Un 55,7% de los directivos están dispuestos a abandonar su trabajo y lugar de residencia debido al estrés emocional y al pesimismo con el que muchos ejecutivos y directivos afrontan la situación actual. Creen que en otros países sus condiciones profesionales pueden ser mejores.

El estrés emocional, y sobre todo el pesimismo con el que muchos ejecutivos y directivos están viviendo la situación actual, está provocando que muchos talentos se planteen irse de España para trabajar en otros países en los que perciben que pueden mejorar sus condiciones profesionales.

Así se pone de relieve en un estudio que ha elaborado la escuela de negocios IE Business School, y en el que han participado más de doscientos directivos de las principales empresas españolas durante los meses de febrero, marzo y abril.

De sus respuestas, ha informado la escuela de negocios que ha realizado el estudio, se deduce que el 55,7 por ciento de los directivos encuestados están dispuestos a abandonar su trabajo y lugar de residencia, y que el 40 por ciento de ellos no elegirían España como primera opción.

Las circunstancias actuales han provocado la aparición de una nueva generación, según la misma fuente, de directivos pesimistas, que se ha comenzado a conocer como Desánimo Subprime y que está marcada por una crisis financiera internacional que ha traspasado fronteras.

Otra de las conclusiones del estudio es que el 40,6 por ciento de los ejecutivos españoles toma decisiones sumido en el enfado y la irritación, y el 36,8 por ciento considera que las emociones influyen mucho en su relación con los compañeros de trabajo.

El estudio-encuesta también revela que hace tres años la mitad de los ejecutivos reconocían que se sentían alegres, pero que hoy solo sienten ese estado emocional uno de cada cuatro.

En la actualidad, el 48,9 por ciento de los directivos experimenta tristeza "regularmente", un porcentaje que se situaba en el 12 por ciento antes de la crisis económica.

Tras analizar los resultados de la encuesta, el profesor de psiquiatría de la Universidad de Nueva York Luis Rojas Marcos ha precisado, según ha informado la citada escuela de negocios, que el sentimiento de temor suele estar causado por la incertidumbre, y que la inseguridad y la duda continuadas atemorizan a las personas más que conocer las altas probabilidades de dificultades o amenazas concretas.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.