Gobierno, patronal y sindicatos están negociando la creación de un fondo de solidaridad para ayudar a las zonas afectadas por la marea negra a través de la aportación de una décima de las cotizaciones sociales correspondientes a 2003.

Aumentará una décima y las partes negocian hoy qué porcentaje aportarán trabajadores y empresarios

Todos los asalariados y empresarios españoles, sin excepción, contribuirán a paliar los efectos del desastre del Prestige a través de un incremento de una décima de sus cotizaciones sociales, cuyos ingresos irán destinados a financiar esta crisis.

Patronal, sindicatos y Administración trabajan en la creación de un fondo de solidaridad con las empresas y trabajadores afectados por la marea negra, cuya cantidad podría ascender a unos 300 millones de euros. Esta cuantía irá destinada a recuperar el proceso productivo de las regiones dañadas y al mantenimiento del empleo.

El dinero para financiar este fondo saldrá mes a mes, solamente durante el año 2003, de las nóminas de los trabajadores y de las cuentas de cotización de las empresas.

Para ello se han barajado dos opciones: detraer parte de lo que se ingresa habitualmente por cuotas sociales o incrementar las cotizaciones. Patronal y sindicatos parecen haber optado por la última y han pactado incrementar 0,1 puntos las cotizaciones sociales.

No obstante, esta decisión no estaba totalmente cerrada a última hora de ayer y hoy está previsto que los responsables sindicales y patronales mantengan una reunión que, entre otros puntos, tratará de zanjar este asunto.

En dicho encuentro concretarán también qué parte del fondo aportará cada uno. En principio, la décima extraordinaria de cotización -que tiene un coste de 183 millones de euros- se pagará a partes iguales, 0,05 puntos (91,5 millones de euros) los empresarios y los otros 0,05 puntos, los trabajadores. Aunque otras fuentes manejan la posibilidad de que el reparto de la aportación fuera igual que el de las cotizaciones en las nóminas, esto es, 0,07 puntos a costa del empresario y 0,03 puntos a cargo del asalariado.

A los 183 millones de euros habrá que sumar otra cuantía de algo más de 90 millones que aportará la Administración del Estado como patrón de los empleados públicos. La idea es crear un fondo de aportación tripartita como el del Acuerdo Nacional de Empleo de 1986.

Previsiblemente, este aumento de las cotizaciones se enmarcará dentro del capítulo de cuotas por formación de trabajadores y empresarios. No obstante, las fuentes consultadas precisaron que los negociadores aún no han cerrado si este incremento irá con cargo a la formación, ya que esto podría acarrear problemas de tipo 'jurídico o técnico '. Si los problemas fueran insalvables, se podría crear una cuota extraordinaria por esta cantidad.

En cualquier caso, los agentes sociales planean que la cantidad total les sea adelantada por la Seguridad Social, ya que las cotizaciones se ingresan mensualmente y en condiciones normales no podrían disponer del fondo hasta finalizado 2003.

José María Fidalgo (CC OO), Cándido Méndez (UGT) y el presidente de CEOE, José María Cuevas, quieren presentar públicamente este fondo solidario el próximo viernes y que posteriormente el Consejo de Ministros del 27 del diciembre dé el visto bueno definitivo.

A pesar de las cuantiosas ayudas que las distintas Administraciones han ofrecido para paliar el desastre, hay voces que todavía se preguntan cómo es posible que el Gobierno no haya procedido todavía a la declaración de zona catastrófica de la zona afectada. Tan sólo se ha declarado zona de actuación especial y de emergencia para reparar los daños cuanto antes.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.