Más de mil empresas en todo el planeta practican ya el 'Teaming', un nuevo concepto de RSC en el que los empleados aportan cada mes un euro a una causa que han elegido. Nació en Catalunya de la mano de un holandés afincado aquí, Jil Van Eyle.

"¿Qué se puede hacer con tan sólo un  euro? Apenas tomar un café, comprarse un refresco o viajar en metro. Yo propongo abordar grandes proyectos solidarios con una cantidad tan insignificante para la mayoría de bolsillos como esta", afirma Jil van Eyle, un holandés que está afincado desde hace quince años en Barcelona, que hace diez creó el teaming, una iniciativa solidaria para reunir microdonaciones en equipo.

Fue una circunstancia personal imprevista la que llevó al ex empresario holandés a idear este innovador concepto solidario. "Hace 13 años nació mi hija Mónica con una grave enfermedad, la hidrocefalia. Tras dejar de lado mi vida profesional y pasar media vida en los hospitales en busca de una solución para el problema de mi pequeña, conocí las historias de muchas personas que necesitaban de ayudas económicas para afrontar sus problemas. Me di cuenta de que la gente no suele tener tiempo ni dinero para ayudar, y que en realidad una aportación tan sencilla como un euro podía cambiar el mundo", explica Jil van Eyle. A partir de ese momento, Van Eyle inició una ruta maratoniana, en busca de fondos económicos para causas sociales de diversa índole, por distintas fundaciones y empresas de toda Catalunya, a las que empezó a plantear la idea de reunir microdonaciones de sus empleados.

"Me di cuenta de que pedirles una cantidad fija para un proyecto era difícil y no solía tener continuidad. Empecé a pedir un trabajo en equipo, e inventé el concepto teaming. Les propuse que aquellos empleados que quisieran, podían destinar un euro de su nómina al mes, una cantidad simbólica e intangible, a proyectos sociales que decidieran entre todos los miembros del equipo", afirma el holandés.

Con el paso del tiempo, el concepto solidario tomó un gran impulso e incluso saltó las fronteras españolas. En la actualidad se practica en más de 40 países. "Creé una web estática sobre el teaming donde explicaba el concepto y cómo se debía aplicar en la empresa. Hoy día está traducida a 14 idiomas - por personas voluntarias - y fuera de control. Y eso me encanta. Y es que el teaming no es una empresa, ni una fundación, ni tiene un número de cuenta, es sólo un concepto para generar muchos fondos económicos para proyectos sociales", apunta Van Eyle.

Hoy, tal y como avala un estudio elaborado por la Universitat de Barcelona, más de 1.000 empresas en el mundo - la mitad de ellas españolas - practican teaming y generan más de 200.000 euros al mes destinados a proyectos solidarios. "En época de crisis, en la que las empresas no disponen de grandes recursos, el teaming se ha convertido en una buena manera de fomentar la responsabilidad social corporativa (RSC) en organizaciones de cualquier tamaño, pues cualquier tipo de ayuda es buena. El hecho de que las personas decidan en qué proyecto social quieren invertir su dinero, les hace confiar más en la iniciativa".

No satisfecho con este resultado, y convencido de que "siempre se puede hacer más", el creador del teaming afronta ahora un nuevo objetivo: el lanzamiento de una plataforma de teaming en línea. "El objetivo es traspasar la frontera de las empresas y permitir que la idea del teaming se difunda lo máximo posible entre toda la sociedad. Estamos trabajando en la creación de una plataforma online en la que cualquier persona pueda entrar, crear su propio grupo de amigos con el que donar un euro al mes, y escoger la causa social que desee para ayudar, sin la necesidad de estar vinculado a una empresa", puntualiza Van Eyle.

Un proyecto desarrollado y respaldado por el grupo catalán Intercom, la consultora multinacional Everis y Banca Cívica. "Tanto Grupo Intercom como Everis han invertido 300.000 euros en el desarrollo de Teaming Community porque confían en el proyecto, y para ambas es una forma de posicionarse en las redes sociales, así como un modo de hacer RSC. Para que el proyecto fuese perfecto, nos faltaba un banco que permitiese donar un euro al mes a comisión cero, y Banca Cívica se ha comprometido a hacerlo", apunta el holandés.

