Nuria Chinchilla habla en este artículo de Capital Humano de como los directivos sabios saben integrar en su estrategia las tres íes, innovación, inversión e ilusión, y así hacen una empresa más sabia.

Resumen:

Si lo pensamos bien, la empresa en sí misma no puede ser sabia, porque la empresa no és más que una entelequia. Son las personas que en ella trabajan quienes conforman la empresa a través de sus decisiones. En ese sentido, estamos hablando de directivos y de líderes realmente sabios. ¿Y qué significa sabio?

 

Publicado en el número 250 de la revista, de enero de 2011

Adjuntos:

Descargar este archivo (c331_empresas_sabias.pdf)
Empresas sabias: cambiando paradigmas en la dirección de personas
[4 págs. - pdf - castellano], 409 kB


Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.