Que un trabajador perciba que su organización permite una conciliación efectiva entre el trabajo y la vida personal depende, en gran medida, de la capacidad de su jefe para crear un ambiente favorable en este sentido.

Según este artículo de Personnel Today*, para muchos trabajadores, la cultura organizacional se personifica y manifiesta en las actitudes y comportamientos de su jefe inmediato. Por lo tanto, que un trabajador perciba que su organización permite una conciliación efectiva entre el trabajo y la vida personal depende, en gran medida, de la capacidad de su jefe para crear un ambiente de confianza y respeto. En este contexto, se pueden señalar 5 medidas para que un directivo cree un ambiente favorable a la conciliación entre la vida laboral y la personal en su oficina:

1. Desarrollar líneas de comunicación abiertas. Los empleados deben percibir que se pueden aproximar al jefe para tratar temas personales y de equilibrio con su situación laboral cuando sea necesario.
2. Comprender la situación personal de cada empleado individualmente. Es importante entender que en términos de vida personal y familiar no existe un único modelo que pueda valer para todos. Las necesidades de cada trabajador serán distintas y concretas. El directivo debe dedicar tiempo a conocer las circunstancias personales de cada miembro de su equipo. Esto le permitirá reconocer necesidades reales y proponer mejores soluciones.
3. Dar ejemplo. Ser un modelo o dar ejemplo es un instrumento muy bueno para demostrar el compromiso de la organización en la conciliación laboral y familiar. Además, refuerza el mensaje de que se puede progresar dentro de la organización aún haciendo elecciones orientadas a la vida personal.
4. Demostrar una preocupación, una empatía y una confianza reales hacia los trabajadores. La sinceridad en la atención hacia las necesidades de los empleados es vital para mostrar que tener necesidades personales no es incompatible con la lealtad hacia la empresa y un buen rendimiento. De hecho, los trabajadores cuyo jefe comprende sus preocupaciones tienden a ser más leales y a estar dispuestos a realizar un esfuerzo extra cuando sea necesario.
5. Empowerment. Es responsabilidad de los directivos y altos cargos garantizar la existencia de las condiciones necesarias para facilitar la conciliación entre trabajo y familia. Capacitar a los empleados para que sean ellos quienes puedan elegir y equilibrar su vida personal con su vida profesional.

Artículo Original http://www.personneltoday.com/pt_news/news_feat_det.asp?liArticleID=18205

Claire McCartney, “Five steps to becoming an effective work-life balance manager”. PersonnelToday.com, 01/04/2003. (Artículo consultado online: 02/06/03)

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.