Crece la oferta de eventos pensados para hacer contactos profesionales en un entorno de ocio. La mayoría siguen un mismo formato: se convoca el encuentro, una comida o una cena, a través de redes sociales. Los interesados acuden con su mejor sonrisa y unas cuantas tarjetas de visita.

Tener una amplia red de contactos es básico en el mercado laboral. Según Randstad, el 48% de los españoles piensa que es el factor más importante para encontrar empleo, por encima de la formación o la experiencia. Ahora hacer networking es más sencillo gracias a las redes sociales, pero además han surgido iniciativas que permiten conocer a otros profesionales en un entorno que combina ocio y negocios. La mayoría de las propuestas sigue un formato similar: se convoca el encuentro a través de redes como LinkedIn, Facebook o Twitter y los interesados acuden a la comida o cena, según el caso, armados con su mejor sonrisa y unas cuantas tarjetas de visita.

Entrepreneurs Network Barcelona empezó hace ocho años con cuatro británicos que solían quedar para comer; actualmente sus encuentros reúnen una tarde al mes a entre 40 y 60 personas, mayoritariamente extranjeros. "La idea es ayudar a emprendedores que llegan a Catalunya y no tienen claro cómo montar su negocio, sobre todo si no dominan el idioma", explica Lucy Davis, una de las organizadoras. Se invita a un ponente para ofrecer una conferencia, y después los asistentes se presentan mutuamente sus proyectos empresariales. "La filosofía es que sea un encuentro informal y a veces organizamos barbacoas y excursiones", destaca Davis.

The Business Lunch es otra iniciativa mensual dirigida a extranjeros residentes en Barcelona, aunque en este caso los encuentros son al mediodía. También la hora del almuerzo es la que aprovecha Business EAT, una nueva iniciativa de Business BCN que anima a la comunidad empresarial a reunirse una vez al mes "para comer y charlar, al mismo tiempo que generan sinergias y comparten ideas".

Casi 50 mujeres, todas profesionales independientes o ejecutivas, cenan juntas cada mes a través de Network & The City, otra iniciativa de networking nacida en Barcelona y que desde hace unos meses se celebra también en Madrid. "Los hombres suelen comer juntos y de ahí surgen negocios, pero las mujeres tienden a separar más el ocio de su vida profesional: por eso pensamos en organizar algo más allá del puro intercambio de tarjetas de visita", explican las hermanas Mari Ángels y Silvia Granado, propietarias de la agencia Doblemano y creadoras de esta red. Los encuentros incluyen una cena, un speed networking para que las profesionales se presenten rápidamente entre ellas y varias conferencias y talleres sobre temas tan diversos como los vinos, el maquillaje o los viajes para féminas, además de regalos y sorteos. "El problema de este tipo de acontecimientos es que puede juntarse gente de todo tipo, con intereses muy dispares, por lo que intentamos seleccionar participantes con intereses afines", explican las organizadoras. Por eso, sólo se puede asistir previa invitación o recomendación de otra participante.

La gastronomía es también parte importante de las iniciativas impulsadas por la cadena de restauración AN Group (propietaria de establecimientos como Mussol o La Botiga) junto a English Metas, Mowa Language Consulting y ConectorClub. Dos veces al mes, un restaurante de la cadena acoge una jornada de speed networking abierta a los profesionales interesados. El objetivo es aprovechar la cena para "ligar un proveedor, cliente potencial y/ o un futuro socio", explica Andrew Funk, uno de los organizadores.



En Francia triunfa el colunching

Los tradicionales cafésy bistrots de Francia son escenario cada día de otra peculiar fórmula de networking:en el país vecino lo han bautizado como colunching y la idea consiste en quedar para comer con un grupo de hasta ocho desconocidos para intercambiar opiniones, experiencias o incluso oportunidades profesionales. Los participantes envían y reciben invitaciones para estos encuentros a travésde una web específica creada por los organizadores (www.colunching.com). Una vez confirmados los asistentes, el propio grupo escoge fecha, hora y restaurante de encuentro. Es habitual que en algunos de estos almuerzos participen responsables de Recursos Humanos que encuentran en esta fórmula una vía un tanto diferente para conocer potenciales candidatos. La iniciativa ha tenido tanto éxitoque sus impulsores ya preparan el desembarco en el Reino Unido.


Rosa Barrón, traductora y asidua a eventos de networking: "He conocido nuevos clientes"

Rosa Barrón, de 34 años, es una asidua a los eventos de networking, entre ellos las cenas para mujeres de Network & The City. Gracias a los contactos que ha conocido allí, Barrón ha conseguido varios encargos para Cumlaude, su empresa de traducción. "Empecé a ir por probar, porque me pareció interesante poder hacer negocios y al mismo tiempo disfrutar de la noche", explica Barrón, que ve en estas iniciativas una manera de promocionar su negocio. "Ir a visitar potenciales clientes a sus empresas es útil pero frío, en cambio, así puedes presentarles tu trabajo y después tomarte una copa con ellos hablando de otras cosas", destaca.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.