Los datos preliminares de un estudio elaborado recientemente muestran que sólo el 19% de las compañías que dependen de las administraciones tiene un proyecto formalizado.

Sólo el 19% de las empresas públicas en España cuenta con una estrategia definida de responsabilidad social (RSE), según los datos preliminares de un estudio de Forética, Adif y Garrigues Medioambiente, que se presentará en septiembre, elaborado con la colaboración de la Universidad de Granada a partir de una encuesta a la que han respondido entidades estatales (las más implicadas en este proceso), autonómicas y locales. La encuesta señala que otro 21% de ellas está en proceso de formalizar una estrategia y que otro 26% cuenta con ella, pero no formalmente. A pesar de este avance, otro 18% afirma que no la tiene, ni está prevista.


Barreras

Entre las barreras que frenan el desarrollo de la RSE en las empresas públicas destaca la existencia de recursos limitados. La responsabilidad social requiere una inversión en sus primeras etapas, lo que se podría ver como un gasto, sobre todo en un momento de austeridad económica como el actual. Otras barreras son la ausencia de una visión estratégica de la responsabilidad social y la baja concienciación de los empleados públicos.

El objetivo del proyecto, apoyado por el Ministerio de Trabajo, CSR Europe, es impulsar la RSE en las empresas públicas. La Ley de Economía Sostenible (LES) establece la obligación de que las empresas estatales presenten una memoria de sostenibilidad. Los promotores de este estudio consideran que las administraciones tienen que mejorar su gestión en este campo, lo que pasa por aplicar estrategias de responsabilidad. Según Juan Pedro Galiano, presidente de Forética y director de Reputación Corporativa y Marca de la empresa estatal Adif, la LES puede ser un punto de partida, contribuyendo a que la RSE se incorpore a las compañías, pero también existe el efecto perverso de una regulación, ya que la organización puede salir al paso cumpliendo la ley mínimamente, en lugar de avanzar en estas cuestiones.

El estudio también servirá de base para elaborar una guía de gestión de la RSE en las empresas públicas, una hoja de ruta de qué pasos dar y cómo hacerlos. Asimismo, se plantea crear una plataforma de compañías públicas, que cuentan con problemáticas comunes como la contratación.

El avance de este estudio fue presentado en el marco del curso de verano de Forética, organizado en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona. El curso, en su séptima edición, hizo un repaso del contexto actual de la RSE en Europa y en España, con especial incidencia en las políticas legislativas, la importancia de la transparencia y el buen gobierno en las organizaciones, sin olvidar otro de los grandes retos: la incorporación de las pymes a este proceso. Junto a ellos, ejemplos de empresas que ponen el foco en la innovación y se replantean su estrategia para vincular aún más la sostenibilidad con el negocio, implicando a empleados, proveedores y clientes.

En la clausura, el director general de Economía Social, del Trabajo Autónomo y de la RSE del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Juan José Barrera, anunció que en el último trimestre del año se espera tener un documento de propuestas sobre las condiciones que deben reunir las empresas que voluntariamente quieran ser reconocidas como socialmente responsables, como recoge la Ley de Economía Sostenible.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.