Por otro lado, la plataforma Teaming Community, que entrará en funcionamiento a partir del próximo mes de septiembre en España y, posteriormente en Estados Unidos, cuenta ya con el apoyo de organizaciones como el FC Barcelona, la multinacional de audífonos GAES y entidades financieras internacionales, entre otros. "Para las empresas, el teaming online va a ser una herramienta muy poderosa de RSC. Al otro lado, con la gran capacidad de comunicación que tienen las grandes multinacionales, los clubs deportivos u otro tipo de organizaciones se podrán llevar a cabo proyectos sociales muy grandes. Pues ya no se limitarán a hacer teaming con sus empleados, también lo harán con sus clientes".

Ante este panorama, los artífices del proyecto confían plenamente en él y prevén estar presentes en un total de veinte países, en un plazo de cinco años. "El gran reto es conquistar el mercado norteamericano, ya que todo lo que sucede en Estados Unidos se acaba convirtiendo en una tendencia mundial. La previsión es que de aquí a cinco años un 10% de los usuarios de Facebook, es decir, 100 millones de usuarios tendrán su perfil de teaming online, a través del qual generarán 100 millones de euros al mes. Será un proceso largo y lento, pero estamos convencidos de que funcionará", concluye Van Eyle.


El tiempo dirá si Van Eyle nos acaba de regalar el Facebook de las causas solidarias.

 


Proyecto de la Generalitat y las cámaras

El Consell de Cambres de Catalunya y el Departament d´Empresa i Ocupació de la Generalitat de Catalunya acaban de lanzar, con el apoyo del Fondo Social Europeo, el programa Transparencia. Un proyecto pionero a nivel mundial destinado a fomentar una mayor competitividad entre las pymes catalanas, y a promocionar un nuevo modelo de relación entre las grandes multinacionales con sede en Catalunya y sus pymes proveedoras, basada en una corresponsabilidad para impulsar las prácticas de gestión responsables a lo largo de toda la cadena de suministro.

La iniciativa, ofrecerá apoyo a las pymes catalanas para que incorporen sistemas de gestión basados en la responsabilidad social mediante la realización de acciones de formación y otros recursos con los que puedan iniciar un proceso de presentación de informes, mejorar su gestión de la sostenibilidad y su rendimiento.

En concreto, 65 pymes catalanas proveedoras de grandes empresas del territorio participarán en el programa, como, por ejemplo, Abacus, Codorniu, Contratas y Obras, Damm, DKV, Gas Natural Fenosa, La Caixa, Esteve, Mango, Nestlé y Port de Barcelona. Según los responsables del proyecto, "las grandes empresas participarán como mentoras de las pymes proveedoras y, en consecuencia de este acompañamiento, se verán reforzadas las relaciones comerciales entre estas y sus proveedoras".

Transparencia cuenta con el apoyo técnico del Global Reporting Initiative, el referente mundial en elaboración de memorias de sostenibilidad.

En este sentido el teaming puede ser utilizado como un buen indicador de clima laboral. Según los expertos, el teaming fomenta la cohesión y el trabajo en equipo, convirtiéndose en una motivación para que los empleados de una misma compañía colaboren juntos siguiendo todos una misma dirección.

 


Buenos padrinos

Pese a que en los últimos años el teaming se ha convertido en un concepto conocido en un gran número de empresas, su artífice, Jil van Eyle, recuerda sus duros inicios y atribuye gran parte de su éxito a haber contado con el apoyo público de un personaje clave en su vida, y en especial el ex entrenador del FC Barcelona, Frank Rijkaard. "Durante su época como entrenador del Barça, trabajé como su asistente personal, llevándole todas aquellas cuestiones que no tenían que ver con el fútbol. Desde el principio Frank apoyó mi idea del teaming y me sirvió como embajador y como un gran contacto para que decenas de empresas me abriesen sus puertas. Desde aquel momento la historia del teaming se convirtió en una bola de nieve a la que se fueron sumando más organizaciones. Ahora, el Barça también se ha comprometido a lanzar la iniciativa de Teaming Community entre sus millones de seguidores de todo el mundo", explica Jil Van Eyle, que afirma que otros personajes públicos y de procedencia tan diversa, como la cantante Shakira o la reina de Holanda, también han actuado como "embajadoras" de esta iniciativa solidaria.

Prueba de su apoyo, Frank Rijkaard deja estas palabras en la web informativa de teaming (Teaming.info). "En el fútbol el trabajo en equipo es clave para ganar partidos y títulos. Pero el trabajo en equipo entre empresas, sus empleados y sus fundaciones puede hacer algo mucho más importante. Haciendo teaming se pueden ganar vidas, ayudar a la gente que más lo necesita".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.