Las funciones del secretariado evolucionan hacia la gestión empresarial y surgen nuevas modalidades laborales. Además, cada vez más personas que se dedican a esta profesión tienen estudios universitarios.

Las empresas son cada vez más complejas, trabajan en entornos más globales y sus directivos están cada vez más ocupados. En este contexto, un perfil profesional tan clásico como el de las secretarias también ha evolucionado de forma radical.

La realidad actual se aleja de los estereotipos de hace años, cuando sus funciones se limitaban a atender clientes, recibir visitas o llevar la agenda del jefe. "Ahora, además, la secretaria se encarga del protocolo, de la organización de eventos dentro y fuera de la empresa, de los comités de dirección, incluso de la gestión de la imagen de marca del directivo dentro y fuera de las redes sociales o de temas de recursos humanos cuando la empresa es pequeña; algunos perfiles son más financieros, y de hecho algunas secretarias gestionan el presupuesto de su departamento: es la mano derecha del directivo", resume Yolanda Álvarez,directora de la comunidad profesional en línea Secretariaplus.

Por eso, los requisitos para ejercer también han aumentado. Según María José Martín, directora de Atracción y Gestión de Talento de Manpower, "ahora las empresas piden más experiencia en puestos similares y, aunque la formación en secretariado es importante, cada vez se valora más tener titulación universitaria, y posgrados relacionados con la profesión". Según datos de Page Personnel, el 40% de las secretarias de dirección tiene formación universitaria y un 28% ha cursado carreras de ámbito empresarial (Ciencias Empresariales, ADE, incluso MBA). "Estas titulaciones son cada vez más importantes porque, cuando no está el directivo, aunque la secretaria no pueda asumir tomas de decisión sí asume, al menos, funciones de apoyo", explica Mar Santo Domingo, consultora sénior de la división de Asistentes y Secretarias de Page Personnel.

Entre las secretarias de departamento el 26,6% de las candidatas posee una licenciatura, especialmente en áreas de letras (por ejemplo, Filología, Historia o Traducción). "Es un rasgo habitual porque se trata de carreras con poca salida laboral pero que aportan una buena base en cuanto a idiomas y redacción, imprescindibles para una secretaria", destaca Santo Domingo. El 22% de secretarias de departamento tiene formación en Secretariado, y el resto tiene alguna diplomatura o FP administrativo o bachillerato junto con cursos de especialización. Finalmente, para los perfiles de recepcionista la formación más habitual es una diplomatura en Turismo (30,5%). También son habituales los estudiantes universitarios que compaginan la carrera con estos puestos, que suelen ser a jornada parcial.

En España, la situación de las secretarias dista aún de Europa. "En otros países la profesión goza de un gran reconocimiento, hasta el punto de que es habitual que cuando un directivo cambia de empresa se lleve a su propia secretaria", explica Yolanda Álvarez,de Secretariaplus. En España comienza a implantarse lentamente una tendencia ya habitual en otras zonas: la "secretaria a demanda". Es decir, que una empresa puede disponer de una secretaria según sus necesidades, para proyectos concretos de media o larga duración, ya sea contratándola directamente o a través de una firma de gestión externa. También comienzan a surgir secretarias que trabajan de forma externa, por ejemplo para dar apoyo virtual a la red comercial de una empresa para toda España.

Lo que quizá ha variado menos en el entorno de estas profesionales es su nómina. "La remuneración de una secretaria estándar apenas ha evolucionado en los últimos años, manteniéndose entre 18.000 y 22.000 euros para una secretaria básica con un idioma", apuntan desde Secretariaplus. Entre los perfiles especializados ha habido una mayor evolución: con cinco años de experiencia y dos idiomas el sueldo puede superar los 40.000 euros. "A pesar de la crisis sigue siendo difícil encontrar candidatas de alto nivel, con más de diez años de experiencia y que tengan al menos dos idiomas, por ejemplo inglés y alemán", advierte Álvarez.

 


MARI CRUZ PLAZA, SECRETARIA VIRTUAL

"Ejerzo a distancia para decenas de clientes"

Mari Cruz Plaza es secretaria pero no tiene un jefe, sino decenas de ellos: tantos como clientes tiene la firma donde trabaja, Secreonline. es, fundada hace un año por David Aguilar. Tras años como administrativa, Mari Cruz Plaza ejerce ahora de secretaria virtual, una figura aúnpoco comúnen España. Trabaja a distancia para varias empresas y autónomos a la vez, sobre todo abogados, médicosy comerciales: recibe llamadas en su nombre, concierta visitas con clientes y pacientes, redacta informes… El servicio más demandado es un pack que, por 30 euros al mes, incluye la recepción de 50 llamadas. "Muchos profesionales no se pueden permitir tener una secretaria física, pero esta solución nos beneficia a todos", destaca.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.