El próximo año 2010, ISO publicará una norma para la elaboración de informes de RSC, una herramienta útil y uniforme para las empresas que publiquen sus acciones responsables. Será la ISO 26000: Guía sobre Responsabilidad Social.

Será una guía de apoyo con consejos sobre cómo las organizaciones pueden vincular sus políticas de responsabilidad social corporativa a los procesos actuales de gestión y otros sistemas de organización. Y después de largos meses de trabajo está en su recta final para convertirse en una realidad a lo largo del próximo año. De hecho, ISO (la Organización Internacional de Normalización), el organismo encargado del desarrollo de las normas a nivel internacional, acaba de hacer llegar un borrador de la nueva norma (que no será certificable) a todas las partes interesadas.

Por el momento, el proyecto cuenta con un respaldo récord, que ha quedado patente en lo numeroso del grupo de trabajo que ha elaborado en el borrador. Han sido 435 expertos que representan a 91 países y 190 observadores.

La guía servirá como base mundial para lograr una uniformidad en la elaboración de memorias de RSC, algo que hasta el momento es difícil. Los expertos esperan que las directrices tengan un gran impacto en la comunidad empresarial. El documento tiene el objetivo de ayudar a empresas y otras organizaciones a comprender la responsabilidad social, sus principios, materias fundamentales y asuntos relacionados con ellas; proporcionará orientación sobre cómo integrar un comportamiento responsable, identificar las partes interesadas e involucrarlas y cómo comunicar los compromisos y el desempeño de la organización en responsabilidad social.

Fases para su aprobación

El borrador de la Norma 26000: Guía sobre Responsabilidad Social, que será como se conozca tras su aprobación, estará sometido a audiencia pública hasta el próximo 14 de febrero. Los comentarios y votaciones del documento se realizarán a través de los diferentes organismos nacionales de normalización (en el caso español, Aenor). "Esta fase de cinco meses es la más importante en el proceso de desarrollo de las normas ISO", explican desde Aenor.

Los comentarios serán discutidos en la próxima reunión del grupo de trabajo de ISO sobre responsabilidad social corporativa, que tendrá lugar en Copenhague (Dinamarca) el próximo mayo. El documento resultante de Copenhague será, si el proceso avanza conforme a lo previsto, el borrador final de norma internacional, antesala de la nueva Norma Internacional ISO 26000 sobre Responsabilidad Social que tiene el objetivo de ser de utilidad para todo tipo de organizaciones (privadas, públicas, grandes y pymes) y pretende que puedan usarla tanto las compañías expertas en RCS como las que quieran iniciarse.


A la espera del Consejo Estatal

Mientras se espera que la ISO elabore un estándar internacional sobre RSC, en España los grupos de trabajo del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (Cerse) ultiman sus primeros borradores, que tendrán listos para antes de que acabe noviembre. Además, los expertos integrantes del consejo también abordan las directrices relacionadas con la transparencia, la comunicación y los estándares comunes que deberían tener los informes y memorias de sostenibilidad.

No es el único análisis que se realiza sobre RSC. Otros grupos de expertos trabajan para alcanzar conclusiones sobre aspectos como el consumo y la inversión socialmente responsable, la responsabilidad social y la educación, la gestión de la diversidad, la cohesión social y la cooperación al desarrollo. El papel de la RSC ante la crisis económica y su contribución a la competitividad y el desarrollo sostenible es otro de los ámbitos de estudio.

 

Acceso a página web del ISO: http://www.iso.org

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.