Hace tiempo que los grandes directivos se apuntaron a la moda del coach, es decir, un profesional que teóricamente le ayudará a ser mejor jefe, hablar en público, buenas redes sociales e incluso equilibrar vida laboral y personal. ¿Y si ese entrenamiento se aplicara a toda una empresa?

"El aprendizaje organizacional es como pelar una cebolla: lo mejor está en el centro, y para llegar ahí, hay que llorar". Marc Singer explica paciente a lo que se dedica Koerentia, la consultora "de aprendizaje organizacional desde el nuevo paradigma" que ha creado en Barcelona junto a tres socios: Víctor Gay, Josep Burcet y Borja Vilaseca. "No tratamos de cambiar las empresas, sino de transformar lo que ya hay. Se trabajan las personas, las relaciones y la cultura de la compañía", explica. "Solo si la empresa se conoce a sí misma y trabaja sobre los valores humanos logrará riqueza a medio plazo", defiende.

Hace tiempo que los grandes directivos se apuntaron a la moda del coach, es decir, a tener un entrenador laboral que les guía en todos los aspectos de su vida. Un profesional que teóricamente le ayudará a ser mejor jefe, hablar en público, buenas redes sociales e incluso equilibrar vida laboral y personal. ¿Y si ese entrenamiento se aplicara a toda una empresa? "Una compañía", dice Singer, "es como un organismo vivo, hecho de personas. Que las personas cambien hace que empresa cambie".

Cuando Koerentia, que empezó a funcionar hace unas semanas, llega a una compañía debe superar su primer obstáculo: hacerse escuchar. "Lo mejor", defiende Marc Singer, "es lograr hablar con el máximo responsable. Porque el cambio en una compañía se consigue comenzando por arriba y llegando después a los cimientos".

Para ser escuchado, reconoce, tanto a él como a sus socios les ayuda bastante su trayectoria. "Lo que cuento puede sonar raro. Pero yo no me he puesto una túnica y me he convertido en un gurú. Sé de lo que hablo porque vengo del mundo de la empresa", explica entre risas. A sus 33 años, Marc Singer fue directivo en multinacionales textiles y del calzado. Cursó un Executive MBA en la escuela de negocios IESE. Pero la dirección no le llenaba. "No podía innovar", recuerda. En 2009 lo dejó y dio un giro a su formación: autoconocimiento, coaching... El camino de casi todos los socios, entre los 29 y los 40 años, es similar.

Cuando una empresa contrata los servicios de Koerentia, la consultora lo primero que hace, cuenta Singer, es ofrecer una charla inspiradora. Después, pasan una encuesta que ellos mismos han creado para conocer a todas las personas que conforman la compañía. "Se trata de descubrir los egos, victimismos, niveles de compromiso...". Después la consultora elabora un plan de desarrollo para la organización.

El proceso para que la empresa y todas las personas que la conforman se conozcan y asimilen una cultura común y un objetivo compartido puede durar semanas o meses. El programa de actividades varía porque se elabora a medida. Koerentia tiene una larga lista de colaboradores, a los que contratan según la necesidad: liderazgo, talento, desarrollo...

"Las empresas tienen indicadores. Por ejemplo, el absentismo. ¿Cómo se acaba con él? Averiguando por qué se produce. ¿Por qué el trabajador recibe demasiada presión? ¿O por qué no encaja en la compañía? Si el problema es la persona, ella misma lo descubrirá y será quien decida marcharse", explica Singer. "Quejarse de tu empresa es una falta de respeto. Hay que estar agradecido con ella, porque eres tú quien ha elegido trabajar allí. Si no estás a gusto, elige irte", afirma.

¿Cómo reciben los empresarios a Koerentia? "De momento hemos contactado con seis empresas y dos ya nos han contratado. Una pyme y una multinacional", dice sonriente Marc Singer.


Objetivos

El dinero lo han puesto los socios. "Los gastos fijos son mínimos: no queremos actuar por necesidad. Ofreceremos a la empresa lo que necesite, no lo que sea más rentable para nosotros", prometen. Prevén facturar unos 120.000 euros.

Perfil

Koerentia la han creado Marc Singer, Víctor Gay Josep Burcet y Borja Vilaseca. Antes de llegar al mundo del desarrollo, los tres primeros desempeñaban puestos directivos. Vilaseca está vinculado al área editorial y colabora con El País.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.