Según un estudio, son las empresas con jornada continua las que, en la práctica, demuestran una mayor productividad. ¿A qué se debe esto? ¿Cuáles son las causas, en principio poco evidentes, que generan este efecto?

Hablando con el lenguaje del Profesor de Psicología de la Universidad de Harvard, David McClelland, los españoles tenemos una elevada necesidad de afiliación. La familia, los amigos, los compañeros… conforman nuestro universo social y en torno a él gravitamos cumpliendo nuestras particulares leyes orbitales. El actual entorno laboral, con unos horarios intensivos en cantidad y no en calidad, ha hecho que el trabajo sea nuestro principal entorno de afiliación. Pero cuanto más afiliamos, menos producimos…

Publicado en el número 42 de la revista, de enero de 2010

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.