El Tribunal de Justicia de la UE estima que, para el ejercicio de algunas profesiones, se pueden imponer límites de edad, a condición de que esas limitaciones sean coherentes con el objetivo de proteger la salud o respeten ciertas políticas de empleo.

El Tribunal de Justicia de la UE (TdJ) ha estimado en dos sentencias, que para el ejercicio de algunas profesiones, se pueden imponer límites de edad, a condición de que esas limitaciones sean coherentes con el objetivo de proteger la salud o respeten ciertas políticas de empleo.

Los dos casos que tenía que elucidar el Tribunal de Luxemburgo procedían de sendas demandas prejudiciales de tribunales alemanes. El primero concernía la demanda sobre si se podía establecer como edad máxima, 30 años, para ejercer el oficio de bombero, cuando está directamente implicado en la extinción de incendios. El segundo caso concernía una demanda sobre el régimen legal alemán del seguro de enfermedad, que fija en 68 años la edad máxima par el ejercicio de la profesión de dentista dentro del seguro médico nacional convencionado.

En los dos casos, el TdJ de la UE interpreta la directiva 200/78, que prohíbe la discriminación basada en la edad para obtener un empleo. El Tribunal considera que esta directiva no se opone a que existan medidas nacionales para la protección de la salud, al mismo tiempo que permite al legislador nacional prever en algunos casos una diferencia de trato, fundada en la edad o en una característica ligada a la edad, lo que no constituye una discriminación y por lo tanto no esta prohibida.

El Lander de Hesse establece el límite de 30 años para los bomberos en contacto con el fuego, para asegurar el buen funcionamiento de los bomberos profesionales. El TdJ estima que esta limitación de edad cumple las condiciones previstas en la directiva. Además esa condición asegura el buen funcionamiento de ese servicio de bomberos, lo que constituye un objetivo legítimo. Disponer de capacidades físicas adecuadas es importante para el ejercicio de esa profesión.

Respecto al limite de edad para los dentistas convencionados, el TdJ precisa que no seria aceptable si el objetivo fuera solo proteger la salud de los clientes, al disminuir la capacidad de los dentistas por la edad, si ese limite no se establece también para los dentistas no covencionados. Por otro lado, el régimen alemán permite a los dentistas continuar a ejercer la profesión fuera del régimen convencionado, más allá de los 68 años. La directiva no se opone tampoco, si ese límite tiene como objetivo repartir el empleo entre generaciones.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.