El Juzgado de lo Penal de Barcelona ha condenado a penas de prisión a tres directivos de la constructora Vanguard por imprudencia con resultado de muerte de un trabajador. La sentencia también condena por un delito contra los derechos de los trabajadores.

El Juzgado de lo Penal de Barcelona ha condenado a penas de prisión a tres directivos de la constructora Vanguard, ubicada en Llinars del Vallès (Barcelona), por imprudencia con resultado de muerte de un trabajador, contratado a través de una empresa de trabajo temporal (ETT), según informó ayer el sindicato Comisiones Obreras de Catalunya.

La sentencia también condena por un delito contra los derechos de los trabajadores. Uno de los responsables de la empresa ha sido sancionado con una pena de dos años de prisión por imprudencia y uno por atentar contra los derechos de los trabajadores; otro directivo ha sido condenado a un año y seis meses respectivamente, y el último, a un año por cada delito. Asimismo, se les aplicará multas adicionales.

El trabajador fallecido era un joven de 21 años que murió aplastado por maquinaria de la empresa, según Europa Press. Fuentes del sindicato señalaron que 'en aquel momento la empresa carecía de un plan de prevención de riesgos laborales y de cualquier medida de seguridad '. CC OO de Cataluña valoró positivamente la sentencia, dictada tras la querella presentada por la familia del trabajador fallecido. Esta resolución complementa una anterior, dictada por el Juzgado de lo Social.

En opinión de la central sindical, esta resolución judicial 'representa un precedente que sitúa en su importancia la problemática de la seguridad en el trabajo '. España es el país con más accidentes laborales de la Unión Europea.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.