Preguntas y respuestas acerca de los derechos a la intimidad y la propia imagen en el trabajo.

Pablo es comercial en una empresa del sector informático. Ha llamado a María, indignado, porque su jefe le ha pedido que mejore su aspecto y, concretamente, que se quite el pendiente que lleva en la oreja y se corte la coleta. María no ha sabido qué contestarle. No está segura de si esta situación puede provocar repercusiones legales y ha decidido preguntar a Íñigo acerca de los derechos a la intimidad y la propia imagen en el trabajo.

- Querido Íñigo:

¿Recuerdas a Pablo de Blas? Su jefe le ha prohibido que vaya al trabajo con pendiente y coleta. Me planteaba si la empresa puede actuar legalmente e imponerle una imagen concreta, también en la forma de vestir. Además, me han surgido algunas dudas sobre el derecho a la intimidad en el trabajo y te las envío por si tienes unos minutos para contestarme:

¿Puede la empresa leer los mensajes de la cuenta de correo que utilizo en el trabajo? ¿Y controlar las llamadas del móvil o los archivos del ordenador? ¿Puede el departamento de recursos humanos tener almacenados datos sobre mis revisiones médicas e inclinación sexual? ¿Es legal tener videocámaras de control de empleados en las instalaciones?

Espero que puedas sacarme de dudas. Gracias como siempre por tu ayuda. Un abrazo. María.

- Querida María:

La protección de los derechos a la intimidad y propia imagen en el trabajo es complicado. De un lado, están considerados en la Constitución como derechos fundamentales y merecen una especial protección. Por otro lado, hay que tener en cuenta la necesidad del empresario de organizar su empresa de la forma que estime conveniente para cumplir los objetivos marcados. Este derecho también está protegido por la legislación.

Te diré que el ordenador es una herramienta de trabajo y, por esto, el empresario tiene un interés legítimo en que sea utilizado de forma adecuada y según sus instrucciones. Ello hace que si bien, genéricamente, el trabajador tiene derecho a que se respete su intimidad respecto al uso privado del ordenador y sus programas (e-mail, por ejemplo), no impide que el empresario, si tuviera sospechas fundadas de un uso incorrecto de los mismos para finalidades ajenas a las propias del trabajo, pueda investigar sus contenidos. Para ello, se exigirán como garantías el conocimiento del interesado, la comunicación a los representantes de los trabajadores y tener una finalidad clara, por entender que se está produciendo un perjuicio empresarial.

Lo mismo se podría decir de las llamadas del teléfono móvil facilitado por la empresa. Como instrumento de trabajo, tiene una finalidad clara y cualquier desvío de dicho fin puede ser controlado por la organización.

Por lo que se refiere a almacenar información de los trabajadores sobre aspectos ajenos a su vida profesional (revisiones médicas, inclinaciones sexuales, etcétera), la ley los denomina "datos especialmente protegidos" por afectar a la vida privada del empleado, exigiéndose para su recogida, tratamiento y almacenamiento el consentimiento expreso del afectado, de tal forma que cualquier negativa del trabajador al respecto impediría que el empresario pudiera recabar estos datos, o, una vez recabados, mantenerlos almacenados o tratarlos de alguna forma.

Respecto a las videocámaras en los lugares de trabajo la ley es muy clara. Al empresario se le permite instalar cámaras o sistemas audiovisuales similares destinados a registrar la actividad de las personas en su puesto de trabajo y no en otros lugares, ya que el fin debe ser controlar el trabajo y no a las empleados.

Espero haberte ayudado. Por cierto, aconseja a Pablo que se quite el pendiente y la coleta si su empresa lo justifica convenientemente... Un abrazo, Íñigo.

¿Qué dice la ley?

Respecto al registro de efectos personales del empleado y del ordenador:

• Artículo 5 del Estatuto de los Trabajadores (ET) relativo a los deberes del trabajador y del poder de dirección del empresario.

• Artículo 20 del ET relativo al poder de organización y dirección del empresario.

• Artículo 18 del ET sobre registro de los efectos personales del trabajador.

• Artículo 18 de la Constitución Española sobre el derecho fundamental al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Respecto al poder del empresario sobre el control mediante sistemas audiovisuales:

• Artículo 20 del ET relativo al poder de organización y dirección del empresario.

• Artículo 2.2. y 7 de la Ley Orgánica 1/1982 de 5 de mayo de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

Respecto a la recogida y tratamiento automatizado de datos de carácter personal:

• Ley 15/1999 de 13 de diciembre.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.