El reto del pleno empleo --lograr una tasa de ocupación global del 70% en 2010-- exigirá a los Quince crear entre 2002 y 2010 cerca de 15 millones de puestos de trabajo, la mayoría ocupados por mujeres y por trabajadores de mayor edad.

España, Grecia e Italia serán los países europeos que más esfuerzos habrán de realizar para acercar a la Unión Europea al objetivo que fijó la Cumbre de Lisboa de alcanzar el pleno empleo en 2010, según un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) al que tuvo acceso Europa Press.

El reto del pleno empleo --lograr una tasa de ocupación global del 70 por ciento en 2010-- exigirá a los Quince crear entre 2002 y 2010 cerca de 15 millones de puestos de trabajo, la mayoría ocupados por mujeres y por trabajadores de mayor edad. La tasa de ocupación de la UE alcanzó el pasado año una media del 63,9 por ciento, siete décimas más que en 2000 y cuatro puntos más que en 1995.

Para elevar esta cifra al 70 por ciento, los Quince deberán profundizar en sus reformas estructurales. En 2001, cuatro países ya se encontraban por encima de este umbral. Es el caso de Dinamarca, cuya tasa de ocupación rebasaba el 76 por ciento, Países Bajos (74,1 por ciento), Suecia y Reino Unido (ambos con un 71,7 por ciento).

ESPAÑA CRECE MÁS, PERO SIGUE LEJOS.

Cerca del objetivo también figuran Portugal, Austria y Finlandia, que superan el 68 por ciento, mientras que las tasas de ocupación de Alemania e Irlanda se aproximan al 66 por ciento. Por su parte, Francia y Luxemburgo se sitúan por debajo de la media comunitaria, con cifras cercanas al 63 por ciento, mientras que Bélgica ha reducido su tasa hasta casi el 60 por ciento.

Pese a que será de los países que más esfuerzos tengan que realizar para contribuir al objetivo del pleno empleo, la tasa de ocupación de España (56,3 por ciento) fue la que más creció en 2001 con respecto al año anterior. En concreto, aumentó 1,4 puntos en este periodo, cifra que se eleva hasta 10,4 puntos porcentuales si se compara con la de 1995. Por su parte, Grecia e Italia se encuentran a la cola de la UE en tasas de ocupación. El primero registró el pasado año una tasa del 55,4 por ciento, tres décimas menos que en 2000, mientras que la ocupación en Italia experimentó un incremento de 1,1 puntos en este periodo, hasta el 54,8 por ciento.

BUENAS PERSPECTIVAS PARA LOS CANDIDATOS.

Respecto a los diez países candidatos a la ampliación, el IEE, citando datos de la Comisión Europea, apunta a una mejora de sus mercados laborales para los dos próximos ejercicios. Así, prevé que el empleo aumente en el conjunto de estos Estados un 0,7 por ciento en 2003 y un 1,1 por ciento en 2004.

Las mejores perspectivas corresponden a Chipre, Letonia y Polonia, países en los que el empleo crecerá el 1 por ciento en 2003. Para 2004, se estiman incrementos del 1,3, 1 y 1,5 por ciento, respectivamente. A continuación se sitúan Eslovenia y Hungría, con previsiones de que el empleo aumente en un 0,8 por ciento en el próximo ejercicio.

Para 2004, el crecimiento previsto alcanza el 1 y el 1,2 por ciento, respectivamente. Por su parte, en Malta y Lituania se generarán en 2003 un 0,4 y un 0,3 por ciento más de puestos de trabajo (0,8 y 0,6 por ciento respectivamente para 2004), mientras que la República Checa tendrá un crecimiento cero el próximo año y del 0,1 por ciento en 2004.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.