SEAT aprueba un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas. El recorte afecta a directores, gerentes y supervisores de diferentes áreas. El presidente de Seat, James Muir, ya había anunciado que prescindiría de los que no remaran a favor de la marca.

El comité ejecutivo de Seat tiene previsto aprobar hoy un plan de reducción de plantilla de unos 330 empleados entre los que figuran directivos y mandos intermedios. En los próximos días, la dirección de la compañía comunicará la decisión a los afectados y una oferta de bajas incentivadas y prejubilaciones que se negociarán de forma individualizada y sin expediente de regulación de empleo (ERE). El presidente de Seat, James Muir, enmarca el recorte en una racionalización del colectivo de 3.800 trabajadores de administración que incluyen a unos 1.500 con sueldos por encima de las tablas salariales del convenio colectivo, según indicaron fuentes sindicales. El pasado viernes, la dirección informó del plan a los sindicatos, que han pedido que se aplique mediante bajas y prejubilaciones voluntarias al tiempo que recordaron que los últimos recortes de plantilla han afectado exclusivamente a los operarios. Desde el 2005 han abandonado la compañía más de 2.000 trabajadores y, desde el 2008, se han aplicado cuatro expedientes de regulación de suspensión temporal de contratos. Las prejubilaciones se aplicarán a quienes tengan un mínimo de 57 años y formen parte del grupo de afectados. Dejarán la empresa a través de esta vía unas 130 personas. El resto lo hará con bajas incentivadas. Entre los afectados se incluye un grupo proporcionalmente importante de los 1.500 directivos y mandos que están por encima del convenio colectivo, entre ellos directores, gerentes y supervisores de área. La reducción se aplicará en casi todas las áreas de la administración, según fuentes del sector. De momento, Muir mantiene en sus puestos a los seis vicepresidentes del anterior máximo directivo, Erich Schmitt. Algunos de los empleados que dejarán la compañía serán sustituidos.

PERSONAL INDIRECTO / Fuentes de Seat indicaron hace unas semanas que se estaba llevando a cabo un estudio sobre la composición del personal indirecto. Según los datos correspondientes a diciembre del 2008 publicados en la memoria anual, la plantilla básica de la sociedad matriz de Seat ascendía a 10.697 personas, de las que 6.851 eran mano de obra directa, 1.081 eran indirectos y 2.765, personal directivo, técnico, administrativo y subalterno.

A los cuatro meses de asumir la presidencia de Seat, Muir ha pasado de las críticas a la gestión de la compañía a una reestructuración en un terreno que parecía vedado hasta ahora. En un encuentro de directivos del automóvil en IESE en noviembre pasado, Muir disparó las alarmas internas en Seat al asegurar que prescindiría de los que no remaran a favor de la marca. En cambio, ha dado garantías a los sindicatos de que no habrá más recortes de la plantilla de operarios.

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.