Un empleado ve rechazada por escrito su petición de reducción de jornada aludiendo a que debe ser la esposa la responsable de esa tarea.

Veto a la igualdad de sexos. La empresa alicantina Goldcar de alquiler de vehículos ha rechazado por escrito a un empleado la reducción de jornada para el cuidado de un hijo al entender que ese papel debería realizarlo la madre. La compañía, situada en el aeropuerto alicantino de El Altet, ha solicitado que aporte pruebas de que la mujer no puede atender al menor.

CCOO ha indicado que la empresa ha pedido que aporte el contrato de trabajo o certificado de empresa de su esposa donde conste el horario que realiza o, en su defecto, una acreditación válida de por qué ella no puede atender al niño. Para la secretaria de Igualdad de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Comarques del Sud, Mayte Aracil, se trata de un claro ejemplo de "discriminación y machismo", al entender que el cuidado de los menores "es cosa de las mujeres" cuando en realidad es de los padres.

En declaraciones a Efe, Aracil ha recordado que "las medidas de conciliación son tanto para mujeres como para hombres" y que lo que se pretende es que "no haya que recurrir a los juzgados cada vez que se produzca un caso similar". Según Aracil, de momento al empleado le "están cambiando los turnos de trabajo, en horarios partidos y sin ninguna justificación" con la posible intención de que sea "el propio trabajador quien abandone la empresa". Aracil ha afirmado sentirse sorprendida por estos hechos, sobre todo porque "pocas empresas dejan constancia por escrito de un caso tal de machismo".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.