La crisis tiene efectos imprevistos, como la aceleración de la convergencia laboral de mujeres y hombres. La especialización del colectivo femenino en el sector servicios y su perfil profesional con una formación media elevada son su escudo protector.

La crisis tiene efectos colaterales imprevistos, como la aceleración de la convergencia laboral de las mujeres con los hombres. La especialización del colectivo femenino en el sector servicios, que en épocas de bonanza les perjudicaba salarialmente, y su perfil profesional con una formación media elevada han actuado como escudo protector y harán que las mujeres ocupen una gran parte de los nuevos empleos que se creen cuando se reactive la economía, según un estudio elaborado por el catedrático Josep Oliver para el Índice Laboral Manpower.

Los datos muestran una aparente paradoja entre una gran incorporación de mujeres al mercado de trabajo desde el 2008, con 494.000 nuevas activas, y un aumento del desempleo mucho más moderado que el de los hombres (779.000 paradas en dos años frente a 1,3 millones de desempleados). La consecuencia es que la tasa de paro de las mujeres, que ha sido históricamente más alta que la de los hombres, es ahora solo cinco décimas superior a la masculina (19,2% frente a 18,7%).

FRENO A LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO / Lo que ha pasado durante la crisis puede ser solo el aperitivo de la tendencia laboral para el futuro. Desde el inicio de la recesión, se han destruido 248.700 puestos de trabajo ocupados por mujeres frente a 1,5 millones de hombres, con la circunstancia añadida de que la crisis laboral es probable que haya tocado fondo para las mujeres. Desde marzo del 2009, se ha producido un «claro frenazo» en la pérdida de empleos femeninos, con solo 44.000 en el segundo semestre del año pasado.

El patrón histórico de que las mujeres aprovechan mejor los ciclos de expansión y tienen más resistencia en las crisis también se cumplirá cuando se reactive la economía. «La construcción no recuperará ni mucho menos todos los empleos perdidos y la industria probablemente tampoco y mejorará lentamente, por lo que el grueso de los nuevos puestos de trabajo se centrará en los servicios, donde las mujeres tienen más peso», explicó Josep Oliver.

Articles relacionats / Artículos relacionados

Suscríbete gratuitamente a nuestros boletines

Recibe noticias e ideas en Recursos Humanos.
Suscripción

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una mejor experiencia de navegación por nuestra web.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su utilización.