La pandemia puede provocar un 40% de absentismo laboral y acarrear grandes pérdidas económicas. Es un escenario hipotético, pero si se produce, las empresas deben prepararse.

De momento es ciencia ficción y suposiciones: no sabemos con exactitud cómo puede afectar la gripe A a las empresas. Pero el consenso científico internacional apunta que durante una pandemia de esta enfermedad podría enfermar el 20% de la población, lo que llevaría a un nivel de absentismo laboral del 40%, con la consiguiente falta de fuerza de trabajo y pérdidas económicas, entre otras consecuencias. Por ejemplo, las compañías pierden cerca de 210 millones de euros anuales por culpa del absentismo, un dato que puede multiplicarse por tres en caso de pandemia. Además, en España el coste estimado de la gripe común es de 387,6 millones de euros y provoca ausencias en el trabajo de cinco días, cifras que aumentarían con una pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó el pasado mes de junio la alerta por esta nueva patología al nivel de pandemia, el mayor de los seis niveles del organismo, debido a que el virus se está propagando de forma sostenida por diversos países. Ante esto, más vale prevenir que curar y estar alerta. "La prevención es fundamental porque el riesgo para las compañías existe y la única forma de gestionarlo es actuando ya. Sabemos la capacidad de impacto que puede tener un riesgo de baja frecuencia y alta intensidad, como es una pandemia, en una organización", advierte Juan García Gay, responsable de consultoría en continuidad de negocio de Marsh, quien asegura que "el mayor impacto se daría en los empleados; en los clientes, que debido al miedo al contagio pueden no salir de casa; en los proveedores y distribuidores que se encuentren en las zonas más afectadas por la enfermedad; en los productos, y en la cadena de suministro".

Rafael Ortega, socio responsable de seguridad de la información de Ernst & Young, apunta que "hablamos desde la suposición, pero si se declara una empresa en cuarentena, hay que cerrarla y los empleados tendrán que ir a sus casas, como ocurrió en México. Por eso, para minimizar las consecuencias, hay que prevenir". En este sentido, se ha puesto en marcha la web www.cleanerandhealthier.com, disponible en 11 idiomas, que ofrece información actualizada sobre la gripe A y consejos para su prevención. En sólo dos semanas ha recibido más de un millón de visitas.

Cómo salir adelante

Disponer de un plan de continuidad de negocio y gestión de crisis es el mejor sistema de prevención para asegurar la viabilidad de la compañía en los momentos difíciles.

No obstante, "el 80% de las empresas españolas carece de planes, tanto preventivos como de gestión, para casos como el actual en el que la OMS ha declarado el nivel 6, y se calcula que en Europa apenas un 20% de las compañías ha invertido en prepararse para una pandemia de gripe", explica Luis Sánchez, director general de Inteliex.

De la misma opinión es la doctora Marisol Sanz, directora del área de salud de Mercer, que expone que "las empresas nacionales suelen tener protocolos de emergencia, pero no para situaciones relativas a enfermedades transmisibles. Además, las organizaciones españolas no son todavía conscientes del riesgo de pandemia".

Aún así, varias compañías españolas han establecido planes de actuación. Ortega, de Ernst & Young, afirma que "laboratorios como Roche Farma y el sector financiero poseen planes por si se produce una pandemia". También Telefónica, Iberia o Leche Pascual han elaborado protocolos de actuación para prevenir contagios y detectar posibles casos.

Los planes contemplan diferentes escenarios de riesgo (pandemia, catástrofe natural o ataque terrorista, por ejemplo) que pueden afectar a la empresa, así como las estrategias que se deben seguir para reaccionar de forma rápida y eficaz y no paralizar la actividad empresarial para salir adelante. Las empresas españolas no están obligadas por ley a disponer de estos planes, aunque Estados Unidos o Reino Unido, en cambio, sí poseen normativa al respecto. De hecho "no hay un documento oficial del Ministerio referido a protocolos de actuación de las empresas en caso de gripe A", dicen en Sanidad, aunque este departamento ha elaborado diversos documentos con recomendaciones.

No obstante, desde la Dirección General de Salud Pública y Sanidad Exterior del Ministerio sí que se está trabajando en una guía con los pasos a seguir por las organizaciones, especialmente de cara a un posible rebrote de la gripe en otoño.


Qué debe incluir el plan

La consultora de riesgos Marsh ha elaborado, junto con el Grupo Albright, un estudio para ayudar a las empresas a mejorar la respuesta corporativa ante una pandemia de gripe. Estas claves deben incluirse en un plan de continuidad de negocio: abordar la pandemia como un episodio catastrófico y no como una 'interrupción manejable '; establecer comités de preparación pandémica; identificar y valorar la capacidad de contratación alternativa para el caso de que un amplio porcentaje del personal se viera afectado; incorporar la cadena de suministro global dentro de las amenazas de la organización; priorizar los productos y servicios claves para protegerlos; desarrollar un plan que considere las medidas de respuesta y actividades de reanudación; identificar las medidas esenciales farmacéuticas y no farmacéuticas; centrarse en las cuestiones de recursos humanos; incluir una estrategia de comunicación; planificar los distintos escenarios pospandémicos; activar políticas de teletrabajo; y evaluar la salud de la plantilla.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.