quienes han acudido a la entrevista central. Antes ya han pasado una primera criba tras registrar su currículum en la web www.starwoodhotels.jobs, y, si tienen suerte, son convocados a una cita más técnica para comprobar sus cualidades prácticas.

El conocido como hotel Vela busca camareros, ayudantes de cocina, recepcionistas, jefes de sala, supervisores y porteros, entre otros. Sí es verdad que el grueso se lo lleva el sector de la alimentación y bebidas. Por eso, la mayoría de los asistentes a la selección de media mañana de ayer aspiraban a puestos de camareros. Félix Sierra, licenciado en Administración y Dirección de Empresas, es uno de ellos. Siempre ha trabajado de comercial y dependiente, pero durante sus estudios el ser camarero le permitió ganar dinero extra y adquirir experiencia. “Actualmente trabajo en el negocio de mis padres, pero van a hacer un ERE y me echarán. Aquí busco una oportunidad para introducirme y después progresar en la compañía”, relata.

Agustín Raspo trabaja en el Cirque du Soleil: “En dos semanas acabamos las funciones y me quedaré sin trabajo. He sido camarero en hoteles durante seis años, hay que probar suerte”. Tamara y Bárbara, de 29 y 27 años, respectivamente, son también aspirantes. La primera es profesora de primaria, pero no ha ejercido en el año que lleva titulada: “Estoy desempleada, y ser camarera es el plan B”. Bárbara estudió arte y diseño e hizo un posgrado de geometría y dibujo técnico para impartir clases. “Como no hay puestos y quitan oposiciones, busco trabajo en lo que sea. Camarera es lo habitual”, cuenta.

Yasmine Maldonado acude como aspirante a hostess, o lo que es lo mismo, encargada de atención a clientes y de organizar fiestas y actividades de noche. “Tengo una buena posición actualmente, pero me identifico con la cadena hotelera y quiero progresar”. La directora de recursos humanos del hotel asegura que hay un proceso de selección muy abierto: “Además de idiomas y experiencia previa, queremos a gente con los valores de la marca: música, diseño y moda”. También afirma que, inicialmente, todos trabajarán en sus instalaciones, pero esta posición de entrada puede desembocar en un futuro en la cadena hotelera. Starwood Hotels & Resorts. “Pueden empezar hoy aquí y mañana trabajar en Madrid o en Abu Dabi”, asegura Marie-Therese V. Pachmann, relaciones públicas de W Barcelona. Isabel Justicia añade: “no todos los trabajos serán temporales, sino que pueden posicionarse en el equipo o contar con ellos para próximas aperturas”.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.