El imputado dejó de pagar gran parte del salario al demandante. Con el fin de eximirse de sus responsabilidades, el acusado aportó ante el juez 3 nóminas, dos recibos y un finiquito, en los que aparecía imitada la firma del denunciante.

La Audiencia Provincial de Madrid impuso una condena de ocho meses de prisión a un empresario que presentó documentos falsificados ante un juez para evitar tener que pagar el salario que adeudaba a uno de sus trabajadores, Abdellatif A., un inmigrante magrebí que le denunció por estos hechos.

Según la sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, el acusado, Miguel Ángel R.P., de 39 años de edad, contrató en mayo de 1998 a Abdellatif como trabajador de la construcción, finalizando dicha relación laboral en octubre de ese mismo año.

Durante esos meses, el imputado dejó de pagar a Abdellatif gran parte de los salarios que le correspondían, llegándole a adeudar 6.180 euros. Por ello, el empleado denunció a su jefe ante un juzgado de lo Social para reclamar la cantidad que le correspondía.

Con el fin de eximirse de sus responsabilidades económicas, el acusado aportó ante el juez tres nóminas de su empresa, dos recibos y un finiquito, documentos todos ellos a nombre de Abdellatif, en los que aparecía imitada la firma del denunciante, dando así a entender que éste había cobrado las cantidades reclamadas.

INDEMNIZAR AL DENUNCIANTE

El juzgado condenó al empresario, que recurrió ante la Audiencia Provincial, organismo que ratificó la condena, por considerar al acusado autor de un delito de falsedad en documento privado. El juez le imputaba haber presentado en un procedimiento pruebas falsificadas para eximirse de su responsabilidad.

La Audiencia Provincial de Madrid impone al condenado la misma pena, y además le obliga a indemnizar al perjudicado con 6.180 euros por los perjuicios causados. A juicio del tribunal, el empresario llevó a cabo una acción mediante la cual alteró la verdad induciendo a hacer creer a un magistrado que "la apariencia de lo auténtico era lo realmente verdadero", sin que fuese así.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.