En España el 12,7% de las personas con empleo tienen ingresos inferiores al 60% de la media nacional y la tendencia irá a más, según el último informe sobre empleo de la Comisión Europea. Solo Rumanía y Grecia superan ese porcentaje. Bruselas avisa de que los miniempleos no pueden ser la única solución para el paro.

España es uno de los países de la Unión Europea (UE) con un mayor nivel de "ocupados pobres", según el informe sobre el empleo 2011 presentado ayer por la Comisión Europea. El porcentaje de personas con empleo expuestas a la pobreza (ingresos inferiores al 60% de la media nacional) alcanzó en España el 12,7% en el 2010, muy por encima del 8,5% de la media de la UE y un porcentaje solo superado por Grecia (13,8%) y Rumanía (17,3%). Este porcentaje de "ocupados pobres" españoles va creciendo cada año. En el 2005, por ejemplo, se limitaba al 10,4%.

España, según el informe, se distingue también por tener uno de los niveles de desigualdad salarial y de ingresos más marcados de la UE. Asimismo, el sistema tributario español es el que menos corrige de la UE esas desigualdades de ingresos, precisa el informe. El efecto redistributivo se limita al 7%, mientras que en Alemania, la primera economía europea, es del 20%. Asimismo, el salario mínimo interprofesional español (641 euros mensuales) "es el tercero más bajo de la UE si se le compara con los ingresos medios", añade el informe.

El comisario de Empleo, Laszlo Andor, advirtió al presentar el informe que los denominados "miniempleos", con sueldos inferiores al salario mínimo, "no son la única solución" para reducir el paro, ni el paro juvenil. Este tipo de propuesta, precisó Andor, sólo tendría sentido "dentro de un paquete más amplio". El comisario también insistió que con la austeridad no se logrará salir de la crisis y que para recuperar el crecimiento económico "hay que actuar conjuntamente sobre las dimensiones económicas, sociales y laborales".


Destrucción de sueldos medios

La crisis ha agravado las desigualdades económicas y salariales dentro de los países de la UE y se está produciendo "una destrucción masiva" de los salarios de nivel medio, especialmente en la industria y la construcción, alertó Andor. Los nuevos puestos de trabajo creados durante la década anterior a la crisis se concentraron en empleos con salario bajo o en los puestos de trabajo con salarios elevados, precisa el informe europeo.

El aumento del paro a causa de la crisis y las dificultades para encontrar un nuevo empleo están disparando los niveles de desempleo de larga duración al 40% del total y podrían subir todavía más, señaló Andor. El agravamiento del paro está aumentando el riesgo de pobreza entre la población europea, que ya afecta al 23% de la población europea y al 20,7% de la población española, según los datos del 2010.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.