La compañía de seguros Línea Directa ha puesto en marcha su primer plan de responsabilidad corporativa. El principal objetivo para este año es aumentar un 25% los empleos directos para discapacitados en la empresa. El plan cuenta con profesionales de apoyo pero también se implica a los demás empleados.

Un compromiso con la integración de las personas con discapacidad en el entorno laboral. Este es uno de los objetivos centrales del primer plan de reputación y responsabilidad corporativa que Línea Directa Aseguradora ha puesto en marcha. A tal fin, la entidad ha creado un Comité de Reputación, formado por la alta dirección "e impulsado por el propio presidente, Alfonso Botín", dice Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de la aseguradora.

"Contábamos con actividades responsables de manera puntual, pero decidimos dar un paso adelante y formalizar, estructurar y dotar de una mayor dimensión a estas iniciativas corporativas bajo un plan completo", asevera Valencia.

El principal compromiso de la compañía en este plan de responsabilidad social corporativa (RSC) tiene que ver con la integración de discapacitados. "Línea Directa supera el 2% que exige la ley de puestos de trabajo con discapacidad y para el próximo año pretendemos incrementar un 25% los empleos directos para personas de estas características. Ahora mismo tenemos 20 personas", apunta Valencia.

La aseguradora tiene activado desde hace un año un programa denominado Sin límites centrado en la incorporación y en el afloramiento de discapacitados en la plantilla. "Por el programa ya han pasado 38 personas y, dentro del mismo, disponemos de iniciativas internas para solventar los casos de dificultades en el trabajo encontradas por los discapacitados".

Según Valencia, en la compañía hay un trabajador que actúa como una especie de guía, en concreto una mujer, que dedica todo su tiempo a vigilar que el trabajo se adapta a las necesidades de la discapacidad y, al mismo tiempo, que el perfil se ajusta a las necesidades de la aseguradora.

"También, contamos con un médico y existe una tercera figura, consistente en que cada discapacitado tiene a una persona de la plantilla que se encarga de facilitarle la vida, y eso no lo saben los demás", resalta Valencia. A su juicio, de esta forma se consigue la implicación de los compañeros. "Por ejemplo, si es diabético, esta persona vigila que se ha tomado la insulina. Este programa cuenta con una dotación de 250.000 euros al año."


Seguridad vial

Línea Aseguradora plantea, igualmente, como un puntal de su actuación corporativa todo lo relacionado con la seguridad vial. El objetivo pasa por contribuir a la reducción de la siniestralidad en España y fomentar hábitos de conducción segura.

"En este campo, intervenimos también en el mundo de la infancia y la movilidad, desde perspectivas como la peatonal, en el colegio o en el hogar", concluye Valencia.



Áreas de actuación corporativa

Aparte de las iniciativas en lo referente a la seguridad vial y los empleados, la aseguradora, propiedad de Bankinter, ha configurado su plan de RSC sobre otros dos campos: la seguridad en el hogar y el medio ambiente. En cuanto a lo primero, "contamos con mucha experiencia en lo referente a los accidentes y los incendios; por eso, planteamos iniciativas en sostenibilidad y en hábitos razonables en el hogar", aclara Valencia. "Sobre medio ambiente, aunque somos una empresa con una huella de carbono baja al no contar con oficinas, trabajamos en el reciclaje, en el consumo, en la documentación, etcétera, ya que el mundo de los seguros también puede ser verde". añade.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.