El mundo está cambiando, ¿y tú en qué vas a trabajar? La OIT ha lanzado una arriesgada propuesta a los políticos reunidos en la Cumbre del Clima en Copenhague: crear "impuestos verdes" para bajar cotizaciones sociales.

El mundo está cambiando, ¿y tú en qué vas a trabajar? La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó este lunes una arriesgada propuesta a los políticos reunidos en la Cumbre del Clima en Copenhague: crear "impuestos verdes" para bajar cotizaciones sociales. Es decir, "imponer un precio a las emisiones de CO2 (medida que será discutida en la Cumbre de Copenhague) y utilizar los ingresos a reducir los impuestos al trabajo". Esto, de acuerdo con sus cálculos, aumentaría el empleo un 0,5% para 2014 y crearía 14,3 millones de empleos en el mundo.

El Informe sobre el trabajo en el mundo - Crisis mundial del empleo y perspectivas (www.ilo.org) publicado por la OIT en Ginebra afirma que la economía se está recuperando de la crisis financiera que estalló en otoño de 2007. No obstante, advierte que no se ha recuperado el ritmo de creación de empleo. De hecho, sostiene que va a resultar complicado que se recupere si no cambian mucho las cosas y se centran en las personas y en el acceso a un trabajo decente. El problema es que a una situación de crisis se ha sumado en esta ocasión el cambio de modelo productivo. El mundo está evolucionando hacia una economía más responsable, pero nadie sabe aún cómo van a ser las reglas de juego y esto está retrasando la decisión más importante de las empresas: crear empleo.

El informe de la OIT elaborado por Raymond Torres, director del Instituto Internacional de Estudios Laborales, advierte que una retirada prematura pondría en riesgo la recuperación y en empleo. De hecho, dice que "el empleo no volverá a niveles previos a la crisis antes de 2013, a menos que los gobiernos tomen medidas decisivas". En los países emergentes esta recuperación del empleo no será hasta 2010. "Este informe confirma que a menos que se tomen y mantengan las medidas decisivas para apoyar el empleo, la recuperación genuina, con empleo, quedará definitivamente postergada", afirma Juan Somalia, director general de la OIT.

Retirada de ayudas

La OIT sostiene que la economía ha empezado a recuperarse, pero aún no se ha afianzado. Por eso una "retirada prematura" de las medidas públicas dispararía el paro en el mundo en 40 millones más. "Más allá de las primeras señales de recuperación económica y teniendo en cuenta el importante aumento del desempleo y del trabajo a tiempo parcial, las medidas de estímulo no deberían retirarse demasiado rápido", afirma Raymond Torres.

El informe indica que la prolongación de las medidas de estímulo fiscal permitirían aumentar el empleo un 7%. Además, sostiene que reintegrar las personas desempleadas al mundo laboral será menos costoso para las finanzas públicas. Por tanto, es imprescindible para que las economías reduzcan su endeudamiento y recuperen su estabilidad.

Tal como afirman los expertos de la OIT la duración y el alcance de la crisis del empleo podría reducirse si las medidas de estímulo y las políticas en general se concentran en el Pacto Mundial para el Empleo.

Basados en la experiencia de crisis anteriores analizadas por el FMI, sostiene que cerca de 5 millones de personas corren el riesgo de perder su empleo en 51 países si la recuperación no es suficientemente intensa. "La experiencia de crisis pasadas sugiere que este riesgo es particularmente grave en el caso de trabajadores poco cualificados y trabajadores en edad avanzada. Las personas que se incorporan al trabajo por primera vez, entre ellos los jóvenes y las mujeres, enfrentan mayores dificultades para obtener un empleo y están en mayor riesgo para abandonar el me5rcado de trabajo de manera definitiva y perder sus calificaciones".

Reforma laboral en España

En el caso concreto de España,la OIT se suma al FMI, la OCDE, el Círculo de Empresarios, CEOE, Fedea, y el Banco de España y demanda al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero medidas urgentes para corregir los desequilibrios del mercado laboral y crear empleo.

El principal autor del estudio, Raymond Torres, explicó a La Vanguardia que la destrucción del empleo se ha producido con mayor intensidad que en el resto de países desarrollados en relación a la caída registrada del PIB. Esto se debe, en su opinión, a cuatro razones. La primera es que la crisis internacional ha coincidido con el estallido de la burbuja de la construcción. La segunda razón, es que "no se han adoptado medidas amortiguadoras para mantener el empleo" como en Alemania, Holanda, etc. (desempleo a tiempo parcial).

La tercera razón, es la elevada temporalidad que ha provocado una dualidad dramática para los trabajadores con estos contratos que a los que simplemente no se les ha renovado. La cuarta razón es la ausencia de políticas activas de empleo para evitar el paro de larga duración. "Es el momento histórico para activar políticas activas a través de unos servicios públicos de empleo que funcionen de verdad". Y por último, la ausencia de reformas adoptadas con consenso social como las realizadas en Austria.

Los expertos del Ministerio de Trabajo comparten el pesimismo de la OIT en la creación de empleo. Estiman que España no recuperará el nivel máximo de afiliados en la Seguridad Social (18 millones en junio de 2008) en varios años. La razón está clara. El cambio de modelo productivo supone que no volverán a construirse 800.000 viviendas como era habitual en los años del "boom" inmobiliario. Esto significa la desaparición de casi un millón de empleos en la construcción. Por esta razón, el principal reto de la economía es encontrar fórmulas para crear empleo.

Acceso a web de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático 2009: http://es.cop15.dk

Acceso a web de la OIT: http://www.ilo.org/global/lang--es/index.htm

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.