El auge de las redes sociales empieza a crear nuevas ocupaciones aún poco conocidas y que a menudo no tienen una formación específica. Una de estas nuevas profesiones es el Community Manager que gestiona las redes sociales.

Desde su nacimiento, internet no ha parado de revolucionar el ámbito social, pero también el laboral. El mundo de la World Wide Web ha originado decenas de nuevas profesiones, desde programadores y diseñadores web hasta especialistas en comercio electrónico. Pero la revolución no ha finalizado. La denominada web 2.0, basada en servicios que fomentan el intercambio de información entre usuarios como las redes sociales o los blogs, está generando la tímida aparición de nuevas ocupaciones aún muy poco conocidas.

La más consolidada es la de community manager,un puesto habitual en las empresas anglosajonas que en los últimos meses ha empezado a implantarse en compañías como Banc Sabadell, Repsol, Bankinter o El Corte Inglés. Su función principal es comunicarse con los clientes a través de las redes sociales y recoger todo lo que digan estos para ayudar a mejorar internamente la compañía. También suele encargarse de mantener actualizada la presencia de la compañía en redes como Facebook o Twitter.

José Antonio Gallego, presidente de la Asociación Española de Responsables de Comunidad Online (Aerco) y community manager del BBVA, explica que su jornada diaria empieza analizando qué se ha dicho sobre el banco en las redes sociales y elaborando un informe con la información relevante para los diversos departamentos. "Si detectamos un tema importante vinculado a nuestra entidad o a la competencia, profundizamos hablando con líderes de opinión y llevamos la información al departamento correspondiente para que pueda mejorar ese producto o servicio", explica Gallego.

El sueldo de un community manager sénior suele situarse a partir de los 30.000 euros. Al tratarse de un perfil muy nuevo, en España apenas existen profesionales de este tipo con experiencia, por lo que muchas personas procedentes de otros ámbitos acaban reciclándose para ejercer este tipo de funciones. Es el caso de Albert Medrán, un politólogo que ejerce de consultor de comunicación on line en Llorente & Cuenca. Su campo de aprendizaje, como el de la inmensa mayoría de los profesionales 2.0, fue su propia experiencia personal, en su caso como autor de blogs. "Mi trabajo depende de las necesidades de cada empresa, muchas de ellas firmas del Ibex 35 que necesitan orientación estratégica para saber qué pueden hacer en las redes sociales", explica Medrán, de 25 años.

La juventud es la tónica general entre estos nuevos profesionales. "La mayoría de los candidatos tiene entre 25y 35 años", señala

Manuel Fidalgo, consultor de tecnología de Page Personnel. Según esta firma de selección, entre los más cotizados figuran los consultores SEO, un perfil de carácter técnico - se requiere ingeniería en informática-cuyo sueldo puede alcanzar los 60.000 euros anuales. Su misión es posicionar a la compañía en los primeros puestos de los buscadores de forma natural, mientras que el consultor SEN busca el mismo objetivo mediante campañas de marketing. Las empresas también tienen problemas para encontrar programadores con experiencia en lenguajes muy utilizados en la web 2.0 como . NET, PHP y J2EE. Los sueldos se sitúan en torno a los 35.000 euros.

Aparte de estos perfiles específicos, el manejo de la web 2.0 acabará formando parte del trabajo diario de todo tipo de profesionales. "Los valores 2.0 formarán parte de la cultura empresarial y será una habilidad transversal", augura Javier Celaya, fundador de Dosdoce y autor de numerosos libros sobre la web 2.0. Por ejemplo, un abogado tendrá que conocer las implicaciones legales de las redes sociales y un director de RRHH tendrá que incorporar estas herramientas a la gestión de equipos. Según Celaya, "las empresas tienen ya muchos empleados que usan redes sociales en su vida personal, sólo falta ver cómo pueden aplicar esas habilidades a su trabajo".


Profesionales autodidactas y a la última

De momento, las profesiones 2.0 son prácticamente autodidactas. Por ejemplo, para ser community manager - el perfil más consolidado en este ámbito-no existe formación reglada en España, aunque la Asociación Española de Responsables de Comunidad Online (Aerco) imparte cursos propios. Su presidente, JoséAntonio Gallego, descubrió esta profesión en EE. UU., mientras trabajaba para eBay. "Lo más importante para ejercer esta profesión es dominar las redes sociales y herramientas de la web 2.0, tener un alto nivel de empatía y capacidad analítica y experiencia en marketing y comunicación", explica Gallego, que actualmente ejerce este puesto en el BBVA. Manuel Fidalgo, consultor de tecnología de Page Personnel, añade un requisito más: "Cualquier perfil 2.0 debe dominar el inglés,no sólo el técnico,sino tambiénel coloquial que se habla en las redes sociales".


"Mis padres aún no entienden a qué me dedico"

La mayoría de los veinteañeros pasa muchas horas en Facebook, Tuenti o Twitter. Yolanda García, de 26 años, también.La diferencia es que ella, además, ha convertido los entresijos de estas redes sociales en su profesión. Asesora de comunicación on line en Tinkle y docente en el máster en Comunicación Corporativa e Institucional Digital PR 2.0. de la Universidad de Alcalá, su trabajo no es fácil de explicar. "Mi día a día comienza con un repaso a mi lector de feeds y la consulta de las actualizaciones en los perfiles que tengo en las diferentes redes sociales - explica-.Es básico conocer casos de organizaciones y detectar nuevas tendencias. Luego reviso los materiales relacionados con mis clientes, para detectar temas donde debemos dar respuesta proactiva". Y es que, segúnGarcía, "en este nuevo contexto de economía de la atención, es clave ser ágil en la interacción con el públicoobjetivo". Como muchos otros profesionales vinculados a la web 2.0, Yolanda García ha sido una autodidacta. "Cuando empecéa estudiar Periodismo, mis padres estaban ilusionados imaginándome como presentadora de los informativos en una cadena de televisión o redactando crónicas desde algúnpaís del mundo - recuerda-.No pensaban que acabaría dedicándome a esto… y, de hecho, creo que aúnno tienen muy claro a quéme dedico".

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.