La prensa alemana denuncia la pésima situación laboral de los jóvenes españoles. 'Die Welt ' destaca que el colectivo más preparado de la historia se ve abocado a un horizonte de desempleo.

Míriam Ortiz, madrileña de 29 años, licenciada con posgrado en Bellas Artes y con prácticas en el parisino Museo del Louvre: en paro. Lorena Núñez, licenciada en química y experta en energías renovables: sin empleo. Enrique Miguel, electricista que en su día llegó a ganar 2.500 euros netos mensuales: actualmente busca trabajo.

Son tres ejemplos con los que el periódico alemán Die Welt relata la difícil situación de muchos jóvenes españoles que, a pesar de tener algún título académico, se encuentran en el paro. Bajo el título Generación cero, los jóvenes sin esperanza, este diario -uno de los más leídos en Alemania- destaca el hecho de que esta generación, a pesar de ser la mejor preparada de toda la historia de España, está abocada al desempleo.

Pero además de los ejemplos de Míriam, Lorena y Enrique, Die Welt se refiere a cómo desde el comienzo de la crisis, unos dos millones de españoles han perdido sus puestos de trabajo; de ellos, un importante porcentaje corresponde a jóvenes con una importante preparación académica. En esta línea, el rotativo destaca que cada año entran en el mercado laboral español unos 180.000 graduados que, en su mayoría, tienen muy pocas posibilidades de acceder a un empleo acorde con su nivel de estudios. En el mejor de los casos, y el diario germano vuelve a recoger el sentir de Miriam Ortiz, «es mejor omitir los títulos del currículo, porque solo se puede encontrar un trabajo en el sector de la restauración». La situación, según Die Welt, es todavía más dramática si se tiene en cuenta que el Gobierno español cuenta con muy pocos programas para el empleo. Además, de los pocos jóvenes que trabajan, el 90% lo hace en unas inadecuadas condiciones contractuales: en su mayoría, con contratos temporales.

Con esta situación -continúa el periódico-, no son pocos los jóvenes españoles que se ven obligados a permanecer más allá de los 30 años en el domicilio paterno o incluso a regresar a casa de los padres porque carecen de medios para pagarse una casa propia o un alquiler. Esta es una decisión que choca bastante más a la sociedad germana, acostumbrada a que los hijos se emancipen a edad temprana.

Pero la situación no queda ahí. Sin visos de que la recuperación llegue a corto plazo a la economía española, muchos jóvenes deciden abandonar España y probar suerte en lugares como Reino Unido o Alemania. En estos países de la Unión Europea (UE) la situación económica es mucho mejor, lo que se refleja en un mejor mercado laboral.

Es por esto, según recoge Die Welt, que la juventud española se autodefine a sí misma como «generación cero: cero trabajo, cero perspectivas».

Acceso a la noticia de 'Die Welt ': http://www.welt.de/print/die_welt/politik/article11339205/Spaniens-junge-Nullen.html

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.