El TS considera que el hecho denunciado es un "único comportamiento" y por lo tanto el despido es "improcedente". Las asociaciones de colectivos femninos se han mostrado claramente en contra.

Asociaciones que trabajan en la defensa de los derechos del colectivo femenino calificaron hoy de "vergüenza" la resolución del Tribunal Supremo (TS) que ha sentenciado que tocar el culo a una empleada no merece el despido. El alto tribunal considera que el hecho denunciado es un "único comportamiento" y por lo tanto el despido es "improcedente".

La presidenta de la Asociación para la Asistencia de Mujeres Agredidas Sexualmente, Maria Glòria Escudero, calificó de "humillante" los hechos sucedidos en la empresa Majorica, donde un directivo tocó el culo a una subordinada. El hombre, que fue despedido, con la aprobación del juez de Lo Social de Palma de Mallorca, recurrió la sentencia al alto tribunal balear, que le dio la razón.

Escudero aseguró a Europa Press que "existe una tolerancia" ante hechos como éste, aunque "se trata de un delito humillante que atenta contra la libertad sexual de la mujer". Para la portavoz de esta entidad, que se dedica a asesorar a mujeres que han sufrido agresiones sexuales, esta sentencia "da carta blanca a los jefes a hacer lo que quieran con sus subordinadas".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.