El modelo de carrera profesional ha vivido un cambio recientemente, puesto que ya no es una escalera ascendente, sino que adopta muchas direcciones en función de la trayectoria profesional y personal de cada uno. Además, conocer las necesidades y opciones de cada empleado es positivo en la aportación de valor a la organización.

La personalización de las relaciones empresa-empleado está comenzando a adquirir una dimensión importante, en la medida en que es un elemento de “enganching” que, a la vez, revierte en una clara aportación de valor para la empresa. Así lo está pudiendo experimentar Deloitte en su propia organización con el  programa Mass Career Customization, un modelo de carrera profesional que ofrece al empleado opciones de carrera a largo plazo compatibles con su equilibrio personal.

 

Publicado en el número 61 de la revista, de octubre de 2011

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.