La sociedad española es consciente de que se necesitan medidas inmediatas para aliviar el paro juvenil y hay sobre la mesa varias soluciones: el sistema alemán de formación dual, el contrato temporal a tiempo parcial... El temor es que algunas de estas fórmulas puedan ser usadas para disfrazar la precariedad.

¿Qué tienen en común el movimiento 15-M y el Rey de España? Que ambos han reclamado esta semana soluciones urgentes al desempleo juvenil, que supera el 45%. Es un clamor popular y el acuerdo es absoluto: se necesitan medidas inmediatas para corregir el problema ya. Porque la pérdida de empleo entre los menores de 25 años duplica la del resto de trabajadores, según el Observatorio Laboral de Fedea.

El pasado jueves se constituyó la mesa de negociación tripartita (Ministerio de Trabajo, sindicatos y empresarios) para acordar cómo puede mejorar la contratación para frenar el paro, que UGT y CC OO quieren ceñir únicamente al desempleo juvenil y al contrato a tiempo parcial. El contrato que el Gobierno impulsó el pasado mes de febrero y que la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, piensa que ha dado sus frutos, puesto que en solo tres meses ha pasado de usarse un 12% al 18%, y mientras que la contratación total ha bajado un 1% en abril, el uso de este documento ha subido un 7%. Eso sí, el desempleo juvenil no ha ido a menos. Ni un poquito.

Cuando se le pregunta a Rodríguez sobre el particular y sobre el modelo que pretende avalar en las negociaciones recién iniciadas con los agentes sociales (es decir, sobre el sistema alemán que postulan los sindicatos y que el propio ministro de Trabajo ha defendido en distintos foros o el contrato precario en que insiste la patronal), la secretaria de Estado rehúsa pronunciarse.

No hay que olvidar que el "éxito" del contrato a tiempo parcial se ha basado, una vez más, en la temporalidad. [Según Fedea, el riesgo de pérdida de empleo es siete veces mayor entre los temporales que entre los fijos]. Y en otra cosa, opina el presidente de Sagardoy Abogados, Íñigo Sagardoy: en que los empresarios lo están utilizando para crear empleo precario, camuflando jornadas a tiempo completo bajo este tipo de contratos.

Es partidario de modificar la "rígida" regulación de estos convenios "faltos de flexibilidad para fijar las horas de trabajo y por eso poco usados cuando son indefinidos". El catedrático de Derecho del Trabajo Salvador del Rey está de acuerdo con que su estructura es demasiado rígida, aunque destaca que es el contrato de mayor éxito hoy en su vertiente temporal, "con la que no hay tanto problema porque se puede distribuir mejor el horario". "Hay que modificar el contrato indefinido a tiempo parcial para que se convierta en alternativa al empleo temporal", sostiene.

Y piensa de igual manera en lo que se refiere a otro contrato destinado a los jóvenes, el de formación. "Es enormemente complicado en sus requisitos. Hay que simplificarlo", defiende, en la creencia de que debe servir para el aprendizaje y la inserción laboral (al estilo del modelo alemán). Del Rey también aboga porque, dado que se destina a jóvenes de hasta 24 años [y cada vez es más normal que la incorporación al mercado de trabajo se postergue hasta edades superiores], se amplíe tal edad.

Aunque Sagardoy es partidario de reducir los contratos especiales para jóvenes, el catedrático, socio de Cuatrecasas y asesor de los empresarios en la negociación colectiva, lo destarta y se refiere especialmente al contrato en prácticas, para el que reclama que se ponga coto a las prácticas fraudulentas que lo circundan en su utilización. Otra vez para camuflar empleo precario.

"Hay consenso en que el contrato a tiempo parcial y el de formación no cumplen los deberes que han de llevar a efecto en el mercado; por eso su reforma es prioritaria", afirma Del Rey, al tiempo que sostiene que en materia de contratación hay "bastante acuerdo" entre empresarios, sindicatos y Gobierno.

Los jóvenes esperan cambios y el Gobierno los promete. "La reforma de la formación profesional está prevista para este mes, y cuando cerremos el acuerdo sobre la negociación colectiva nos pondremos a negociar la reforma de la formación para el empleo", dijo Mari Luz Rodríguez en una jornada organizada por los abogados laboralistas agrupados en Forelab. A esperar resultados.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.