Consejeros delegados y directores comerciales son los perfiles directivos con más salida en el 2011, dada la creciente internacionalización de las empresas españolas para compensar la caída de la demanda interna.

Si en los últimos meses el mercado laboral se ha vuelto reducido y exigente, en el selectivo mercado de perfiles directivos la situación no es muy distinta. El número de ofertas es bajo -se trata de puestos muy específicos-, y la mayor disponibilidad de candidatos de alto nivel que se han quedado sin empleo ha elevado el listón en los procesos de selección.

Sin embargo, el 2011 podría marcar un punto de inflexión. "En el conjunto mundial se percibe una tendencia de recuperación en la búsqueda de ejecutivos desde su punto más bajo, a finales del 2008: no todos los mercados se están recuperando a la misma velocidad pero para el 2011 hay una tendencia firme de mejora", pronostica Carlos Ochoa, socio director en Barcelona de la firma de headhunting Boyden.

Curiosamente, las posiciones de mayor nivel como dirección general, CEO, COO y consejeros podrían figurar en la lista de los más buscados. "Muchas empresas españolas que están creando filiales en otros países nos piden directores generales - explica Ochoa-. Además, compañías que han conseguido entrar ya en fase de expansión buscan directores generales con competencias diferentes para desarrollar negocio en esta nueva etapa". Otro filón de ofertas para los directivos de más alto nivel son, según Boyden, las empresas familiares, "que por protocolo quieren profesionalizar su gestión externalizando la dirección general".

Las áreas relacionadas con las ventas y con el control de costes seguirán generando el mayor número de ofertas directivas, tal y como ya ocurrió durante el 2010. "Incluso las empresas que han sufrido reestructuraciones nos piden nuevos directores comerciales, porque ahora su prioridad es recuperar ventas", explica Víctor Carulla, Managing Partner de Headway Executive Search. Según Carulla, las filiales españolas de multinacionales "que tienen que luchar para ser competitivas y que no les cierren la planta" buscan, por su parte, "controllers industriales y financieros para reducir costes".

Dada la creciente internacionalización de las empresas españolas para compensar la caída de la demanda interna, los perfiles directivos relacionados con la apertura de nuevos mercados seguirán entre los más demandados en el 2011. "El año pasado ya se vivió un gran aumento de demanda de directivos para regiones como Latinoamérica o Oriente Medio, y la tendencia va a continuar", explica Xavier Orozco, director general de IOR Consulting. Entre los más buscados en este sentido figuran gerentes, directores de nuevas plantas o directores de delegaciones comerciales.

Aunque se trata de posiciones de alto nivel, los salarios astronómicos para los perfiles directivos parecen haber pasado a mejor época. "Ha habido un ajuste a la baja -reconoce Orozco-: actualmente puedes contratar un buen directivo por un salario entre un 10% y un 15% más bajo que hace 10 años".


Director general. Un líder para la empresa

Debe asumir el liderazgo estratégicoy operativo de la compañía y debe ser capaz de transformarla en términos de desarrollo de producto, tecnología, operaciones y logística para garantizar un rápido y sostenido crecimiento. Segúnla firma de headhunting Boyden, es imprescindible tener "experiencia internacional con éxito probado en el liderazgo y desarrollo de las ventas, marketing y operaciones a escala global, y estar muy enfocado al crecimiento en términos de ventas y beneficio". Otro requisito muy valorado es la experiencia en operaciones de adquisición y compra de compañías en el ámbito internacional. Tambiénse requieren habilidades en control de costes y gestión de calidad. La remuneración suele situarse por encima de los 150.000 euros brutos anuales, más objetivos.

Director financiero. Disciplina con las cuentas

Da apoyo al director general en la formulación de la estrategia de negocio y en su ejecución para generar valor añadido al accionista. Además, asume la relación con la comunidad financiera e inversora. "Debe tener capacidad para negociar y habilidad para proveer la disciplina necesaria en la compañía en cuanto a la estructura del capital, las operaciones y el control", explican desde Boyden. Además, según esta firma, debe ser "analítico, creativo, inquisitivo, pragmático, íntegro y confiable". Para ocupar este puesto en una gran empresa es habitual que se exija al candidato un mínimo de entre 10 y 15 años de experiencia en una posición similar, a menudo en un entorno internacional. Según el tamaño y complejidad de la organización, el salario puede superar los 100.000 euros brutos anuales.

Director Comercial Internacional. Misión: abrir mercados

El director comercial internacional lidera un equipo de ventas para desarrollar negocio mediante la búsqueda de nuevas oportunidades de producto y mercados geográficos, diseñando y ejecutando la estrategia comercial a corto y medio plazo. Asume la relación y negociación con los clientes estratégicos y debe conocer a fondo los diferentes canales de venta y distribución. "Debe tener una experiencia mínima de 10 años en proyectos de desarrollo internacional o estableciendo filiales en el extranjero mediante acuerdos o alianzas estratégicas", explican desde Boyden. Además, debe tener orientación al cliente y estar habituado a trabajar en entornos complejos y sometidos a cambios y presión. Su salario puede superar los 100.000 euros brutos anuales más bonus por objetivos.

Director de Producción. Optimizando la fabricación

Establece los planes y presupuestos de producción y coordina las actividades de planificación, aprovisionamiento y programas de mejora continua. Debe optimizar los costes imputables a la cadena de valor bajo su responsabilidad para asegurar la rentabilidad y eficiencia de las plantas de fabricación, así como la calidad del producto y servicio al cliente. "Debe ser capaz de ejercer un fuerte liderazgo para mejorar la moral y productividad del equipo bajo su responsabilidad", explica la firma de headhunting Boyden, que subraya que es imprescindible "un mínimo de siete años de experiencia en posición similar, incluyendo experiencia en procesos de mecanización, líneas de montaje automatizadas y robótica". La retribución puede situarse por encima de los 90.000 euros brutos anuales más variable.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.